15/04/2019, 16.16
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: se necesita una ‘revolución cultural’ que haga crecer una mentalidad solidaria

Francisco expresó este deseo al recibir a la Liga que reúne a los futbolistas italianos amateurs, al conmemorarse los 60 años de su fundación. “Superar todos los muros que injustamente dividen a las personas, promoviendo la participación y valorización de todos, según un espíritu de equipo que es la verdadera esperanza de la humanidad”.                

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Una “revolución cultural” que haga crecer una “mentalidad solidaria”, atenta a las personas, incluso a aquellas más débiles, y al ambiente. Es el deseo expresado por el Papa Francisco hoy, al tomar la palabra cuando recibió a la Liga que reúne a los futbolistas italianos amateurs, al cumplirse 60 años de su fundación.

En su discurso, con abundantes referencias al juego en equipo, Francisco aludió a la promoción de la mentalidad solidaria, “la realización de campos sin barreras” para “superar todos los muros que injustamente dividen a las personas, promoviendo la participación y la valorización de todos, según un espíritu de equipo, que es la verdadera esperanza de la humanidad”.  

“Tener un espíritu solidario, mediante una «participación activa en el desarrollo de la vida social y cultural de la colectividad» (Código ético, art. 2,1) – prosiguió -  significa tender la mano a quien se ha caído o ha tenido una falta, o a quien cojea porque se ha lesionado; significa no denigrar a quien no se destaca, sino tratarlo como un par; significa comprender que el campeonato no avanza si se está solos, y también, que en nuestra sociedad sólo podemos salvarnos juntos, mientras que perdemos si dejamos que el más débil sea marginado o se sienta como un descarte”.

Por tanto, se trata de tener en claro cuáles son los “verdaderos objetivos”, los “goals”. Esto es fundamental en un contexto cultural que nos empuja a “correr sin detenernos”, pero dejando el alma vacía y convirtiendo “el tiempo en una carrera privada de un objetivo claro”. Y esto, no para que se pueda ganar siempre, sino para ser conscientes de lo que se está haciendo y de los medios más apropiados para conseguir el resultado. En este sentido, el deporte es un “ejercicio formidable”, ya que no solo requiere de la habilidad técnica, sino también de un espíritu de equipo, de la disponibilidad a colaborar con los demás, a ser positivos; de poco sirve patear el balón si luego no se es capaz de discutir con calma, con el árbitro o con los adversarios, y si no se acepta que se ha fallado un penal.

Al hablar del juego, Francisco también subrayó la importancia de que los padres se hagan el tiempo para jugar con sus hijos. “Cuando los padres, papás y mamás, se confiesan conmigo, y me dicen que tienen hijos pequeños, lo primero que les pregunto es: ‘Pero usted, ¿juega con sus hijos?’. Y muchas veces me dicen: ‘No tengo tiempo’, ‘no había pensado en ello’- Por favor, cuando en una familia se pierde esta capacidad de juego con los hijos, también se pierde una dimensión muy grande. Pensemos en la sociedad.  Ustedes también podrían ‘predicar’ sobre esto: que el juego no es tanto el del estadio, cuando se juega la partida, sino que también… va más allá de eso, es el que se hace en las familias… Como en este ejemplo”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
El primer retrato oficial del Papa Francisco, firmado por una ex Guardia Roja de Mao
09/05/2014
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Moscú, casi 500 obispos ortodoxos-rusos en Sínodo extraordinario
30/11/2017 09:56
A 100 años de la Revolución de Octubre, el martirio de la Iglesia católica en la URSS
24/10/2017 14:01