16/05/2018, 14.06
RUSIA - EEUU

Moscú responde con un ‘mano a mano’ a las sanciones de los EEUU

de Vladimir Rozanskij

Se votaron contramedidas para penalizar las importaciones de productos, las inversiones y propiedades de los ciudadanos de los EEUU. También se tomaron medidas contra los “traidores”: afectan a quienes, por miedo a las sanciones, no inviertan en Crimea o no comercien con empresas azotadas por el embargo de los EEUU. La experiencia de los “amigos” iraníes y cubanos.

Moscú (AsiaNews) – Dos días atrás, la Duma del Estado, es decir, el Parlamento ruso, aprobó por unanimidad medidas en respuesta a las sanciones implementadas contra Rusia, que fueran decididas por el Congreso americano a principios del mes de abril. Las sanciones estadounidenses se dirigen fundamentalmente contra empresas, dirigentes y funcionarios públicos cercanos al Kremlin, impidiendo que se entablen relaciones con ellos. Se trata de un nuevo episodio dentro de la “guerra de sanciones” iniciada en el 2014 luego de la anexión de Crimea; en aquél entonces, frente a las sanciones, los rusos respondieron con la denominada ley “del queso y del jamón”, que prohibía la importación de productos agrícolas de los “enemigos” occidentales.

Las nuevas contra-sanciones rusas han sido pensadas para responder con un “mano a mano”, tal como declaró el diputado Andrej Isaev, tras haber observado la experiencia de los “amigos” iraníes -que luchan desde siempre con las limitaciones impuestas por los americanos, sobre todo bajo el gobierno de Trump- pero también las medidas de la Unión Europea contra Cuba en épocas pasadas.  Según Isaev “las sanciones contra Rusia fueron decididas despreciando todas las normas del derecho internacional, eludiendo las reglas de la ONU, sin examinar pruebas contrarias a las acusaciones, e incluso extendiéndose inmediatamente a los lazos de los acusados… muchas fábricas de aluminio que han sido afectadas por las sanciones infunden vida a ciudades y pueblos, por ende, esta guerra va dirigida contra el pueblo ruso, contra el Estado ruso por entero”.  

Las decisiones de la Duma incluyen el establecimiento de límites para el trabajo en Rusia de los ciudadanos de los Estados Unidos, así como [para ciudadanos] “de otros Estados que apoyen sus políticas”; la propuesta de poner en marcha la producción de marcas americanas falsas; la prohibición de la importación de medicamentos y productos agrícolas americanos, así como de bebidas alcohólicas y tabaco; el impedimento para ciudadanos de los EEUU adquieran propiedades privadas en Rusia, etc.… Según Sergej Mironov, quien encabeza el partido “Rusia justa”, “algunos sectores de la economía americana sentirán muy rápidamente los efectos de las contra-sanciones”.

 

También leyes para los “traidores”

Además de tales medidas, la Duma ha aprobado una ley “sobre responsabilidad penal, que rige para aquellos que apoyen las sanciones anti-rusas, en el territorio ruso”. La misma apunta a aquellos que viajan al exterior para solicitar las sanciones, y ofrecen a los enemigos su asesoramiento. “Ellos, de hecho, combaten contra su propio país, poniéndose de parte del enemigo, son traidores a la patria”, declaró Isaev. La ley prevé penas que van desde una multa de 500.000 rublos (cerca de 10.000 euros) hasta la privación de la libertad por tres años, o a trabajos forzados por el mismo período de tiempo.

La ley “contra los traidores” también va dirigida a aquellos que, en Rusia, se nieguen a colaborar con personas o compañías afectadas por las sanciones americanas, por ejemplo, negándose a entablar negocios con ellos, o negando la apertura de cuentas bancarias. Mironov ha subrayado que muchas empresas rusas se niegan a trabajar en Crimea, por miedo a las sanciones de los EEUU, y por eso, se dirigió a éstas con un reclamo: “¿De qué tienen miedo? ¿Qué es más importante?: ¿la ganancia de sus accionistas o los intereses de la nación?”.

A partir de ahora, las compañías que se nieguen a ofrecer sus servicios o a entablar negocios con otras compañías rusas por miedo a las sanciones, serán plausibles de recibir multas que parten de los 600.000 rublos, y sus directivos podrán ser castigados con una pena de hasta 4 años de reclusión.  

Por último, los diputados del partido “Rusia justa” han agregado un medida nueva: prohibir cualquier inversión en obligaciones y títulos americanos, que, en cambio, podrá ser efectuada en acciones finlandesas, europeas o en aquellas compañías en cuyas ganancias participe el Estado”

Luego de la publicación de la ley, en el país se abrió un acalorado debate. Las empresas sin fines de lucro, sobre todo aquellas que se ocupan de actividades de beneficencia para enfermedades graves, han solicitado no incluir medicinas ni equipamiento médico en la lista de productos prohibidos para la importación en Rusia. Han enviado cartas a los presidentes de las dos ramas del parlamento,  Valentina Matveenko y Vjačeslav Volodin y es posible que estas correcciones sean incluidas en una segunda revisión, a realizarse en el Senado.

A pedido de algunos diputados, también se prevé la inclusión de medidas adicionales contra personas y empresas extranjeras que se entrometan en los procesos electorales de la Federación Rusa”.

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
La 'Putin-Lista' americana, un agujero en el agua de las sanciones
31/01/2018 12:06
Vladimir Putin telefonea a Donald Trump
15/11/2016 09:35
Hilarión: El Mundo ha entrado en una nueva etapa de guerra fría
15/05/2018 16:08
Las nuevas sanciones de los EEUU contra Moscú, generan también una guerra interna en Rusia
04/08/2017 14:39