27/04/2020, 10.08
RUSIA
Enviar a un amigo

Moscú, el coronavirus aniquila iglesias y monasterios

de Vladimir Rozanskij

El clero de la catedral patriarcal está sometido a controles: murió el protodiácono Eugenio Trofimov,, después el párroco Alejandro Agejkin. Días antes había concelebrado la liturgia con el patriarca Cirilo y otros obispos y sacerdotes. Fuerte difusión en la Lavra de San Sergio, de San Serafín, en la Grutas de Kiev. Para algunos fieles esta es un “castigo de Dios”; para otros, los muertos son mártires de la infección. 

 

Moscú (AsiaNews) -Otro miembro de la catedral patriarcal de Elokokhovo, el protodiácono Eugenio Trofimov (Foto 2), murió el 25 de abril a causa de la infección de coronavirus. El primero de los diáconos de la catedral tenía 61 años y era un enfermero profesional por formación; en 1990 fue ordenado diácono por el patriarca Alexis II (Ridiger), poco después su elección a la sede patriarcal y desde ahora era la voz más reconocible en las solemnes liturgias de la catedral.

La muerte del párroco de la catedral, p. Alejandro Agejkin, sucedida pocos días antes, suscitó mucha conmoción y grandes preocupaciones por la suerte del clero ortodoxo ruso. Su funeral se realizó en la misma catedral patriarcal a puertas cerradas el 22 de abril. El patriarcado de Moscú lanzó un comunicado de condolencias, recordando los grandes sufrimientos del sacerdote de 48 años en la clínica de Lapino antes de su deceso. Hasta el último, por otro lado, fue negada todo noticia sobre su infección de coronavirus.

A inicios de abril, el mismo Agejkin, había concedido en el sitio Pravda.ru una entrevista en la cual afirmaba su confianza en la asistencia divina el caso de infección. El 3 de abril él había celebrado junto al patriarca Cirilo (Gundjaev), antes que el patriarca realizase en automóvil la procesión “purificadora” con el agua bendita por las calles de Moscú. Diversos otros obispos y sacerdotes habían concelebrado el mismo día y casi todos ahora tienen problemas de infección del virus.

Las noticias sobre los sacerdotes afectados por la pandemia fueron decididamente ocultadas, para no impresionar demasiado a los fieles a los cuales muy pocos sacerdotes están disponibles para las celebraciones en las iglesias de la capital. El 23 de abril se formó una comisión especial en el patriarcado, pero en los últimos días ésta interrumpió la difusión de informaciones sobre el número de sacerdotes infectados. Un comunicado del vocero patriarcal Vladimir Legojda niega cualquier censura y afirma la disponibilidad del patriarcado “para coordinarse con todas las otras agencias de información”.

Mientras tanto otro estrecho colaborador del patriarca, el protoierej Vladimir Veriga de 71 años (Foto 3), murió a su vez por el coronavirus. Veriga era el director para la distribución de las ayudas humanitarias del patriarcado en los años 90, y director espiritual de la escuela iconográfica Aleksandria. Él servía también como padre espiritual a las monjas del monasterio de la Protección de Kotkovo, en el cual está en curso la infección epidémica de casi todas las monjas.

El 24 de abril fue transportado de urgencia al hospital del monasterio Novospasskij también el primer colaborador de la administración patriarcal, el metropolitano Dionisio (Porubaj), que dirige el mismo comité por el coronavirus. Los restantes miembros del comité aseguran que Dionisio continúa guiando el grupo desde el hospital. En el monasterio muchos serían positivos al virus, como también se registra una fuerte difusión de la infección en diversos otros monasterios, sobre todo en la Lavra de S. Sergio (el principal monasterio ruso) y en aquel de S. Serafín en Diveevo, donde descansan los despojos de S. Serafín de Sarov, el más famosos staretz del 800. También la Academia Teológica de Moscú, que está situada en S. Sergio, fue puesta en rigurosa cuarentena.

Noticias aún más inquietantes provienen de los monasterios ucranianos del patriarcado de Moscú, comenzando por la Lavra de las grutas de Kiev y de aquellos de Bielorrusia, donde el virus es negado por el mismo presidente Alejandro Lukashenko. También la Academia Teológica de Minsk está sometida a una cuarentena más estrecha. La sensación general es de confusión apocalíptica; las diversas declaraciones sobre la protección divina de la infección, ahora hacen pensar en un “punición divina” sobre la Iglesia rusa, como comentan los fieles en las redes sociales: “Debemos de haber hecho algo de equivocado, si el Señor decidió intervenir en modo tan severo”. Otras voces invocan en cambio la proclamación de los sacerdotes difuntos como strastoterptsy, “mártires de la pasión” por el coronavirus.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Moscú, murió por coronavirus el párroco de la catedral patriarcal
22/04/2020 10:20
Moscú, la noche de Pascua celebrada con pocos fieles y on-line
20/04/2020 10:18
Velikoretsk y el ícono de S. Nicolás: la peregrinación no obstante la pandemia
06/06/2020 09:07
Moscú: Putin y Cirilo, patriotismo y teología en los días de la victoria
11/05/2020 10:42
Moscú, la Pascua ortodoxa en los tiempos del coronavirus
16/04/2020 10:45