08/10/2017, 13.52
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Dios, si bien está desilusionado por nuestros errores, jamás falta a su palabra y no se venga

En el Ángelus el papa subraya “la gran novedad del cristianismo”: en una historia, “marcada también por traiciones y rechazos, Dios “continúa poniendo en circulación el “vino nuevo” de su viña, o sea la misericordia. Estar por todos lados, especialmente en las periferias de la sociedad, la viña del Señor plantó para el bien de todos”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Dios, si bien está desilusionado por nuestros errores, ¡jamás falta a su palabra y sobre todo no se venga! Hablando hoy a los fieles reunido en la plaza de san Pedro para recitar el Ángelus, el Papa Francisco subrayó que es esta “la gran novedad del Cristianismo”, evidente en la parábola de los viñadores homicidas que constituye el Evangelio de la misa de hoy (Mt 21, 33,43), “7” Domingo del año A).

La parábola narra que un dueño confía su viña a los viñadores que a un cierto punto “rechazan entregar la cosecha”, llegando hasta matar a los siervos del dueño y hasta su hijo.

“Este relato ilustra de manera alegórica los reproches que los Profetas habían hecho sobre la historia de Israel. Es una historia que nos pertenece: se habla de la alianza que Dios quiso establecer con la humanidad y a la cual llamó a participar también a nosotros. Sin embargo, esta historia de alianza, como cada historia de amor, conoce sus momentos positivos, pero también está signada por traiciones y rechazos”.

“Para hacer entender cómo Dios Padre responde a los rechazos opuestos a su amor y a su propuesta de alianza, el pasaje evangélico pone en los labios del dueño del  viñedo una pregunta: «Cuando vuelva el dueño, ¿qué hará con esos labradores?» (v. 40). Esta pregunta subraya que la desilusión de Dios por el comportamiento malvado de los hombres no es la última palabra”.

“A través de las "piedras descartadas"- y Cristo es la primera piedra que los constructores han descartado - a través de situaciones de debilidad y pecado, Dios continúa poniendo en circulación el “vino nuevo” de su viña. Que es su misericordia. Hay un solo obstáculo frente a su tenaz y tierna de Dios: ¡nuestra arrogancia y nuestra presunción, que a veces se vuelve hasta violencia!”.

 “La urgencia de responder con frutos, frutos de bien a la llamada del Señor, que nos llama a convertirnos en su viña, nos ayuda a comprender qué hay de nuevo y original en la fe cristiana. Ella no es sólo la suma de preceptos y normas morales, sino que es ante todo una propuesta de amor que Dios, por medio de Jesús, ha hecho y sigue haciendo a la humanidad”.

 “Invocamos, concluyó,   la intercesión de María Santísima para que nos ayude a ser, en todas partes, especialmente en las periferias de la sociedad, la viña que el Señor ha plantado para el bien de todos y a llevar el vino nuevo de la misericordia del Señor”.

 

   

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: ¡Siempre, tú debes perdonar siempre!
17/09/2017 13:08
Papa Francisco: Un Evangelio de bolsillo de parte de los abuelos para llevar la Misericordia de Dios en el corazón y en las obras
13/03/2016 13:42
Papa: Dios tiene los brazos abiertos, trata a los pecadores con ternura y compasión
11/09/2016 14:42