20 Enero 2018
AsiaNews.it Twitter AsiaNews.it Facebook
Areas geogràficas




  • > Africa
  • > Asia Central
  • > Asia del Norte
  • > Asia del Sur
  • > Europe
  • > Nord America
  • > Noroeste Asiático
  • > Oriente Medio
  • > Sud America
  • > Sudeste Asiático
  • > Asia del Este


  • » 03/01/2018, 11.01

    VATICANO

    Papa: el acto penitencial, el coraje de quitarse la máscara y abrirse a la gracia que renueva el corazón



    En la primera catequesis del nuevo año, el Papa Francisco explica los gestos y las palabras del rito de introducción de la misa. “Saldar las cuentas con nuestra debilidad, nos abre el corazón para invocar la misericordia divina, que transforma y convierte”. Golpearse el pecho significa reconocer que “he pecado precisamente por mi culpa, y no por la de los demás”. Se peca de “omisión”: no basta con no hacer mal al prójimo, se necesita optar por hacer el bien”.  

    Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – El acto penitencial, el rito de introducción de la misa, ha sido el centro de la meditación que hoy ha llevado adelante el Papa Francisco en el aula Pablo VI. En su primera cita del 2018 con la catequesis de los miércoles, para explicar el sentido del gesto penitencial, el pontífice ha presentado algunas figuras de “penitentes” presentes en la Biblia, que, “volviendo a entrar en sí tras haber cometido el pecado, hallan el coraje de quitarse la máscara y abrirse a la gracia que renueva el corazón”. El Papa citó al rey David, al hijo pródigo, al publicano, a Pedro, a Zaqueo y a la samaritana. “Medirse con la fragilidad de la arcilla con la cual somos amasados –dijo- es una experiencia que nos fortalece: además de hacernos tomar cuenta de nuestra debilidad, nos abre el corazón para invocar la misericordia divina que transforma y convierte”.

    El acto penitencial, explicó, “favorece la actitud con la cual disponerse a celebrar dignamente los santos misterios, es decir, reconociendo, delante de Dios y de los hermanos, nuestros pecados”.

    “¿Qué puede dar el Señor a quien ya tiene el corazón colmado de sí, del propio éxito? Nada, porque el presuntuoso es incapaz de recibir el perdón, saciado, como ésta, de su presunta justicia. Pensemos en la parábola del fariseo y del publicano, donde sólo el segundo vuelve a su casa justificado, es decir, perdonado (cfr Lc 18, 9-14). Quien es consciente de sus propias miserias y baja la mirada con humildad, siente posarse sobre él la mirada misericordiosa de Dios. Sabemos, por experiencia, que sólo quien sabe reconocer los errores y pedir disculpas recibe la comprensión y el perdón de los demás”.

    El Papa luego ha subrayado la confesión general. Pero “pronunciada en primer persona singular” por parte de la comunidad, en la cual se “confiesa a Dios y a los hermanos ‘haber pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión’. Sí, también de omisión, es decir de no haber hecho el bien que se podría haber hecho. A menudo nos sentimos buenos porque –decimos- ‘no hice el mal a nadie’. En realidad, no basta con no hacer el mal al prójimo, es necesario elegir hacer el bien, aprovechando las ocasiones para dar un buen testimonio de que somos discípulos de Jesús”.  

    “Las palabras que decimos con la boca van acompañadas por el gesto de golpearse el pecho, reconociendo que he pecado por mi culpa y no por la de otros. A menudo sucede que en efecto, por miedo o vergüenza, señalamos con el dedo acusando a los demás. Cuesta admitir que se es culpables, pero nos hace bien confesarlo con sinceridad”.

    “Después de la confesión del pecado, suplicamos a la Santísima Virgen María, a los ángeles, a los Santos, que rueguen al Señor por nosotros. También en esto es preciosa la comunión de los Santos: la intercesión de estos «amigos y modelos de vida» (Prefacio del 1° noviembre) nos sostiene en el camino hacia la plena comunión con Dios, cuando el pecado será definitivamente anulado”.

    “El acto penitencial se concluye con la absolución del sacerdote, que invoca a Dios Todopoderoso para que «tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna». Dicha absolución «sin embargo, no tiene el mismo valor que el sacramento de la Penitencia» (Ordenamiento General del Misal Romano, 51). De hecho, hay pecados graves, los que llamamos mortales, porque hacen morir la vida divina en nosotros, los cuales, para ser perdonados, necesitan de la Confesión y absolución sacramental”.

