22/02/2019, 17.07
CHINA - ARABIA SAUDITA
Enviar a un amigo

Mohammed bin Salman y Xi Jinping: Unidos por la Ruta de la Seda, y contra el terrorismo

Un viaje por Oriente para escapar de las difíciles relaciones con Occidente, luego del asesinato de Jamal Khasshoggi. Puesta en marcha de un proyecto en común para instalar una refinería y una industria petroquímica en Liaoning. El silencio de Riad sobre el destino de los uigures.  

Beijing (AsiaNews) – El príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman (MBS) se reunió hoy con el presidente chino Xi Jinping confirmando una relación “que data de largo tiempo” y en la cual jamás se ha experimentado “ningún problema”. El príncipe llegó de visita en el día de yaer, tras haber estado en Pakistán y la India. Ayer, los respectivos ministros de Relaciones Exteriores, Adel Al Jubeir y Wang Yi, expresaron tener una unidad de perspectivas en el campo de la economía, la lucha contra el terrorismo y la autodeterminación.

 

En el campo económico, China tiene intenciones de proseguir con el proyecto de la Belt and Road Initiative (la Nueva Ruta de la Seda), haciendo partícipe también a Riad, que a su vez está abocada a realizar la “Saudi Vision 2030”, un proyecto de modernización y diversificación de la economía, impulsado por el mismo MBS.

La colaboración se ve aceitada por la compañía petrolera saudita Aramco, que ha firmado un acuerdo para un joint-venture por un valor de 10 millardos de dólares, a fin de instalar una refinería y una industria petroquímica en Liaoning. Las autoridades sauditas también han anunciado 35 memorándums para impulsar una colaboración en el campo de la energía, la minería, el transporte y el e-commerce.

En la lucha contra el terrorismo, la colaboración se da bajo un manto de silencio. Sobre Arabia Saudita recae la sospecha de su apoyo a numerosos grupos fundamentalistas en el mundo. Sin embargo, en virtud de su amistad con China, Riad jamás ha condenado la violencia perpetrada contra los uigures por mano de Beijing. Todavía hoy, hay cuando menos un millón de uigures –una población islámica de lengua turca que habita el Xinjiang- encerrados en campos de trabajo forzado.  

En lo que respecta a la autodeterminación, ambos países han afirmado que ellos se oponen a cualquier “interferencia de fuerzas extranjeras en los asuntos internos” de sus países. En el caso de China, se alude claramente a los EEUU y a la guerra de aranceles que está provocando problemas en la economía del país. También para Arabia Saudita, el problema se centra en los Estados Unidos, que, después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, busca distanciarse precisamente de MBS, el presunto mandante del homicidio. Por su parte, Europa quiere incorporar a Arabia Saudita a la lista negra del dinero reciclado, acusándola de hacer muy poco para poner freno al financiamiento de los grupos terroristas y del crimen organizado.

Según analistas del sector, el viaje de MBS ha servido precisamente para sembrar nuevas amistades en Oriente, en vista de la difícil atmósfera que se respira con Occidente.

MBS también aspira a volver a ser el socio estratégico privilegiado de Beijing en la venta de petróleo, un rol que el presidente mantiene firmemente con Rusia. Al mismo tiempo, Riad busca alianzas para aislar o contener a Irán. Sin embargo, justamente un día antes de la llegada de MBS a Beijing, Xi se encontró con  Ali Larijani, el presidente del parlamento de Teherán.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
‘La nueva era’ entre palomitas de maíz y la película Marvel: los sauditas vuelven al cine
19/04/2018 18:32
Después de 35 años, vuelve el cine a Arabia Saudita
12/12/2017 12:27
Pakistán construirá la represa sin Beijing. Cruje la Belt and Road Initiative
20/11/2017 16:24