01/06/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Ascensión, Jesús parte para el cielo; los discípulos parten hacia el mundo

En el Regina Coeli el Papa Francisco subraya que Jesús, ascendido al Padre, permanece junto a nosotros "también aquí en la plaza": su "regalo" al Padre son las llagas, "el precio del perdón" al que el Padre está obligado a dar siempre. La Iglesia es un comunidad "en salida", también la comunidad en clausura; también los ancianos y los enfermos. El recuerdo de las víctimas de Ucrania y de la República Centroafricana y la oración a María, Reina de la paz. La jornada mundial de las comunicaciones sociales y la beatificación de Madre Esperanza de Colvalenza.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La "palabra clave" de la fiesta de la Ascensión es "ir", o mejor "partir"... Jesús parte hacia el Padre y manda a sus discípulos que partan hacia el mundo". Así el Papa Francisco caracterizó la solemnidad de la Ascensión, que se celebra 40 días después de Pascua (o del domingo sucesivo). Hablando a los fieles reunidos en la plaza de S. Pedro para recitar al Regina Coeli, el Papa explicó: "Jesús parte, asciende a los cielos, o sea retorna a lo del Padre por el cual fue enviado al mundo. Pero no se trata de una separación, porque Él permanece siempre con nosotros en una forma nueva... Jesús permanece presente y obrante en las cosas de la historia humana con la potencia y los dones de su Espíritu; está junto a cada uno de nosotros: aunque no lo veamos con los ojos, ¡Él está! Nos acompaña, nos guía, nos toma por mano y nos levanta cuando caemos. Jesús resucitado está cerca de los cristianos perseguidos y discriminados; esta cerca de cada hombre o mujer que sufra". Y libremente dijo: "Jesús está cerca de nosotros también aquí en la plaza. Digamos juntos: El Señor está con nosotros, ¿Creen esto? ¡El Señor está con nosotros!

Y prosiguió sin leer, preguntando: "Y ¿Qué le lleva como regalo al Padre? Sus llagas.. Y le dice: Mira Padre, este es el precio del perdón que Tú das. Y cuando el Padre nos mira, nos perdona siempre porque ve el precio del perdón... No tenemos que tener miedo de pedir perdón porque Jesús pagó por nosotros".

El pontífice subrayó luego el "partir" de los discípulos para ir hacia las periferias existenciales. "Pero Jesús está presente también mediante la Iglesia, que Él envió a prolongar su misión. La última palabra de Jesús a los discípulos es el mandamiento de partir: "Vayan entonces y hagan discípulos para mí a todos los pueblos" (Mt. 28,19). Es un mandato preciso, ¡No es facultativo! La comunidad cristiana es una comunidad "en salida", "en partida". Y ustedes me dirán: ¿Pero y las comunidades de clausura? Sí, también ellas, porque siempre están "en salida" con la oración, con el corazón abierto al mundo, a los horizontes de Dios. ¿Y los ancianos y los enfermos? También ellos, con la oración y la unión a las llagas de Jesús".

"A sus discípulos misioneros- agregó- Jesús les dice: "Y estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo" (v.20). Solos, sin Jesús ¡No podemos hacer nada!

En la obra apostólica no bastan las fuerzas, nuestros recursos, nuestras estructuras, también si son necesarias. Sin la presencia del Señor y la fuerza de su Espíritu nuestra trabajo, aunque esté bien organizado, resulta ineficaz".

"Pero yo querría que ustedes no olviden el regalo que Jesús lleva al Padre. ¿Cuál es el regalo? Sus llagas Y junto con Jesús nos acompaña María nuestra Madre. Ella está ya en la casa del Padre, es Reina del cielo y así nosotros la invocamos en este tiempo; pero como Jesús está con nosotros, camina con nosotros, es la Madre de nuestra esperanza".

Después de la oración mariana, Francisco, "con el alma entristecida", recordó a "las víctimas de las tensiones que todavía continúan en algunas regiones de Ucrania, como también en la República Centroafricana". "Renuevo-agregó el Papa- mi congoja pedido a todas las partes involucradas, para que sean superadas las incomprensiones y se busque con paciencia el diálogo y la pacificación: María Reina de la Paz, nos ayude a todos con su maternal intercesión"

Y junto a los fieles repitió dos veces: "María Reina de la Paz, ruega por nosotros"

El Pontífice recordó después, que hoy solemnidad de la Ascensión, se celebra la Jornada mundial de las Comunicaciones sociales, "sobre el tema de la comunicación al servicio de la cultura del encuentro". "Los medios de comunicación social -explicó- pueden favorecer el sentido de unidad en la familia humana, la solidaridad y el compromiso para una vida digna para todos. Recemos para que la comunicación, en todas sus formas, sean efectivamente al servicio del encuentro entre las personas, las comunidades y las naciones; un encuentro fundado en el respeto y en la escucha recíproca".

Al final el Papa anunció que ayer en Colvalenza "fue proclamada beata  la Madre Esperanza, nacida en España con el nombre de María Josefa Alhama Valera, fundadora en Italia de las Esclavas y de los Hijos del amor Misericordioso. Su testimonio ayude a la Iglesia a anunciar por todos lados, con gestos concretos y cotidianos, la infinita misericordia del Padre celestial para todas las personas". El pontífice pidió a todos los presentes que saludasen a la Madre con un gran aplauso.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: la red social complementa un encuentro de carne y hueso
25/01/2019 14:42
Papa: Junto al pueblo de Indonesia por los atentados a las iglesias de Surabaya
13/05/2018 14:38
El Papa expresa su cercanía a los familiares de las víctimas en Egipto y en Manchester
28/05/2017 13:45
Papa: Los medios sociales herramientas para "dar forma a la vocación misionera de toda la Iglesia"
23/01/2014