21/01/2018, 20.30
VATICANO-PERU
Enviar a un amigo

Papa en Perú: jóvenes, el corazón no se puede 'photoshopear', porque es allí donde se juega el amor verdadero

En el Ángelus en la Plaza de Armas, el Papa Francisco dijo a los jóvenes que sigan a Jesús con todo sí mismo, sin desalentarse, siguiendo el ejemplo de San Martín de Porres, el santo mestizo. La oración silenciosa por la paz en la República del Congo. A los obispos, el ejemplo de san Toribio de Mogrovejo, un infatigable evangelizador: “Hoy lo llamaríamos un obispo “de las calles”. A las religiosas contemplativas, la invitación a rezar por la unidad de la Iglesia peruana.

Lima (AsiaNews)- “El corazón no se puede “photoshopear”, porque es allí donde se juega el amor verdadero, es allí que se juega la felicidad”: con este neologismo, el Papa Francisco se dirigió a los jóvenes reunidos en la Plaza de Armas en la capital peruana. En una mañana densa de encuentros -a las 9,50 con la religiosas contemplativas (v. foto); a las 10,30 con la reliquia de los santos peruanos, poco antes de las 11 con los obispos del país-, el pontífice dedicó el momento del Ángelus a los jóvenes, recordándoles la importancia porque “en este año… nos preparamos para el Sínodo sobre los jóvenes”. Antes de la oración mariana, él invitó a los miles de jóvenes presentes a recitar una oración silenciosa por la paz en la República democrática del Congo.

El reclamo que el Papa hizo al “fhotoshop” es una exhortación a no desalentarse o a esconder la realidad embelleciéndola en modo sólo virtual. “Jesús- dijo- no quiere que “te maquillen” el corazón, Él te ama así como eres y tiene un sueño que realizar con dada uno de ustedes. No lo olviden, Él no se desalienta en cuanto a nosotros. Y ustedes se desalientan les invito a leer la Biblia y recordar a los amigos que Dios eligió. Moisés era tartamudo; Abraham, un viejo; Jeremías, muy joven; Zaqueo, uno de baja estatura; los discípulos, cuando Jesús le pidió rezar se durmieron; Pablo, un perseguidos de cristianos; Pedro, lo renegó… y así podríamos continuar este elenco. ¿Qué excusa podemos encontrar?

Cuando Jesús nos mira, no piensa en cuánto seamos perfectos, sino en todo el amor que tenemos en el corazón para ofrecer a los otros y servirlo. Para Él, esa es la cosa más bella y que más cuenta e insiste siempre sobre esta, no mira a la estatura, si hablas bien o mal, si te duermes mientras rezas, si eras muy joven o muy viejo. La única pregunta es: ¿quieres seguirme y ser mi discípulo? No pierdas tiempo en disfrazar tu corazón, ¡Llénalo del Espíritu Santo!... En el seguir a Jesús, uno jamás está excluido, jamás. Aunque nos equivoquemos, el señor nos ofrece siempre una nueva posibilidad para reiniciar nuestro camino con Él”.

Como ejemplo de esto él citó la historia de san Martín de Porres (1579-1639), hijo de una esclava de orígenes africanos y de un aristocrático español, que se hizo dominico, y le asignaron las tareas más humildes (porque era mulato), pero cuya fama de santidad y de educador dio un gran impulso a la evangelización. “Nada le impidió a aquel joven realizar sus sueños, nada le impidió realizar y gastar su vida por los otros, nada le impidió amar y lo hizo porque había experimentado que el señor lo había amado antes. Así como era: mulato y luchando con muchas privaciones”.  

San Toribio, modelo de los obispos

El ejemplo de los santos peruanos, en particular de san Toribio de Mogrovejo (1538-1606), arzobispo de Lima, fue ofrecido por Francisco a los obispos peruanos. El Papa lo definió como: “un hombre que supo llegar a la otra orilla”. Él dejó “las comodidades del obispado” para recorrer el territorio que se le había confiado: de 22 años de episcopado, 18 los pasó fuera de su ciudad recorriendo por tres veces su territorio”. “Hoy-agregó- los llamaríamos un obispo “de las calles”. Un obispo que con las suelas consumadas por el caminar, por el ir al encuentro para “anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin dudar, sin repulsiones y sin miedo”.

Toribio también realizó un gran compromiso de evangelización en las culturas locales: “Con el tercer Concilio de Lima dispuso que los catecismos fuesen realizados y traducidos en quichua y aymará. Alentó al clero a estudiar y conocer la lengua de sus fieles para poder administrar los Sacramentos en modo comprensible”.

El santo se comprometió también en el campo de la caridad y de la justicia, llegando hasta excomulgar a algunos potentes colonizadores que explotaban al pueblo y eran corruptos. También abrió el camino del sacerdocio a los mestizos, “tratando de favorecer y estimular que el clero, si debía distinguirse en algo, fuese en la santidad de los pastores y no sobre su dignidad étnica”.

Al final, el papa recordó el compromiso de Toribio por la unidad de la Iglesia. “Queridos hermanos-invitó a los obispos-trabajen por la unidad, no se queden prisioneros de divisiones que reducen y limitan la vocación a la cual han sido llamados: ser sacramento de comunión”.

Poco antes del encuentro con los obispos, el Papa se recogió en oración en la catedral delante de las reliquias de los santos peruanos (Toribio de Mogrovejo, Rosa de Lima, Martín de Porres; Francisco Solano, Juan Macías…)

Durante la mañana él había ido al santuario del Señor de los Milagros, donde se encontró con 500 religiosas contemplativas. También a ellas les pidió que “rezaran mucho por la unidad de esta amada iglesia peruana” y les propuso vivir la vida contemplativa con la oración para “curar las llagas de tantos hermanos”. “La vida de clausura-agregó- no pone en prisión ni restringe el corazón, sino más bien lo ensancha gracias a la relación con el Señor y lo hace capaz de sentir en modo nuevo el dolor, el sufrimiento, la frustración, la desaventura de tantos hermanos que son víctimas de esta “cultura del descarte” de nuestro tiempo”.

Esta tarde, el Papa celebrará la misa en la Base Aérea de “Las Palmas”, última cita con la población ´peruana. Después de la celebración de saludo, tomará el avión a las 18,45 (hora local) para volver a Roma.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa en el CELAM: La esperanza en el rostro de jóvenes, mujeres, laicos
08/09/2017 11:12
María Magdalena: mujer, contemplativa, apóstola
22/07/2016 12:04