12/11/2017, 14.19
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Esperamos la venida del esposo. Y el sueño de la muerte no nos asusta

En el Ángelus, el Papa Francisco explica la parábola de las diez vírgenes. “Estar listos para el encuentro con Él”. “Velar no significa solamente no dormir, sino estar preparados”. “La lámpara es el símbolo de la fe que ilumina nuestra vida”. “El aceite es el símbolo de la caridad que alimenta, vuelve fecunda y creíble nuestra fe”. El recuerdo de los 60 beatificados en Madrid, mártires de la guerra civil española entre los años 1936 y 1937.  

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – “Mientras esperamos la venida del esposo… el sueño de la muerte no nos asusta, porque tenemos la reserva de aceite, acumulada con las buenas obras de cada día”. El Papa Francisco ha sintetizado de esta manera la enseñanza contenida en la parábola de las diez vírgenes (“doncellas”) narrada en el evangelio de Mateo (25,1-13), proclamado en la misa de hoy (Domingo 32do, Tiempo del Año, ciclo A)

Al hablar a los peregrinos que estaban reunidos en la plaza San Pedro antes del Ángelus, Francisco ha explicado que, con esta parábola, Jesús “nos recuerda que debemos estar preparados para el encuentro con Él. Muchas veces, en el Evangelio, Jesús exhorta a velar, y lo hace también al final de este relato, diciendo así: “Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora” (v. 13). Pero con esta parábola nos dice que velar no significa solamente no dormir, sino también estar preparados; en efecto, todas las vírgenes se duermen antes de que llegue el esposo, pero al despertarse algunas están listas, y otras no. Aquí está, entonces, el significado del ser sabios y prudentes: se trata de no esperar al último momento de nuestra vida para colaborar con la gracia de Dios, sino de hacerlo ya desde ahora”.

“La lámpara –continuó-  es el símbolo de la fe que ilumina nuestra vida, en tanto el aceite es el símbolo de la caridad que alimenta, que vuelve fecunda y creíble la luz de la fe. La condición para estar preparados para el encuentro con el Señor no es solamente la fe, sino una vida cristiana rica de amor por el prójimo. Si nos dejamos guiar por aquello que no resulta más cómodo, por la búsqueda de nuestros intereses, nuestra vida se torna estéril, y no acumulamos ninguna reserva de aceite para la lámpara de nuestra fe y ésta – la fe – se apagará cuando llegue el momento de la venida del Señor, o incluso antes. Si, en cambio, estamos preparados y tratamos de hacer el bien, con gestos de amor, de comunión, de servicio al prójimo que se encuentra en dificultades, podemos quedarnos tranquilos mientras esperamos la venida del Esposo: el Señor podrá venir en cualquier momento, y el sueño de la muerte no nos asusta, porque tenemos la reserva de aceite, acumulada con las buenas obras de cada día. La fe inspira la caridad, y la caridad custodia la fe”.

“Que la Virgen María nos ayude a que nuestra fe se vuelva cada vez más activa por medio de la caridad; para que nuestra lámpara pueda resplandecer ya desde aquí, en el camino terrenal, y luego, para siempre, en la fiesta de bodas en el paraíso”.

Tras la oración mariana, el pontífice ha recordado que ayer, en Madrid, Vicente Queralt Lloret y 20 compañeros mártires fueron proclamados beatos, al igual que José María Fernández Sánchez y 38 compañeros mártires.

“Los nuevos Beatos –dijo- eran miembros de la Congregación de la Misión: sacerdotes, hermanos coadjutores, novicios; otros eran laicos pertenecientes a la Asociación de la Medalla Milagrosa. Todos fueron asesinados por odio a la fe, durante la persecución religiosa llevada a cabo durante la guerra civil española, entre los años 1936 y ’37. Demos gracias a Dios por el gran don de estos testigos ejemplares de Cristo y del Evangelio”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: Los 100 años de la ‘inútil masacre’. Invirtamos sobre la paz, no sobre la guerra
11/11/2018 13:23
Papa: Cristo, el Buen Pastor, se ha convertido en la puerta de la salvación para la humanidad, porque ofreció su vida por sus ovejas
07/05/2017 13:23
Papa: San Esteban, el mensaje de Jesús es incómodo y nos incomoda
26/12/2017 12:37
Madrid abre una investigación contra Hu Jintao, culpable de genocidio en el Tíbet
11/10/2013


Viajes