23/03/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Donde no hay misericordia no hay justicia, ni siquiera en la Iglesia

"Cuando el pueblo de Dios viene voluntariamente a pedir perdón, para ser juzgado" encuentra a los viciosos "que son capaces de tentarlo para explotarlo", encuentra "los negociantes" que "no dan oxígeno a esa alma, no dan esperanza" y encuentra "los estrictos que castigan a los penitentes lo que esconden en su alma".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Incluso en la Iglesia donde no hay piedad, no hay justicia - "la Biblia nos dice que la misericordia es precisamente el juicio correcto" - y aún hoy en día ""Cuando el pueblo de Dios viene voluntariamente a pedir perdón, para ser juzgado" encuentra a los viciosos "que son capaces de tentarlo para explotarlo", encuentra "los negociantes" que "no dan oxígeno a esa alma, no dan esperanza" y encuentra "los estrictos que castigan a los penitentes lo esconden en su alma".

El Papa Francisco lo ha dicho en la homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Casa Santa Marta, siguiendo el ejemplo de las lecturas del día hablando que hablan tres mujeres y tres jueces: una mujer inocente, Susanna, un pecador, la adúltera, y la pobre viuda necesitada.

 "Los tres - dijo - según algunos padres de la iglesia, son figuras alegóricas de la Iglesia: La Iglesia Santa, la Iglesia pecadora y la Iglesia necesitada". "Los tres jueces son malos" y "corruptos": en primer lugar el juicio de los escribas y fariseos es llevar a la mujer adúltera a Jesús "Ellos tenían en el corazón la corrupción de la rigidez". Se sentían puros porque observaban "la letra de la ley". "La ley dice que usted debe hacer esto y esto". . "Pero estos no eran santos, eran corruptos, corruptos porque la rigidez del género sólo puede avanzar en una doble vida, y los que condenaron esta mujer luego iban a buscarla en secreto, para pasar un buen rato. Los rígidos son - uso el adjetivo que Jesús les dio - hipócritas: tiene doble vida. Los que juzgan, pensamos en la Iglesia - las tres mujeres son figuras alegóricas de la Iglesia - los que juzgan con rigidez a la Iglesia tienen doble vida. Con la rigidez no es posible respirar".

Luego están los dos jueces de alto nivel que están chantajeando a una mujer, Susana, para que se les entregue, pero ella se resiste: "Ellos eran jueces viciosos tenían la corrupción del vicio, en este caso, la lujuria. Se dice que cuando se tiene este vicio de la lujuria con los años se vuelve más feroz, más malo". Por último, está el juez que interroga a la viuda pobre. Este juez "no teme a Dios y no le importaba nadie, no le importaba, sólo se preocupa por sí mismo". Se trataba de "un hombre de negocios, un juez que con su trabajo de juez hizo negocio". Era un "corrupto del dinero, del prestigio". Estos jueces el negociante, el vicioso y el rígido, "no sabían una palabra, no sabían lo que era la misericordia".

"La corrupción se los llevó lejos de la comprensión de la misericordia, de ser misericordiosos. Y la Biblia nos dice que la misericordia es precisamente el justo juicio y las tres mujeres - la santa, la pecadora y la necesitada, figuras alegóricas de la Iglesia - sufren esta falta de misericordia. Incluso hoy, el pueblo de Dios, cuando encuentra estos jueces, sufre un juicio sin misericordia, tanto en materia civil, como eclesiástica. Y donde no hay misericordia, no hay justicia. Cuando el pueblo Dios se acerca voluntariamente a pedir perdón, para ser juzgado, ¿cuántas veces, cuántas veces, encuentra alguno de estos".

Encuentra los viciosos que "son capaces de tentarlos para explotarlos", y esto "es uno de los pecados más graves"; encuentra "los negociantes" que "no dan oxígeno a esa alma, no dan esperanza"; y encuentra "los estrictas que castigan en los penitentes aquello que esconden en su alma" "Esto se llama falta de misericordia" "Sólo quiero - concluyó el Papa - decir una de las más bellas palabras del Evangelio que me conmueve tanto:'¿Nadie te ha condenado?' - 'No, no, Señor' - 'Ni yo te condeno' Tampoco yo te condeno.. Una de las palabras más bellas, ya que está lleno de misericordia"

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: "Nuestro Señor está contento", por esto "no se puede pensar en una Iglesia sin alegría"
03/12/2013
Papa : una palabra cristiana no puesta en práctica conduce a la vanidad, la confianza en sí mismo, el orgullo, "el poder por el poder"
05/12/2013
Papa: "rezar es un poco dar fastidio a Dios, para que nos escuche", seguros de que lo hará
06/12/2013
Papa: La esperanza cristiana no es optimista, "es más", es "una expectativa ardiente hacia la revelación del Hijo"
29/10/2013