10/10/2018, 12.38
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: el desprecio por la vida es el origen de todo el mal del mundo

Hablando del mandamiento. “no matar”, Francisco preguntó: ¿Cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e inerme en su florecer? y; ¿es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo encargar a un sicario para resolver un problema?”.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Es el desprecio por la vida el origen de todo el mal en el mundo, ya sea que se manifieste en las guerras, en la explotación del hombre, en el asesinato de una vida por nacer. Y en este último caso, “¿cómo puede ser  terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e inerme en su florecer? y; ¿es justo eliminar una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo encargar a un sicario para resolver un problema?”.

El mandamiento “no matar” en toda su portada estuvo en el centro de la catequesis del papa Francisco en la audiencia general de hoy, en la cual particularmente subrayó el no al aborto.

A las más de 30 mil personas presentes en la plaza de S. Pedro, Francisco evidenció particularmente como el “no matar, con la formulación concisa y categórica, se levanta como una muralla en defensa del valor basilar en las relaciones humanas: el valor de la vida”.

“Se podría decir-continuó- que todo el mal que se hace en el mundo, se resume en esto: desprecio por la vida. La vida es atacada por las guerras, por las organizaciones que explotan al hombre, por las especulaciones sobre la creación y la cultura del descarte, y por todos los sistemas que someten la existencia humana a cálculos de oportunidad, mientras que un número escandaloso de personas viven en un estado indigno del hombre. Esto es el desprecio por la vida, es decir: matar, de alguna forma”.

“Un enfoque contradictorio también permite la supresión de la vida humana en el útero materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos. Pero, ¿cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su nacimiento? Y yo les pregunto – agrega el Pontífice – ¿Es justo quitar una vida humana para resolver un problema? ¿Qué cosa piensan ustedes? ¿Es justo? ¿Es justo pagar a un sicario para resolver un problema? ¿De dónde viene todo esto?. “La violencia y el rechazo de la vida nacen del miedo. De hecho, la acogida del otro es un desafío al individualismo”

“Pensemos, por ejemplo cuando se descubre que una vida que está por nacer, es portadora de una discapacidad, incluso de una discapacidad grave. Los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, una verdadera solidaridad, para afrontar la realidad superando temores comprensibles. En cambio, a menudo reciben consejos apresurados para interrumpir el embarazo, es decir, esto es un modo de decir: interrumpir el embarazo significa quitar la vida a uno, directamente...”.

“Un niño enfermo es como todo necesitado de la tierra, como un anciano que necesita de asistencia, como tantos pobres que luchan para salir adelante: ese al que se presenta como un problema, es, en realidad, un don de Dios que puede sacarme del egocentrismo y hacer crecer el amor. La vida vulnerable nos indica el camino para salir, el camino para salvarnos de una existencia replegada sobre sí misma y descubrir la alegría del amor”. Y aquí quisiera detenerme para agradecer a tantos voluntarios, el fuerte voluntariado italiano, que es el más fuerte que he conocido”.

¿Qué lleva al hombre a rechazar la vida?, son los ídolos de este mundo: el dinero, el poder, el éxito. Estos son parámetros erróneos para evaluar la vida. La única medida auténtica de la vida es el amor, el amor con el que Dios la ama, ¡el amor con el cual Dios ama toda vida humana!. “De hecho, el sentido positivo del mandamiento “No matar”, es que Dios es “amante de la vida”. “El secreto de la vida se nos revela por la manera en que el Hijo de Dios la ha traído, que se hizo hombre hasta el punto de asumir, en la cruz, el rechazo, la debilidad, la pobreza y el dolor (Cfr Jn 13,1). En cada niño enfermo, en cada anciano débil, en cada emigrante desesperado, en cada vida frágil y amenazada, Cristo nos busca Cfr Mt 25,34-46), busca nuestro corazón, para abrirnos la alegría del amor”.

Vale la pena di accogliere ogni vita perché ogni uomo vale il sangue di Cristo stesso (cfr 1 Pt 1,18-19). Non si può disprezzare ciò che Dio ha tanto amato!”.
“Debemos decir a los hombres y mujeres del mundo, ¡no desprecien la vida! La vida de los demás, pero también la suya propia, porque incluso para ella vale el mandamiento: “No matar”. Hay que decirles a tantos jóvenes: ¡No desprecien su existencia! ¡Deja de rechazar la obra de Dios! ¡Tú eres obra de Dios! “Que nadie mida la vida según los engaños de este mundo – advierte el Pontífice – sino que cada uno se acepte a sí mismo y a los demás en el nombre del Padre que nos creó. Él es amante de la vida y todos somos tan queridos por Él que envió a su Hijo por nosotros”.

“Nadie mida la vida según los engaños de este mundo, sino que cada uno reciba a sí mismo y a los otros en nombre del padre que nos ha creado. Él es el “amante de la vida”. Esto es bello, Dios es amante de la vida y todos nosotros somos tan querido, que envió a su Hijo por nosotros. “Dios de hecho- dice el Evangelio- tanto amó al mundo que envió a su Hijo unigénito, para que quien crea en Él no muera, sino tenga la vida eterna” (JN 3,16)”.

“No matar- reafirmó en el saludo a los fieles árabes-es un mandamiento divino que confirma la sacralidad de la vida humana, como don de Dios, que nadie, en ninguna circunstancia, tiene el derecho de quitar o manipular o despreciar. Matar es un pecado contra Dios, que es el Señor de la vida, contra nosotros mismos y contra el prójimo”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: Madre Teresa, ícono para todos aquellos que se ocupan de la globalización irresponsable
14/01/2017 13:23
El Papa: defender los derechos de los niños, a la vida, a no ser explotados, a no ser objetos de "experimentación educativa"
11/04/2014
Papa: un "daño a la paz " no es sólo la guerra, sino también "cualquier negación de la dignidad humana"
13/01/2014
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013


Viajes