17/08/2017, 14.20
CHINA - ASIA DEL SUR
Enviar a un amigo

Mientras prosigue la confrontación con la India, China cierra acuerdos con Nepal y Pakistán

Hace tres meses que los ejércitos de Delhi y Beijing se encuentran alineados uno contra otro en Bután. Con Katmandú, el vice premier chino firma un paquete de ayudas humanitarias y un acuerdo para la exploración de recursos naturales. China propone la apertura de una refinería en Karachi, con un polo petroquímico por un valor de 4 millardos de dólares. 

Nueva Delhi (AsiaNews) – Mientras continúa el cara-a-cara entre los ejércitos de Delhi y Beijing en el altiplano de Doklam, en Bután, que ya entra en su tercer mes, China ha firmado una serie de acuerdos con Nepal y Pakistán. Según los analistas, los nuevos entendimientos arriesgan precipitar aún más las tensiones entre los dos gigantes asiáticos, que ya está llegando al máximo nivel, con acusaciones recíprocas de ocupación. Al mismo tiempo, se teme que todo el Sur de Asia quede absorbido en una disputa que parece un fenómeno aislado, pero que en realidad hunde sus motivos en la profunda aversión que caracteriza las relaciones entre las dos economías más importantes de Asia.

Nepal, que siempre ha sido considerado como un país satélite de la India, pero sobre el cual China tiene colocadas sus miras expansionistas hace tiempo, fue el país al que se dirigió Wang Yang, el vice primer ministro chino. En Katmandú, firmó un paquete de ayudas humanitarias por un valor de un millón de dólares, además de un acuerdo para la exploración de recursos naturales, como pueden ser el gas y el petróleo.  

Antes de hacer su arribo a Nepal, el 14 de agosto pasado, Wang participó en las celebraciones por el 70mo aniversario de la independencia de Pakistán. Al hablar con la prensa, el representante de Beijing prometió acelerar las obras para la construcción del Corredor Económico China-Pakistán, que forma parte de la estrategia del “One Belt, One Road” (OBOR), el cinturón de puertos y ferrocarriles que permitirá a los productos chinos llegar hasta el corazón de Europa.

Inmediatamente después de la visita, se dio a conocer la propuesta china de abrir una refinería en Karachi, con un polo petroquímico anexo. El costo del proyecto gira en torno a los 4 millardos de dólares, y Beijing incluso ha pedido que se le asigne una porción de tierras de propiedad pública cuya superficie es de 500 a 1000 acres. El pedido de asignación de tierras deberá ser aprobado por los gobiernos provinciales de Sind y de Baluchistán, y ya se habla de los beneficios que esto podría implicar: para Islamabad, el proyecto permitirá al país ser menos dependiente de los recursos provenientes del Oriente Medio; para Beijing, conforma una pieza más para su expansión comercial.

En tanto, sigue agudizándose el enfrentamiento entre los ejércitos de la India y de China en el altiplano de Bután. Ayer se dio la noticia de que los militares indios habrían frustrado un intento de un grupo chino de infiltrarse en la zona cercana al lago Pangong, repeliendo la incursión con el lanzamiento de piedras. Días atrás, el premier indio Narendra Modi intervino echando leña al fuego. En ocasión de las celebraciones por la independencia –que en la Unión se celebra el 15 de agosto- él afirmó: “La India tiene la capacidad de defenderse de cualquiera que busque actuar contra nuestro país. La seguridad es nuestra primerísima prioridad”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
China, dron indio ‘invade el espacio aéreo’ y se precipita a tierra
07/12/2017 10:20
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El nacionalismo hindú de Modi podría desencadenar otra guerra, según palabras de Global Times
20/07/2017 11:07
Se firman acuerdos comerciales entre Beijing y Washington, luego de las amenazas pasadas
12/05/2017 11:22
Se restablece la paz entre la India y China: marcha atrás en amenazas de un enfrentamiento militar
29/08/2017 11:39