08/09/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Dios "camina con los justos y los pecadores". Camina, con paciencia, "para obtener el último encuentro del hombre con Él"

Dios creó el universo, dándole autonomía y al hombre dándole la libertad, para poder avanzar en la historia. "Él quería que fuésemos como su Hijo y que Su Hijo fuese como nosotros". "Hoy podemos mirar la Virgen, pequeña, santa, sin pecado, pura y escogida para ser la Madre de Dios y también mirar a la historia que hay detrás, tanto tiempo, siglos y preguntarse: ¿Cómo voy en mi historia? ¿Dejo que Dios camine conmigo? ¿Dejo que Él camine conmigo o quiero caminar solo?

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Dios "camina con los justos y los pecadores". Camina, con paciencia", con todo, para llegar al encuentro, el encuentro definitivo del hombre con Él". En el día en el que celebramos la Natividad de María, en la Misa celebrada esta mañana en Casa Santa Marta, el Papa Francisco ofreció su meditación sobre la Creación y la forma en que Dios hace con nosotros en la historia, "cosas grandes", pero también aquellas "pequeñas".

Cuando leemos el libro del Génesis, señaló, "existe el peligro de pensar que Dios era un mago", que hizo las cosas "con la varita mágica". Sin embargo, "no fue así", porque "Dios ha hecho las cosas" y "las ha dejado ir con las leyes internas, las interiores que Él ha dado a cada una, para que se desarrollen, para que lleguen a la plenitud". El Señor, añadió, "a las cosas del universo les ha dado autonomía, pero no independencia". "Porque Dios no es un mago, ¡es el creador! Pero cuando al sexto día de la historia, viene la creación del hombre con otra autonomía, un poco diferente, pero no independientes: una autonomía que es la libertad. Se dice al hombre a seguir adelante en la historia, lo hace responsable de la creación, para que domine la creación, para llevarlo de vuelta y así llegar a la plenitud de los tiempos. ¿Y cuál era la plenitud de los tiempos? La que tenía en su corazón: la llegada de su Hijo. Porque Dios - hemos escuchado a Pablo - nos ha predestinado todo, a ser transformados según la imagen del Hijo".

Y esto, dijo, "es el camino de la humanidad, es el camino del hombre. Dios quería que fuésemos como su Hijo y de Su Hijo para ser como nosotros". El Papa ha vuelto el pensamiento al pasaje del Evangelio de hoy que narra la genealogía de Jesús "En esta lista - señaló - hay santos y pecadores también, pero la historia continúa, porque Dios ha querido que los hombres sean libres". Y si bien es cierto que cuando el hombre "ha abusado de su libertad, Dios lo ha expulsado del Paraíso" le ha "hecho una promesa, y el hombre salió del Paraíso con esperanza. ¡Pecador, pero con esperanza!". "Su viaje no lo hace solo: Dios camina con él. Porque Dios hizo una elección: ha hecho la opción por el tiempo, no por el momento Es el Dios del tiempo, es el Dios de la historia, es el Dios que camina con sus hijos". Y eso hasta la "plenitud de los tiempos" cuando su Hijo se convierte en un hombre. Dios "camina con los justos y los pecadores". Camina "con todo el mundo, para llegar al encuentro, el encuentro definitivo del hombre con Él."

El Evangelio termina esta historia de siglos "en una cosa pequeña, en una pequeña ciudad", con José y María. "El Dios de la gran historia lo es también en la pequeña historia, allí, porque quiere caminar con todos".  Francisco ha citado a Santo Tomas, donde se afirma: "No tengan miedo de las cosas grandes, pero también tengan en cuenta lo pequeño, este es divino". "Y así es Dios en las cosas grandes, pero también en las más pequeños. "Y el Señor que camina con nosotros es el Señor de la paciencia. La paciencia de Dios. La paciencia que tuvo con todas estas generaciones. Con todas estas personas que han vivido su historia en la gracia y el pecado, Dios es paciente. Dios camina con nosotros, porque Él quiere que todos lleguemos a ser transformados según la imagen de su Hijo Y desde aquella hora que nos dio la libertad en la creación - no la independencia - hasta hoy sigue caminando".

Y así, por lo tanto, "llegamos a María". Hoy, dijo el Papa, "estamos en la antesala de esta historia: el nacimiento de la Virgen María". Y "lo que pedimos en la oración que el Señor nos dé la paz y la unidad para caminar juntos en el corazón. Es la Gracia de de hoy". "Hoy podemos mirar a la Virgen, pequeña, santa, sin pecado, pura y escogida para ser la Madre de Dios y también mirar a la historia que hay detrás, tanto tiempo, siglos y preguntar: ¿Cómo entra en mi historia? ¿Dejo que Dios camine conmigo? ¿dejo que camina conmigo o quiero caminar solo? ¿dejo que me acaricie, me ayudo, me perdono, vuelvo al encuentro con Jesucristo? Este será el final de nuestro viaje: Reunirse con el Señor. Esta pregunta nos hará bien hoy. ¿Dejo que Dios tenga paciencia conmigo?.Y así, mirando a esta gran historia, e incluso este pequeño país, podemos alabar al Señor y humildemente pedir que nos dé la paz, la paz del corazón que sólo Él puede darnos, que sólo nos da cuando dejamos que Él camine con nosotros".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Papa: Dios "hace la historia", "camina con nosotros", "y cuando nosotros nos equivocamos, corrige la historia y nos lleva adelante, adelante, siempre"
18/12/2014
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40