    Entre las variadas fórmulas que se pueden usar en el acto penitencia, el Papa ha citado también el Kyrie eleison: “con la antigua expresión griega, aclamamos al Señor –Kyrios- e imploramos su misericordia”. 

    enviar a un amigo Versión para imprimir











    23/01/2015 VATICANO
    Papa: el "trabajo" de Dios es reconciliar, porque "nuestro Dios perdona" cualquier pecado y lo perdona "siempre".
    Por graves que sean los pecados basta "arrepentirse y pedir perdón"; "no se debe pagar nada", porque ya "Cristo ha pagado por nosotros". La confesión "más que un juicio es un encuentro" con el Señor que "te abraza". "Enseñemos a nuestros niños, a nuestros chicos a confesarse bien, porque ir a confesarse no es como ir a la tintorería para que nos quiten una mancha, ¡No! Es ir al encuentro con el Padre.

    04/03/2016 20:56:00 VATICANO
    Papa: el confesor, “instrumento” de Dios, ha de estar atento a no poner obstáculos a Su misericordia.

    Se requiere una preparación “precisa y puesta al día”. Si no se puede dar la absolución, “ante todo, tratar de ver si hay un camino: muchas veces se lo encuentra. Segundo: no ligarse solamente al lenguaje hablado, sino también al lenguaje de los gestos”. “Y tercero: si no pueden dar la absolución, hablar como padre: “Pero oye, por esto yo no puedo dar la absolución, ¡pero puedo asegurarte que Dios te ama, que Dios te espera!”.



    16/12/2015 VATICANO
    Papa: "La misericordia y el perdón no deben permanecer como palabras bonitas, sino realizarse en la vida cotidiana"
    "¡La salvación no se compra! ¡La puerta es Jesús y es gratis! La salvación es gratuita. Es un signo de una verdadera conversión de nuestros corazones. Cuando cruzamos la puerta es bueno recordar que también debemos mantener abierta la puerta de nuestro corazón". "Repartida por todo el mundo y organizada en muchas Iglesias particulares, sin embargo, es siempre y sólo la única Iglesia que Jesucristo quiere".

    09/02/2016 19:22:00 VATICANO
    Papa: Misioneros de la Misericordia, testigos de cómo Dios ama y perdona

    “Somos llamados a ser expresión viva de la Iglesia que, como madre, acoge a todo aquél que se pone a su lado”. “Ser confesor según el corazón de Cristo equivale a cubrir al pecador con el manto de la misericordia, para que no se avergüence más y pueda recuperar la alegría de su dignidad filial”. “Se puede hacer tanto mal a un alma si ella no es acogida como lo haría un padre, como haría una madre Iglesia”.



    18/09/2014 VATICANO
    Papa: aquellos que se reconocen pecadores "abren el corazón en la confesión de los pecados, al encuentro con Jesús"
    "Jesús dice esta palabra- "Tú estás salvado, tú estás salvada, te has salvado"- solamente a quién abre el corazón y se reconoce pecador. La salvación solamente entra en el corazón cuando nosotros abrimos el corazón en la verdad de nuestro pecados".



    Noticias destacadas

    EGIPTO - LIBANO
    En El Cairo, musulmanes y cristianos se encuentran por Jerusalén, “causa de causas”

    Fady Noun

    El encuentro se llevó a cabo los días 16 y 17 de enero en la institución sunita de al-Azhar. En la cita participaron muchas personalidades del Líbano, entre ellas, el patriarca maronita Raï. El mundo árabe se encuentra dividido entre una “pasividad cómplice” y “discursos ruidosos pero ineficaces”. Ex premier libanés: hay que coordinar las acciones para lograr una mayor eficiencia al servicio de una “identidad pluralista de Jerusalén” y de la “libertad religiosa”. Card. Raï: se precisa la oración conjunta, la solidaridad inter-religiosa islámico-cristiana en todo el mundo árabe, y sostener a los palestinos.


    CHINA
    Yunnan: hasta 13 años de prisión para los cristianos acusados de pertenecer a una secta apocalíptica



    La secta en cuestión es Tres grados del servicio, un grupo pseudo-protestante clandestino, fundado en Henan y difundido sobre todo en las zonas rurales. Lo condenados reivindican ser solamente cristianos y no saber nada de esta secta. A los abogados defensores se los ha amenazado  con la revocación de su matrícula profesional. 


    AsiaNews IS ALSO A MONTHLY!

    AsiaNews monthly magazine (in Italian) is free.
     

    SUBSCRIBE NOW

    News feed

    Canale RSScanal RSS 









     

    IRAN 2016 Banner

    Books
    by Fabrizio Meroni
    pp. 288
    by Gerolamo Fazzini, 7 euro
    pp. 128
    by Paolo Nicelli
    pp. 136
    by Piero Gheddo
    pp. 504
    by Claire Ly
    pp. 160
    by Piero Gheddo
    pp. 320
    by Gianni Criveller
    pp. 132

    2003 © All rights reserved - AsiaNews C.F. e P.Iva: 00889190153 - GLACOM®