13/09/2016, 12.34
SINGAPUR
Enviar a un amigo

Oración, caridad y servicio: el trabajo de las hermanas de la Madre Teresa en Singapur

Son ocho las Misioneras de la Caridad que trabajan en la ciudad-Estado, en el cuidado de las personas pobres de la parroquia de San Francisco de Asís. Cocinar, lavar la ropa, dar apoyo espiritual son algunos de los servicios que prestan a la gente del barrio. En 1976 la primera visita de la Madre Teresa al país.
 

Singapur (AsiaNews / CatholicNews) - Las Misioneras de la Caridad de Singapur han acogido "con alegría y humildad" la canonización de la Madre Teresa, declarada santa por el Papa Francisco el 4 de septiembre en Roma. Así lo afirmó la hermana Mary Carmel, superiora de las religiosa en la ciudad-Estado, añadiendo: "Queremos imitar su ejemplo de servicio a los pobres y tenemos el reto de hacerlo cada vez con mayor fidelidad".

El vínculo entre Singapur y la Madre Teresa este año celebra el aniversario 40. La santa de Calcuta visitó el país por primera vez en 1976, y poco después las Misioneras de la Caridad construyeron la primera "Casa de la Virgen" en Paya Lebar, distrito al este de la isla. En 1987, la Madre Teresa volvió, y en esa ocasión fue recibido por el presidente Wee Kim Wee antes de la celebración de un discurso frente a 20 mil jóvenes se reunieron en el estadio de Toa Payoh. En el mismo año, las hermanas abrieron la "casa del don de amor" en Punggol (noreste) para los ancianos y abandonados. En 2012 la casa fue trasladada al distrito de Boon Lay, al sur-oeste de Singapur.

La hermana Mary Carmel habla del día tipo de las religiosas en la propiedad no lejos de la parroquia de San Francisco de Asís. La vigilia de las misioneras comienza a las 4.40 horas. Después de una hora de oración comunitaria, las hermanas van a la parroquia para la misa. Después de la celebración, preparan el desayuno para 32 personas alojadas en las instalaciones de la iglesia. Las hermanas también se ocupan de la limpieza (a mano) de la ropa de los residentes.

Algunas misioneras, a continuación, comienzan a visitar a las familias que han solicitado oraciones o requerir consejo espiritual, la mayoría de los cuales son no-católicos. Las religiosas ayudan a la población del distrito de muchas maneras: un poco de ayuda a las familias pobres en la cocina y la limpieza; otras en el servicio de peluquería a aquellos que no pueden pagarlo. Una vez al mes las misioneras proporcionan varios artículos de primera necesidad a las familias cristianas, hindúes y musulmanes.

Sor Carmel explica que el trabajo de las hermanas también implica muchos voluntarios (alrededor de 130), que vienen cada semana para ayudar de una manera caritativa. Ellos son de diferentes nacionalidades: hay singapurenses, coreanos, japoneses, indios y alemanes. El área está habitada por muchos migrantes económicos.

Por la tarde las hermanas descansan durante una hora antes de pasar a las oraciones comunitarias. Después de preparar la cena se hacen cargo de los residentes más necesitados, el día termina con una oración y el tiempo la pasan juntos. "A veces remendamos las ropas - dice Sor Carmel - pero por lo general descansamos y charlamos entre nosotras".

La "casa del don del amor" contiene una reliquia de la Madre Teresa. La superiora, dijo que en la actualidad hay ocho misioneras que operan en Singapur (tres de los cuales son locales), mientras que nueve hermanas de Singapur trabajan en el servicio en el extranjero, en las Filipinas y Hong Kong.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Bhubaneswar, las Misioneras de la Caridad distribuyen comida y ropa a los pobres
09/09/2017 12:53
Misioneras de la caridad: los pobres son nuestros benefactores, gracias a ellos podemos servir a Jesús
27/05/2015
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Sor Medard en Mumbai: El espíritu de la Madre Teresa vive en nuestro servicio a los pobres
04/09/2017 12:59