11/09/2014, 00.00
USA-IRAK-ISLAM
Enviar a un amigo

Obama llama al rey saudí antes de su discurso contra el Estado islámico

Decidió una expansión de los ataques aéreos en Irak y en Siria; controles sobre la financiación y el reclutamiento de milicianos del EI; ayudar a los refugiados. También hay un programa para entrenar y armar a los rebeldes anti-Assad.

Washington (AsiaNews / Agencias) - Al final de un largo bombo publicitario, anoche el presidente Barack Obama dio su discurso a la nación con la promesa de ampliar su ofensiva contra el Estado islámico (EI). En un mensaje de 15 minutos, que se transmitió en la hora de horario estelar (21:00), en la víspera del 11 de septiembre (aniversario del atentado a las Torres Gemelas de Nueva York), Obama ha asegurado que luchará con los ataques aéreos al EI "donde quiera que se encuentre", en Irak o en Siria; tratará de detener el flujo de fondos y reclutas a la milicia; apoyar la ayuda a los refugiados.

Todo esto va a suceder sin que haya "botas USA sobre el terreno", es decir, sin tropas de tierra. Sólo habrá 475 nuevos expertos militares que deben asesorar al ejército iraquí y kurda peshmerga en su lucha contra los islamistas.

Antes de su discurso, Obama habló por teléfono con el rey saudita Abdullah y subrayó que Arabia Saudita es un miembro clave de la coalición internacional que Estados Unidos quiere construir en contra del movimiento yihadista. Precisamente hoy, el Secretario de Estado, John Kerry, visitará el rey en Riad.

El plan de Obama parece estar adaptado a las expectativas sauditas. Para la realeza Saudita, el EI es el mayor enemigo, que pone una tensión en su gobierno desde la perspectiva política y religiosa. Pero también compiten con los gobiernos "laicos" (incluso si dictatorial), como Siria, y con los gobiernos "chií" como Irán, con su política populista de Islam.

Tal vez por eso Obama, en su coalición anti-EI ha excluido a Siria e Irán. Pero hizo algo más: con la nueva estrategia ha pedido al Congreso que autorice el Departamento de Defensa para entrenar y financiar a las fuerzas rebeldes a Assad, con un programa de 500 millones de dólares. Estos deben luchar contra el ex Isis, pero al mismo tiempo, fortalecer la lucha contra Damasco.

Todo esto hará posible - como dijo el presidente - "reducir y eventualmente destruir" los militantes del Estado islámico, pero hará que sea aún más complicada y tensa situación en el Medio Oriente.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Fueron liberados los rehenes turcos por el ejército islámico en Mosul
20/09/2014
Combatir al Estado islámico. Obama elige a los sauditas; el Vaticano elige a la Onu
10/09/2014