14/06/2018, 19.05
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: compartir para responder al ‘grito’ de los pobres

En el mensaje para la II Jornada mundial de los pobres, Francisco escribe que la pobreza es causada por los pecados de los pecados del egoísmo, soberbia, avidez e injusticia, mientras la sociedad eleva “la riqueza como primer objetivo”. La solicitud de los creyentes no puede limitarse a la asistencia, sino requiere “atención de amor”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Egoísmo, soberbia, avidez e injusticia son los pecados con los cuales fue “creada”, frente a la cual la comunidad cristiana está llamada a involucrarse en una sociedad n la cual, en cambio, a menudo se eleva “la riqueza como primer objetivo” y hay “fobia” hacia los pobres, “considerados no sólo como personas indigentes, sino también como gente portadora de inseguridad, inestabilidad, desorientación”. Es la advertencia que está en el centro del mensaje del Papa Francisco para la II Jornada mundial de los pobres que se celebrará el 18 de noviembre de 2018, sobre el tema “Este pobre grita y el Señor lo escucha”.

En el documento, publicado hoy, Francisco parte de la consideración que “el Señor escucha el grito del pobre”. Y “podemos preguntarnos: ¿Cómo es que este grito, que sube hasta la presencia de Dios, no logra llegar a nuestros oídos y nos deje indiferentes e impasibles? “El silencio de la escucha es lo que necesitamos para poder reconocer su voz. Si somos nosotros los que hablamos mucho, no lograremos escucharlos. A menudo me temo que tantas iniciativas, aunque de suyo meritorias y necesarias, estén dirigidas más a complacernos a nosotros mismos que a acoger el clamor del pobre”.

La Jornada pretende ser “una pequeña respuesta” que la Iglesia entera, dirige a los pobres de todo tipo y de toda región para que no piensen que su grito se ha perdido en el vacío”. Quiere ser “un signo de compartir para cuantos pasan necesidad”, porque “no es un acto de delegación, sino del compromiso personal de aquellos que escuchan su clamor. La solicitud de los creyentes no puede limitarse a una forma de asistencia – que es necesaria y providencial en un primer momento –, sino que exige esa «atención amante» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 199) que honra al otro como persona y busca su bien.

En tal perspectiva, Francisco escribe que “en esta Jornada Mundial somos invitados a dar concreción a las palabras del Salmo: “Los pobres comerán y serán saciados”. (Salmo 22,27)”. De aquí la invitación para que también este año, como ya el año pasado. “esta Jornada fuese celebrada bajo el lema de la alegría por la reencontrada capacidad de estar juntos. Rezar juntos en comunidad y compartir la comida en el día del domingo. Una experiencia que nos reporta a la primer comunidad cristiana”.

“A menudo, observa luego Francisco, hay iniciativas realizadas colaboración con otras realidades, que no están motivadas por la fe sino por la solidaridad humana”. “Reconocer que, en el inmenso mundo de la pobreza, nuestra intervención es también limitada, débil e insuficiente hace que tendamos la mano a los demás, de modo que la colaboración mutua pueda alcanzar el objetivo de manera más eficaz. Nos mueve la fe y el imperativo de la caridad, pero sabemos reconocer otras formas de ayuda y solidaridad que, en parte, se fijan los mismos objetivos; siempre y cuando no descuidemos lo que nos es propio, a saber, llevar a todos hacia Dios y a la santidad. El diálogo entre las diversas experiencias y la humildad en el prestar nuestra colaboración, sin ningún tipo de protagonismo, es una respuesta adecuada y plenamente evangélica que podemos realizar”.

Frente a los pobres, de hecho “no es cuestión de jugar a ver quién tiene el primado de la intervención, sino que podemos reconocer humildemente que es el Espíritu quien suscita gestos que son un signo de la respuesta y cercanía de Dios. Cuando encontramos el modo para acercarnos a los pobres, sabemos que el primado le corresponde a Él, que ha abierto nuestros ojos y nuestro corazón a la conversión.

“No es protagonismo lo que necesitan los pobres, sino es amor que sabe esconderse y olvidar el bien realizado”.  Lejos de los discípulos de Cristo sentimientos de desprecio o de pietismo hacia ellos; más bien están llamados a honrarlos, a darles precedencia, convencidos de que son una presencia real de Jesús entre nosotros. «Cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo» (Mt 25,40)”. “Aquí se comprende cuánta distancia existe entre nuestro modo de vivir y el del mundo, el cual elogia, sigue e imita a quienes tienen poder y riqueza, mientras margina a los pobres, considerándolos un desecho y una vergüenza. 

El Papa, al final invita a todos aquellos que son parte de la comunidad cristiana a vivir la Jornada como “como un momento privilegiado de nueva evangelización. Los pobres nos evangelizan, ayudándonos a descubrir cada día la belleza del Evangelio. No echemos en saco roto esta oportunidad de gracia. Sintámonos todos, en este día, deudores con ellos, para que tendiendo recíprocamente las manos, uno hacia otro, se realice el encuentro salvífico que sostiene la fe, hace activa la caridad y permite que la esperanza prosiga segura en el camino hacia el Señor que viene”.

La celebración de la Jornada, el domingo 18 de noviembre, fue ilustrada por Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización. A las 9,30, el Papa se encontrará con los pobres participará en el almuerzo en el Aula Pablo VI con unos 3.000 pobres, que será ofrecido por Rome Cavalieri- Hilton Italia en colaboración con el Ente Moral Tabor. Contemporáneamente, en las tantas parroquias que adhirieron a la iniciativa, en los centros d voluntariado y en algunos Colegios y escuelas, cada uno según sus posibilidades, ofrecerá un almuerzo a los pobres., como una fiesta y como un modo de compartir.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Patriarcado y Vaticano reanudan la colaboración común
13/11/2013


Viajes