15/09/2016, 11.08
SIRIA - ONU
Enviar a un amigo

ONU: es fundamental brindar ayuda a Siria y que EEUU y Rusia detengan a las facciones en lucha

Ban Ki-moon vuelve a reclamar por la distribución de alimentos y artículos de primera necesidad. Desde hace días, una caravana se encuentra estacionada en la frontera turca. Faltan que se cumpla con ciertos requisitos de seguridad. Washington y Moscú acuerdan extender la tregua por 48 horas más.  La situación es crítica en el este de Alepo, donde 250.000 personas se encuentran atrapadas. 

Damasco (AsiaNews/Agencias) – El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, hizo un llamamiento dirigido a los Estados Unidos y a Rusia, invitándolos a ejercer una presión continua sobre los frentes opuestos que luchan en Siria, a fin de que éstos permitan el ingreso de ayuda a las zonas en mayor riesgo. A 48 horas de haberse iniciado el cese del fuego, sigue estacionada en la frontera turca una caravana de vehículos cargados con comida y artículos alimenticios suficientes para saciar el hambre de 40.000 personas durante un mes.   

Para los expertos de las Naciones Unidas, durante la tregua en los combates, la entrega de ayuda humanitaria a los civiles sigue siendo una de las prioridades en las zonas en mayor peligro –sobre todo en la zona oriental de Alepo, controlada por los rebeldes-. Sin embargo, la falta de acuerdo que persiste entre las diferentes partes en lucha,  así como las preocupaciones referidas al tema de la seguridad, están demorando la entrega.  

Los directivos de la ONU no se han ahorrado las críticas al presidente  Bashar al Assad y al gobierno sirio, que estarían tratando de controlar el flujo de ayuda en el país.

El cese del fuego iniciado con la fiesta islámica del Sacrificio (Eid al-Adha) es el último de una serie de esfuerzos diplomáticos que hasta el momento han sido puestos en marcha en el campo por parte de Washington y Moscú.  El objetivo es tratar de contener un conflicto que ya lleva cinco años, y que ha causado, según las estimaciones actualizadas, más de 300.000 muertos (430.000, según otras fuentes) y millones de refugiados, dando origen a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Más de 4.8 millones de personas han huido al exterior, en tanto 6.5 millones de personas permanecen como evacuados internos.

El acuerdo prevé el fin del los combates entre las fuerzas leales al presidente sirio Bashar al-Assad y los diferentes grupos rebeldes activos en el territorio; los grupos yihadistas han sido excluidos de la tregua, tal es el caso del Estado islámico (EI) y del Frente de al-Nusra. Los EEUU y Rusia prosiguen con tareas diplomáticas destinadas a emprender una campaña común contra estos últimos objetivos.

 

En una nota oficial, el secretario general de la ONU subraya que “es fundamental poner en acto todos los dispositivos de seguridad” que puedan garantizar el paso de alimentos y artículos de primera necesidad. Ban Ki-moon se dirige a Rusia, para que utilice toda su “influencia” con el gobierno sirio; un llamamiento similar es hecho a los Estados Unidos, para que “los grupos armados sirios presten su máxima colaboración”.

En las últimas horas, los dirigentes del gobierno de Damasco han declarado que quieren permitir un ingreso “coordinado” de la ayudas en Alepo, pero que éste que ha de estar “bajo nuestro control” y el de las Naciones Unidas.

En tanto, el Observatorio sirio para los derechos humanos, grupo activista con base en Londres que cuenta con una densa red de informantes en el territorio sirio, refiere que entre los civiles no ha habido víctimas ni heridos en las primeras 48 horas de la tregua. Anteriormente, Rusia había mencionado a dos víctimas en el ejército que responde al gobierno, que fueron atacadas  mientras patrullaban la avenida del Castillo, arteria que conduce a Alepo.

En una conversación telefónica, el secretario de Estado americano John Kerry y el ministro ruso de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov decidieron extender el cese del fuego por 48 horas más. “La directiva se mantiene” afirmó un vocero del gobierno americano.

La situación de mayor tensión sigue siendo la de Alepo, una metrópoli ubicada en el norte de Siria, donde hay, cuando menos, 250.000 personas atrapadas en el sector oriental. Abo Haitham, uno de los líderes del Free Syrian Army, refiere que en general “las calles están siempre vacías”. Sin embargo, pero ahora la gente “va y viene”, puede verse a “niños jugando en los campos”, no obstante los mercados “siguen vacíos”. En la zona oeste, que está en manos del gobierno, algunas fotografías retratan a jóvenes al aire libre en distritos que hasta hace dos días eran blancos del lanzamiento de morteros.

Fuentes locales informan que hay personas que están atravesando una desesperante necesidad de combustible, harinas, cereales, leche en polvo y medicinas. Desde el 13 de septiembre pasado, dos caravanas cargando ayuda humanitaria se encuentran estacionadas a cerca de 40 km al oeste de Alepo. Entre las razones que motivan el bloqueo del ingreso está el hecho de que la calle que conduce a la ciudad en este momento es controlada por las milicias afiliadas a al Qaeda. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Pastor de Alepo: Un cohete golpeó el obispado sirio-católico. Se teme por la tregua
16/09/2016 14:38
Conflicto sirio: se mantiene la frágil tregua. El objetivo es la distribución de ayuda humanitaria
14/09/2016 12:01
Alepo, los rebeldes denuncian el uso de tanques de cloro contra los civiles. Aún no hay confirmaciones
07/09/2016 11:07
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Vicario de Alepo: el ataque de EEUU contra el ejército sirio no fue un error
19/09/2016 15:16