21/06/2014, 00.00
VATICANO-ITALIA
Enviar a un amigo

Papa a los sacerdotes de Cassano Jonio: La alegría de ser curas y la belleza de la fraternidad

El Papa Francisco invita a rezar a Jesús para verificar si el sacerdote se convirtió en un "empleado" o en un "canal" abierto para difundir el amor del Señor. Ser "canales" y no "pantallas". La fraternidad entre sacerdotes es "una elección", que vence la "cultura del subjetivismo de hoy" y "un cierto individualismo pastoral". El compromiso con las familias golpeadas por la crisis ideal y económica. Una visita en línea con el programa de francisco por una Iglesia "en salida" hacia las "periferias".

Cassano Jonio (AsiaNews)- "La alegría de ser curas", la sorpresa de "ser llamado por el Señor Jesús", junto a la "belleza de la fraternidad", del ser "curas juntos", que es una "elección" no "dejada al caso": son las "dos cosas...más importantes" que el Papa Francisco ha querido dejar como consigna a los cerca de 70 sacerdotes de la diócesis de Cassano Jonio, donde él está d visita pastoral.

La visita en origen, fue deseada por el pontífice para "pedir disculpas" a los fieles de la diócesis por haber nombrado el obispo de ellos, mons. Nunzio Galantino, para la secretaría general de la Cei (Conferencia episcopal italiana), sacándolo un poco de su trabajo pastoral de la diócesis. Pero la visita se está convirtiendo en un mensaje sobre el modo con el cual la Iglesia debe desarrollar su misión en Italia y no sólo en ella. La insistencia del "programa" de Francisco sobre las "periferias" y sobre la Iglesia "en salida" hizo sí que su primer gesto en esta visita fuese el encuentro con los reclusos en Castrovillari, seguido de la visita a la casa "S. Giuseppe Moscati", una de las pocas estructuras para enfermos terminales en Calabria. Inmediatamente después del encuentro con los sacerdotes en la catedral de Cassano, el pontífice tiene en programa un almuerzo en el seminario junto a los pobres huéspedes de la Caritas diocesana, y con los huéspedes de la Comunidad residencial terapéutico- de rehabilitación Saman "Mauro Rostagno". Y después un encuentro con los ancianos de la "Casa Serena".

Con los sacerdotes, Francisco compartió "la sorpresa siempre nueva de haber sido llamado, es más, de haber sido llamado por el Señor Jesús. Llamado a seguirlo, a estar con Él, para ir a los otros levándolo a Él, su palabra, su perdón... No hay nada más bello en el mundo para un hombre que esto, ¿no es verdad? Cuando nosotros curas estamos delante del tabernáculo, y nos detenemos un momento allí, en silencio, entonces sentimos la mirada de Jesús nuevamente sobre nosotros, y esta mirada nos renueva, nos reanima..."

"Cierto- agregó- a veces no es fácil permanecer delante del Señor; no es fácil porque estamos en tantas cosas, con tantas personas...; pero a veces no es fácil porque sentimos un cierto malestar, la mirada de Jesús no inquieta un poco, nos pone también en crisis... ¡Pero esto nos hace bien! En el silencio de la plegaria Jesús nos hace ver si estamos trabajando como buenos obreros o quizás nos convertimos un poco en "empleados; si somos "canales" abiertos, generosos a través del cual circula abundantemente su amor, su gracia, o si en cambio ponemos al centro a nosotros mismos, y así en lugar de los "canales" nos volvemos "pantallas" que no ayudan al encuentro con el Señor, con la luz y la fuerza del Evangelio".

También la "belleza de la fraternidad" en la gran variedad de dones y de las personalidades" no es fácil, ni dada por hecho. "Antes que nada-explica el Papa- por qué nosotros curas estamos sumergidos en la cultura subjetivista de hoy, esta cultura que exalta al yo hasta idolatrarlo. Y luego a causa de un cierto individualismo pastoral que lamentablemente está muy difundido en nuestras diócesis. Por lo tanto debemos reaccionar a esto con la elección de la fraternidad. Intencionalmente hablo de esta "elección". No puede ser sólo una cosa dejada ahí para el caso, a las circunstancias favorables... No, es una elección, que corresponde a la realidad que nos constituye, al don que hemos recibido pero que va recibido, acogido y cultivado: la comunión en Cristo en el presbiterio, alrededor del obispo"

Francisco dio coraje a los sacerdotes para que trabajen "con las familias y para las familias".

"Es un trabajo- dijo- que el señor nos pide que hagamos en modo particular en este tiempo, que es un tiempo difícil para la familia como institución, ya sea para las familias a causa de la crisis. Pero justamente cuando el tiempo se hizo difícil es que Dios te hace sentir su cercanía, su gracia, la fuerza profética de su Palabra. Y nosotros estamos llamados a ser testigos, mediadores de esta cercanía con las familias y de esta fuerza profética para las familias".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Papa a los prisioneros de Castrovillari: Yo también me equivoco y tengo necesidad de perdón
21/06/2014
Encuentro Mundial de las Familias: las familias palestinas y jordanas, sin visas
25/08/2018 12:24
Saigón, el compromiso de la Iglesia por las familias y los emigrantes
30/08/2018 16:14
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
El Papa en los Países bálticos: estonios, descubran la libertad que da ser cristianos
25/09/2018 18:14