10/01/2021, 13.37
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Nuestra vida está marcada por la misericordia de Dios

El Santo Padre dedicó un pensamiento a las víctimas del 6 de enero en Washington: "Exhorto a las autoridades del Estado y a toda la población a mantener un alto sentido de responsabilidad, para calmar los ánimos, promover la reconciliación nacional y proteger los valores democráticos arraigados en la sociedad estadounidense".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) –  "Nuestra vida está marcada por la misericordia que descendió sobre nosotros” en el día de nuestro bautismo. Sin embargo, quien no ha sido bautizado también puede recibir la misericordia.  Fueron las palabras del Papa Francisco en el Ángelus de hoy, en el día en que se recuerda el bautismo de Jesús. Esta vez, a causa de la pandemia, el pontífice no bautizó a algunos niños como suele hacerse tradicionalmente en esta fiesta.

Hoy el rezo del Ángelus fue nuevamente en la biblioteca del Palacio Apostólico. Luego de la oración a María, Francisco se refirió a los hechos de violencia que estallaron el 6 de enero en Washington. “Envío un afectuoso saludo al pueblo de los Estados Unidos de América, sacudido por el reciente asalto al Congreso. Ruego por aquellos que perdieron la vida – cinco personas – en estos momentos dramáticos. Reitero que la violencia es auto-destructiva; siempre lo es. Nada se gana con la violencia, ¡y es tanto lo que se pierde!”.   

“Exhorto a las autoridades del Estado y a toda la población a mantener un alto sentido de responsabilidad, para calmar los ánimos, promover la reconciliación nacional y tutelar los valores democráticos arraigados en la sociedad estadounidense. Que la Virgen Inmaculada, Patrona de los Estados Unidos de América, ayude a mantener viva la cultura del encuentro, la cultura del cuidado, como vía maestra para construir juntos el bien común; y que así sea con todos los que viven en esas tierras”. 

Antes del rezo de la oración mariana, el Papa dijo que la liturgia de hoy “nos hace dar un salto de unos treinta años, treinta años de los que sabemos una cosa: fueron años de vida escondida, que Jesús pasó en familia, obedeciendo a los padres, estudiando y trabajando. Es impresionante que el Señor haya pasado así la mayor parte del tiempo en la Tierra, viviendo la vida de todos los días, sin aparecer. Es un bonito mensaje para nosotros: nos revela la grandeza de lo cotidiano, la importancia de cada gesto, de cada momento de la vida, a los ojos de Dios; incluso de aquellos más simples y ocultos”. 

Luego, en el río Jordán, el Señor se hizo bautizar, como los pecadores “a pesar de que no tenía necesidad de hacerlo”.  De esta manera, en el primer día de su ministerio, “Jesús nos ofrece su “manifiesto programático”. Nos dice que no nos salva desde lo alto, con una decisión soberana o un acto de fuerza. Por el contrario, Él viene a nuestro encuentro y carga sobre sí nuestros pecados. Es así como Dios vence el mal del mundo: bajando y haciéndose cargo. Es también la forma en la que nosotros podemos levantar a los otros: no juzgando, no insinuando qué hacer, sino acercándonos, com-padeciendo, compartiendo el amor de Dios”. La cercanía es el estilo que Dios tiene con nosotros. 

“El amor llama al amor. Esto también vale para nosotros: en cada gesto de servicio, en cada obra de misericordia que realizamos, Dios se manifiesta y posa su mirada sobre el mundo. Pero, incluso antes de hacer algo, nuestra vida está marcada por la misericordia que se ha posado sobre nosotros. Hemos sido salvados, de forma gratuita; la salvación es gratuita". "¿Cuándo ocurrió esto? El mismo día de nuestro bautismo. Allí estábamos inmersos en el amor de Cristo que murió y resucitó por nosotros. Allí recibimos el don del Espíritu Santo. Allí el Padre nos dijo a cada uno de nosotros, como a Jesús, "Tú eres mi Hijo, el amado". Por eso hay que recordar el día del Bautismo: es una fecha que hay que marcar y celebrar todos los años. Desde entonces y para siempre, somos los hijos amados de Dios. Podemos pensar cosas equivocadas y cometer muchos errores, pero siempre seguimos siendo los hijos amados de Dios. Es nuestra identidad más profunda. Es el primer punto de la vida espiritual y nos lo recuerda el primer gesto público de Jesús".

En cuanto a los hechos ocurridos en Washington, Francisco habló sobre ello en una entrevista con la red televisiva italiana “Canale 5”. “Realmente he quedado muy sorprendido por todo esto  – dijo -, porque es un pueblo tan disciplinado en la democracia”. Sin embargo, subrayó que incluso “en las realidades más maduras siempre hay alguna cosa que no funciona”; y hay gente “que toma un camino que va contra la comunidad, contra la democracia y el bien común”. 

Por supuesto que la violencia debe ser condenada, repitió el Papa, “este movimiento, así, hay que condenarlo, independientemente de las personas”. Ningún pueblo “puede jactarse de no tener un solo día con un caso de violencia”; por tanto, se trata de “entender bien para no repetir, y aprender de la historia”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Asalto al Congreso: alerta para los chinos. Beijing critica la democracia estadounidense .
07/01/2021 12:30