29/08/2017, 14.15
INDIA
Enviar a un amigo

Ong de Mumbai: curar a la Madre Tierra para curarse de las tóxico-dependencias

de Nirmala Carvalho

Desde 1981 la Kripa Foundation se ocupa de los enfermos de Sida y tóxico-dependencias. Después de la publicación de la encíclica “Laudato si” del Papa Francisco, lanzando un proyecto de jardín doméstico en Goa. Las cultivaciones biológicas ayudan a detener el cambio climático. El tóxico-dependiente aprende a ver el deseo de Dios que se realiza en el creado.

Mumbai (AsiaNews)- Ocuparse y cultivar la Madre Tierra del mismo modo en el cual los enfermos curan la propia dependencia de las drogas: de tal modo, el cuidado del ambiente pude desencadenar un proceso de curación que abraza toda la vida del enfermo. El objetivo de la Kripa Foundation, una Ong de Mumbai que se ocupa de la recuperación de los enfermos de Sida y de los tóxico-dependientes. Por los 36 años de la fundación, la asociación lanzó un proyecto de cultivo de zonas agrícolas y forestales. A AsiaNews el p. Joe Pereira, el fundador, narra que la idea de la iniciativa nació de la lectura de la Encíclica “Laudato si” del Papa Francisco, “que invita a todos a un consumo responsable de los recursos del planeta”. “¿Cual modo mejor-continúa- para celebrar nuestro aniversario si no con un programa que corresponda a la visión de Su Santidad? Por lo tanto la fundación creó un proyecto en favor de la vida para la tierra, llevado adelante por aquellos que sufren a causa de sus dependencias”.

El año pasado partió la idea de iniciar el cultivo de un “jardín doméstico”. Individuado el terreno-en una zona árida y no cultivada de 2.400 metros cuadrados en Goa- y comienza la irrigación de los campos y la siembra. Hoy aquel terreno produce tres cosechas y logra sostener las necesidades del centro y de la comunidad local. Entre los cultivos, hay diversas especies de vegetales y plantas exuberantes, hierbas medicinales y árboles de frutas. En el futuro, agrega el sacerdote, “el jardín incluirá la cría de pollos y patos, plantas acuáticas estacionales y abejas. Nuestra expansión potencial está limitada sólo por nuestros conocimientos y por la imaginación”.

El punto importante de todo el proyecto de jardín doméstico, explica el p. Pereira que este año festeja sus 75 años de edad y 50 de ordenación sacerdotal, “es la recuperación de los enfermos y una terapia que los tenga ocupados. La recuperación de los pacientes depende mucho de lo que ellos coman y de un ambiente sereno. Alentar a los tóxico-dependientes a ocuparse de la tierra puede generar en ellos una reflexión y actuar el mismo proceso curativo en sus propias vidas”.

La Kripa (que en sánscrito significa “gracia”) Foundation nació en 1981 en Bandra, un barrio de Mumbai y hoy tiene 69 estructuras en 12 estados indios. Colabora con otras asociaciones esparcidas en Europa, Canadá y EEUU. en el año 2009 el p. Pereira fue premiado por el gobierno de India con el Padma Shri Award (el cuarto Premio civil del país, Ndr), por su colaboración en el campo de la curación de las tóxico-dependencias y del Hiv. “La filosofía-guía de la asociación-afirma el religioso. Refleja el espíritu de servicio y de la dedicación, comprendidos en el trabajo de madre Teresa, que bendijo nuestros centros en Calcuta y Vasai”.

“A la luz de las enseñanzas del Papa Francisco sobre el ambiente- agrega- es necesario llevar en paralelo los dos procesos mellizos. Los tóxico-dependientes deben aprender a observar y cuidar de las plantas, desde el momento que la siembra hasta la alegría de cuando se lo sirve en la mesa como cena biológica y saludable. Al mismo tiempo, el jardín puede convertirse en el ámbito de expresión de las capacidades personales, donde ya sean los pacientes como los miembros de la comunidad pueden dar fruto a sus nociones teóricas”.

Según el sacerdote, el mérito de la iniciativa es doble. Por una parte ella va a ventaja de los enfermos, por otro lado contrasta con los efectos negativos del cambio clim´tico. “En Goa-dice- hay continuos problemas por la escasez de agua. Además los pequeños campesinos son amenazados por las grandes industrias que utilizan Ogm. La agricultura biológica y sustentable puede ayudar a contrarrestar el cambio climático. No solamente el ocuparse de la tierra es un modo para ganarle al dualismo “yo.tú” propio del tóxico-dependiente. Él se siente solo y desarrolla relaciones de dependencia con una serie de substitutos del amor, como las drogas, el sexo o la pornografía. De este modo cree que llena el vacío”. “Con nuestro proyecto-concluye-la recuperación sucede a través de los recursos de la tierra. El tóxico-dependiente aprende a ver el deseo de Dios que se realiza en lo creado y por lo tanto aprende la espiritualidad de la Creación. Al final, el cuidado amoroso por la tierra se traduce en remedio eficaz para el clima y viceversa. Cultivando plantas y árboles, el tóxico-dependiente aprende de la naturaleza el crecimiento interior, la auto-realización y a invertir la energía auto-destructiva en una vida satisfactoria llena de creatividad y significado”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
P. Joe Pereira: La drogadependencia, una lucha entre Dios y Satanás
22/11/2018 11:48
Vasai, Ong celebra la Navidad con niños y tóxicos dependientes bajo el signo de Madre Teresa
02/01/2018 14:16
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Sacerdote indio: 'Practicar el yoga, para combatir las adicciones’
21/06/2018 11:52
Contra el cambio climático, Mumbai se convierte en una ‘diócesis verde’
01/09/2018 10:47