13/12/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Conversión y alegría, incluso si "el mundo está acosado por muchos problemas"

En el Ángelus el Papa Francisco pide "cambiar de dirección", tomando "el camino de la justicia, de la solidaridad, de la sobriedad". Conversión también para los publicanos (los "recaudadores de impuestos"), invitados a "no hacer sobornos". El que se convierte y se acerca al Señor siente la alegría. La Conferencia de París sobre el clima necesita "del compromiso y la generosidad". La Conferencia de Nairobi de la OMC tenga en cuenta "las necesidades de los pobres y los más vulnerables". Un saludo a los detenidos de Padua, donde se abrió la "Puerta de la Misericordia". A cristianos de los Focolares y musulmanes amigos: "Adelante con valentía. Todos somos hijos de Dios".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Que las actitudes dominantes de los cristianos en este tiempo de Adviento sean la conversión y la alegría. Esta es la exhortación que el Papa Francisco ha dirigido a todos los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro para el Ángelus. Por la mañana había presidido la liturgia en San Juan de Letrán, donde abrió la Puerta Santa de la Catedral de Roma, coincidiendo con la apertura de la Puerta Santa en las diferentes catedrales del mundo.

La conversión es "la síntesis del mensaje de Juan el Bautista", que se menciona en el Evangelio de la liturgia de hoy. Esto significa que "tenemos que cambiar de dirección - dijo Francesco - y tomar el camino de la justicia, la solidaridad, la sobriedad: estos son los valores esenciales de una vida plenamente humana y auténticamente cristiana".

El Papa se refirió al Evangelio, en el cual los publicanos y soldados preguntan a Juan el Bautista: "¿Qué debemos hacer?" para convertirse. Hablando de los publicanos ("recaudadores de impuestos"), a la que Juan pide no exigir nada más "de lo necesario", añadió Francisco improvisando: "¿Qué significa esto? No hacer sobornos:¡está claro!".

Sin embargo, dijo, " ninguna categoría de personas está excluida del recorrer el camino de la conversión para obtener la salvación, ni siquiera los publicanos considerados pecadores por definición. Ni siquiera ellos están excluidos de la salvación. Dios no impide a ninguno la posibilidad de salvarse. Él está –se puede decir esta palabra– Él está ansioso por usar la misericordia, usarla hacia todos en el tierno abrazo de reconciliación y de perdón".

La invitación a la alegría está presente dos veces en la liturgia de hoy (Sofonías 3:14 y Filipenses 4,4). "Hoy - comentó - se necesita valentía para hablar de alegría, ¡se necesita sobre todo fe! El mundo está sofocado por tantos problemas, el futuro agobiado por incógnitas y temores. Y, sin embargo, los cristianos son personas alegres, y su alegría no es cualquier cosa superficial y efímera, sino profunda y estable, porque es un don del Señor que llena la vida. Nuestra alegría deriva de la certeza que che «el Señor está cerca» (Fil 4,5)”. E improvisando ha agregado: “El que se convierte y se acerca al Señor siente siempre  más la alegría".

Después de la oración mariana, Francis recordó la conferencia sobre el clima, que acaba de concluir en París. Dijo que la aplicación de las decisiones requiere de "compromiso y generosidad" y expresó la esperanza de que se tenga en cuenta "la atención a las personas más pobres y una solidaridad que se haga más y más activa".

Otra cita que destacó es la Conferencia Ministerial de la Organización Internacional de Comercio, que se celebrará en Nairobi el 15 de diciembre. "Hablo - dijo - a los países que participarán, de manera que las decisiones que se tomen tengan en cuenta las necesidades de los pobres y los más vulnerables, así como las aspiraciones legítimas de los países menos desarrollados y en el bien común de toda la familia humana".

El Papa saludó a los reclusos de Padua, donde se llevó a cabo hoy una ceremonia de apertura de la "Puerta de la Misericordia". El Papa quiere para este Año Santo de estas "puertas" estén abiertas "en los lugares de malestar y marginación".

Francisco dirigió un último saludo a los representantes del Movimiento de los Focolares presentes en la plaza junto con algunos miembros de las comunidades musulmanas. Con entusiasmo, dijo: "Adelante, adelante con valentía en su camino del diálogo y la fraternidad. ¡Porque todos somos hijos de Dios!".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa en San Juan de Letrán: Inicia el tiempo del gran perdón. Alegría, a pesar de las "grandes injusticias y violencia"
13/12/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: Ante la Puerta Santa, Jesús te dice: "Levántate!". "Con el corazón sanado hago las obras de misericordia"
10/08/2016 12:53
El Papa Francisco abre la Puerta Santa en San Pedro: Jubileo de la Misericordia en el “espíritu del Vaticano II, del Samaritano”
08/12/2015