16/12/2017, 11.36
IRAK
Enviar a un amigo

Párroco de Amadiya: Adviento entre los refugiados de Mosul, la solidaridad más fuerte que las dificultades (Fotos)

El P. Samir relata un clima de alegría y esperanza, a pesar de la falta de recursos y la disminución de la ayuda. La lucha por la supervivencia ha aumentado el vínculo de unión entre los cristianos y con los musulmanes y los yazidíes. Incluso hoy en día el centro alberga 150 refugiados, el 70% depende de los recursos asignados por la Iglesia. Cientos de jóvenes en el encuentro de oración en preparación para la Navidad.

Erbil (AsiaNews) - Entre los refugiados de Mosul y la llanura de Nínive todavía hoy alojados en refugios de la parroquia de Enishke, en el Kurdistán iraquí, se respira "un ambiente de alegría y esperanza", a pesar de "dificultades". Por el contrario, los esfuerzos diarios y la lucha diaria por la supervivencia "han aumentado el vínculo de unión y solidaridad entre los cristianos", que termina por abrazar "incluso a las familias musulmanas". Esto es lo que dice a AsiaNews el p. Samir Youssef, un sacerdote de la diócesis de Amadiya (Kurdistán), que ha manejado a través de los años, miles de familias desplazadas cristianas, musulmanes, yazidíes que han abandonado sus hogares en el 2014 para escapar de los milicianos del Estado Islámico (EI el ex ISIS). Finalizada la lucha contra el movimiento yihadista, declarados rechazados la semana pasada por el primer ministro al-Abadi, quedan muchos problemas de los desplazados internos que no tienen siquiera los recursos básicos para sobrevivir.

Las familias "incluso si viven en situaciones difíciles no se dejan vencer por la tristeza y el cansancio", dice el p. Samir; al contrario, parecen "sostenerse por una fuerza que va más allá de la esfera material". Existe un "sentimiento común de pertenencia entre las personas" que a menudo intentan "ayudarse unos a otros, comprar alimentos y artículos de primera necesidad, ropa". Todo esto, agrega, "ayuda a crear realmente la atmósfera de Navidad, un sentimiento y atención que nos hacen sentir realmente amados".

Todavía viven en el área 150 familias de refugiados cristianos, musulmanes y yazidíes; vienen de Batnaya, Qaraqosh, Telkief, otros de Mosul. Sus casas aún son inhabitables y no pueden regresar. De éstos, aproximadamente el 20-30% recibe ayuda externa o se beneficia de una independencia mínima, ya que puede ganar un poco de 'dinero con su trabajo de pequeños comerciantes, de artesanos, pero el 70% restante cuenta en gran parte de la ayuda sin la cual no podrían sobrevivir

La situación en el plano económico sigue siendo difícil, porque el gobierno de Bagdad y el de Kurdistán no han acordado el pago de sueldos para maestros y empleados. Hasta la fecha sólo hay promesas vagas del ejecutivo central, pero nada concreto. Además, incluso hoy hay familias de los pueblos y ciudades de los alrededores que recurren a la parroquia de Enishke en busca de ayuda o pequeñas contribuciones para la supervivencia; son personas que no tienen nada y portan historias terribles que se repiten todas las semanas.

El P. Samir, uno de los principales beneficiarios de la campaña de AsiaNews "Adopta un cristiano de Mosul", subraya que en esta temporada de Navidad las familias la utilizaron para realizar compras como alimentos y ropa. Sin embargo, hoy la situación de crisis "ha reducido drásticamente los recursos, muy pocas prendas y salarios y suficiente dinero para gastos". En estos días, el gobierno de Kurdistán ha dicho que no hay dinero para pagar los salarios, ya en mora de dos meses, hasta el año nuevo".

Esta es la razón por la cual la Iglesia local ha renovado sus esfuerzos para satisfacer las necesidades de la población, ya sean familias de refugiados o residentes a largo plazo en el área; una solidaridad que, en la medida de lo posible, busca abrazar a cristianos, musulmanes y yazidíes, como confirma el propio sacerdote. "Durante una semana - dice el Padre. Samir: la parroquia organizó un mercado navideño (en las fotos) con comida, leche, artículos de primera necesidad, ropa y zapatos. Hemos vendido los artículos a un precio menor que la ciudad. Anteriormente, como Iglesia, habíamos distribuido vales de compra de US$ 100 a 120 familias más necesitadas. Otros compraron a un precio moderado. Los recursos disminuyen, pero tratamos de ayudar a aquellos en dificultad".

Esta iniciativa también atrajo la atención de las familias musulmanas, que pidieron aprovechar los precios bajos como los cristianos y los yazidíes. "Desafortunadamente, dice el sacerdote, no teníamos suficientes recursos para todos, por lo que no podíamos darles la bienvenida directamente. Pero conozco familias cristianas que compraron comida y ropa, y luego se las dieron a familias musulmanas. Incluso los árboles de Navidad, para involucrarlos en la fiesta". La comunidad se ha dado cuenta, agrega, que los recursos "ya no son los mismos, por lo que nos sacrificamos y compartimos más bienes y recursos. Para dar un ejemplo: ayer una mujer cristiana usó 80 de los 100 dólares del bono, sin pedir el resto y dejando que los 20 dólares restantes se redistribuyan en alimentos a los más pobres. Una verdadera solidaridad de los de abajo que también ha involucrado al dueño musulmán de un mini mercado cercano a la parroquia, que nos hace precios favorables y vende a crédito, esperando sin prisa el momento en que podamos pagarlo".

En estas semanas de Adviento, la comunidad se está preparando para el nacimiento de Jesús, a través de momentos de encuentro y oración, como el que la semana pasada involucró a más de 850 niños y niñas de la escuela media y secundaria. Una reunión organizada por el centro cultural Juan Pablo II, bajo la guía de 10 sacerdotes y monjas y caracterizada por seminarios, testimonios, recitación del Rosario, misas. El 20 de diciembre, habrá confesiones para toda la comunidad, luego en la noche de la víspera la misa solemne. "En todo Irak" - concluye el p. Samir: los cristianos intentamos ser una fuente de alegría y reconciliación, pero no nos dejen solos: necesitamos sus oraciones, su cercanía y solidaridad. Para que esta tierra se convierta en tierra de paz y, en ella, esté contenida toda la fuerza del mensaje navideño". (DS)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Navidad entre los prófugos de Mosul: donde la fe en Cristo ha vencido la locura del Isis (video)
22/12/2017 14:05
Cristianos de Karamles: Navidad en casa, un ‘nuevo inicio’ después de la barbarie de Isis
23/12/2017 13:30
Patriarca caldeo: En esta Navidad, los cristianos iraquíes ofrecen oraciones y solidaridad a Jerusalén
20/12/2017 11:32


Viajes