15/12/2016, 12.43
CHINA - VATICANO
Enviar a un amigo

Obispos legales e ilícitos: el arroz mezclado con arena es difícil de tragar

de P. Peter (Bo Duo Shen Fu)

China se arriesga a considerar como un hecho evidente la "profanación" de la ordenación de los obispos con la presencia de obispos excomulgados. Contra el servilismo creado por 5 mil años de cultura imperial. La intervención de un sacerdote-blogger del noreste de China.

Beijing (AsiaNews) - No es aceptable como una "tradición" así establecida, lo que no es más que un escándalo, el hecho que los obispos ilícitos y excomulgados participando en ordenaciones episcopales legales; es inaceptable comer "arroz mezclado con arena" y decir que es bueno para tragar. Con deliciosa ironía, un cura del noreste de China, un conocido blogger, condena la "psicología servil" de quienes entre los cristianos en China, aceptan el dominio imperial sobre la Iglesia. La referencia es a las ordenaciones episcopales de Chengdu y de Xichang  (v fotos.), donde un obispo ilegítimo pudo participar - impuesto por la policía – con la aquiescencia de los otros obispos presentes. El p. Pedro advierte en contra de la afirmación de que a causa de la difícil historia de la Iglesia en China sea susceptible de comprometer la fe: como si una niña violada podría dar gracias a su abusador por "misericordia y "amor". La traducción del chino por AsiaNews.
 


La primera vez que oí la expresión "arroz mezclado con arena" fue a mi padre espiritual, el p. Yan Wenda. Debido a las circunstancias sociales en que estábamos en ese momento, negar la primacía del Papa era la línea directriz de la autoridad como ahora. Por lo tanto, el "Nuevo Testamento" que utilizamos era publicado con una “nota” de modificación de "expertos" teólogos chinos "conocidos". Por otro lado estábamos impotentes, los libros religiosos eran tan deficientes, los sacerdotes debíamos promoverlos entre los fieles. El P. Yan dijo: "Somos los mendigos. Sabemos que se trata de arroz mezclado con arena. Pero tenemos que tragar la misma, de lo contrario, nos morimos de hambre".

Después de la explicación de p. Yan, acepte el "Nuevo Testamento". Más tarde, los clérigos leales a la fe publicaron una "fe de erratas" de aquel  "Nuevo Testamento", poniéndonos en guardia  para una lectura correcta, sin caer en la confusión [creado] por la nota herética.

En los últimos años, algunos han llamado a la participación de obispos ilegítimos en la ordenación episcopal legítima como "arroz mezclado con arena". De hecho, como parte de la santa fe católica, la participación de obispos ilegítimos a una ordenación episcopal legítima es un grave profanación. Tal vez porque la gente está acostumbrada a la "profanación", ahora ya no hace caso, ni se escandaliza. Y aún aquellos que odian comer "arroz mezclado con arena", también dicen que está bueno, de hecho delicioso. No sabemos de su pasión particular por la "arena", pero tal vez lo hacen para lamer a sus patrones que les dan "el arroz mezclado con arena", incluso traicionando su propia conciencia.

Están profundamente influenciados por el pensamiento confuciano, [que dice] "los verdaderos caballeros llenos de dignidad no beben el agua de la fuente robado; la gente no corrupta no comer los alimentos [que provienen] de aquellos que nos desprecian". Este lema sigue estando en el fondo de mi cabeza. ¿El agua de la fuente robado no apaga nuestra sed? O bien, ¿los alimentos recibidos de los que nos desprecian no pueden alimentarnos? Y, aún más inaceptable: ¿si una niña violada, incluso llega a apreciar a su violador porque es bello, fuerte, robusto, se puede decir que este gesto es "misericordia" y "amor"? Si un ladrón me ha despojado dejándome desnudo con sólo la ropa interior para cubrir la vergüenza, ¿yo también lo debo agradecer como a un "gran hermano ladrón"?

A pesar de su amarga historia y un pasado abrumador, la Iglesia en China (es decir, nosotros) no puede considerar que todo es debido y es normal, por lo que la haciendo "tradición" el hecho de que siempre hemos estado "profanado" y "mezclado con arena".

La cultura imperial de China, ha causado la psicología servil, por la que todos deben regocijarse gritando "¡Viva!". Si alguien dice algo según su conciencia, es bastoneado públicamente, calumniado como "talibán religioso".

Pero, como todo el mundo sabe, la cultura imperial de China, que ha influido en la China hace más de 5000 años, es difícil de conciliar con la idea de la comunión cristiana. En la cultura confuciana, el emperador es el emperador; los cortesanos son cortesanos; el padre es el padre; el hijo es el hijo. El emperador domina a los cortesanos; domina el padre al niño: es la base de la teoría del sistema de clases, que ha desempeñado un papel decisivo en el mantenimiento de la regla de la dinastía feudal. La encarnación del Hijo de Dios nos revela que todos somos hijos del Padre, que debemos amarnos unos a otros. No importa quién es el emperador, o funcionario, o un ciudadano de a pie, son todos iguales ante Dios. Este es un valor cristiano y también universal. Y puesto en frente del "arroz mezclado con arena", por lo menos puedo susurrar que "no puedo tragarlo". También debo ser condenado por esta frase?.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Miembros del Politburó reciben a representantes católicos de la Novena Asamblea
29/12/2016 16:04
Los nuevos líderes en la Asamblea de los católicos: dominan la vieja guardia y los obispos ilegítimos
28/12/2016 18:44
En la Asamblea de representantes católicos chinos se elogian la “independencia y autonomía”
28/12/2016 11:28
Los católicos chinos "felices" por la Declaración del Vaticano sobre China: "Nunca es demasiado tarde" para hacer claridad
23/12/2016 13:01
El “tono suave” de China para con el Vaticano
22/12/2016 16:25