13/08/2020, 10.20
BIELORRUSIA-RUSIA
Enviar a un amigo

Minsk, Mons. Kondrusiewicz: Dialogar por la paz. Kirill y los obispos ortodoxos aplauden a Lukashenko

de Vladimir Rozanskij

Los obispos católicos piden el fin de la violencia y que se inicie una mesa de tratativas entre el gobierno y la oposición. Para Kirill, la victoria de Lukashenko “exalta la atención a las cuestiones espirituales y morales de la vida de las personas”. Para algunos sacerdotes ortodoxos son una “humillación de la dignidad humana”. ContinúaN las manifestaciones y los enfrentamientos.

 

Moscú (AsiaNews)- La grosera falsificación de las elecciones presidenciales del 9 de agosto pasado, llevó al jefe de la Iglesia católica en Bielorrusia, el arzobispo metropolitano de Minsk-Mogilev, Tadeusz Kondrusiewicz (que fue obispo de Moscú), a dirigir un pedido a las autoridades del país y a los representantes de la oposición. El pedido fue difundido el 11 de agosto por el canal Telegram católico Religija segodnja. El metropolitano observa que un conflicto de tal portada se verifica por la primera vez en la historia reciente de Bielorrusia y pide se inicien las tratativas.

El arzobispo Kondrusiewicz (Foto 1) exhorta: “En este momento crucial de nuestra historia, en nombre de Dios y de su infinita misericordia, del amor y de la paz, yo me dirijo a todas las partes en conflicto, con el pedido de interrumpir toda acción violenta. Que vuestras manos creadas para el trabajo pacífico y la concordia fraterna, no se levanten con las armas, ni las piedras. Que en lugar de la fuerza de las armas reine la fuerza de los argumentos fundados sobre el diálogo en la verdad y sobre el amor recíproco. Basándose sobre las “seculares tradiciones eslavas”. Él propone formar en tiempos breves una mesa redonda, para que detrás de ella y “no detrás de las barricadas” se puedan buscar las vías de salida de la crisis”.

La Iglesia católica en Bielorrusia es mayoritaria en las regiones occidentales del país, en la frontera con polonia; está presente en modo significativo en otras regiones de mayoría ortodoxa. También Mons. Oleg Budkevič, obispo católico de Vitebsk (Foto 2), ciudad cercana a la frontera con Rusia, dirigió un pedido en favor de la pacificación nacional subrayando que la “única vía de salida es la búsqueda de la verdad y la verdad no está nunca de la parte de la violencia… es claro que no vivimos en un mundo ideal, pero siempre existe la posibilidad de usar el sentido común, ¡siempre! Mons. Budkevič invitó a los creyentes a usar la única arma eficaz, aquella de la oración del santo Rosario.

El metropolitano de Minsk, Pavel (Ponomarev, Foto 3), exarca patriarcal de toda Bielorrusia, siguió el ejemplo del patriarca de Moscú Kirill  (Gundjaev) y se congratuló con el presidente Lukašenko “por la elección al elevado y responsable rango de presidente de la República de Bielorrusia”. Pero las congratulaciones llegaron con un cierto atraso respecto a los resultados oficiales comunicados por las autoridades. El metropolitano Pavel, a diferencia de Kondrusiewicz, esun ciudadano ruso y no bielorruso y Lukašenko declaró que confía en él “para la defensa de la soberanía de Bielorrusa, la custodia de la herencia espiritual y el reforzamiento de la estabilidad social y económica de nuestra patria”, lanzando un mensaje indirecto de amistad hacia el mismo presidente ruso Vladimir Putin.

El patriarca de Moscú, Kirill había subrayado a su vez que la victoria de Lukašenko “exalta la atención a las cuestiones espirituales y morales de la vida de las personas, como lo atestigua la fructífera colaboración entre los órganos del poder estatal y el exarcado ortodoxo en Bielorrusia”. El status de metropolitano Pavel se lo puede comparar con aquel del metropolitano Onufryj (Berezovskij) de Kiev, jefe de una Iglesia autónoma, pero al mismo tiempo sometida a Sínodo moscovita. Los pedidos de Kirill y de Pavel no tuvieron ciertamente un impacto favorable sobre la opinión pública bielorrusa, muy enojada por las falsificaciones electorales. Hasta algunos sacerdotes declararon que tales acciones por parte de las autoridades son una “humillación de la dignidad humana”.

La teóloga ortodoxa bielorrusa Natalia Vasilievič escribió en Facebook que “las autoridades ejercitan presiones sobre los sacerdotes ortodoxos que participaron en las protestas”, frenando hasta el apoyo que ellos demuestran en las redes sociales. Por otro lado, a cuatro días de las elecciones, las protestas no hay señales que se detengan, después del “exilio” a Lituania de Svetlana Tikhanovskaja, la candidata de la oposición. En Minsk, algunos centenares de mujeres vestidas de blanco formaron una cadena humana con flores en la mano en solidaridad con la Tikhanovskaja y con las víctimas de las protestas. Uno de los candidatos excluidos, Valerij Tsepkalo, anunció en Telegram querer fundar un “Frente de salvación nacional” para la defensa de la democracia en Bielorrusia y querer dirigirse a la Unión Europea para buscar apoyos. Tsepkalo pidió a todos los bielorrusos reconocer a Tikhanovskaja como legítima presidente del país. El mismo Lukašenko decidió convocar a una “consultación especial” sobre la situación, aún considerando que “los desórdenes son orquestados en el extranjero”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Camiones con soldados rusos se dirigen a Bielorrusia
18/08/2020 10:57
Cristianos de Minsk, la procesión por la paz
17/08/2020 11:11
El Papa desearía visitar Bielorrusia. En tanto, llega el nuevo nuncio
17/09/2020 10:19
Mons. Kondrusiewicz: Los jóvenes bielorrusos quieren vivir de una manera diferente
04/09/2020 14:00
Los católicos bielorrusos apoyan a mons. Kondrusiewicz, ‘exiliado’
03/09/2020 12:32