27/05/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: el noviazgo es "un camino", que quiere "todo e inmediatamente, cede también sobre todo - y de inmediato - en la primera dificultad"

"No hay un matrimonio express: tenemos que trabajar en el amor, hay que caminar. La alianza del amor del hombre y la mujer se aprende y se refina. Me atrevo a decir, es una alianza artesanal. Hacer de dos vidas una sola vida, también es un milagro, el milagro de la libertad y del corazón, confiado a la fe". Los cursos pre-matrimoniales son a menudo la única oportunidad de conocer bien a "las parejas que han estado juntas mucho tiempo" a "reflexionar sobre su experiencia en un modo no trivial".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - El noviazgo es un "camino", "tiempo para conocerse y compartir un proyecto", no es un matrimonio, como sugiere la mentalidad moderna de "todo a la vez" y "pretende de querer todo e inmediatamente, cede también sobre todo - y de inmediato - en la primera dificultad". El Papa Francisco lo dijo en la audiencia general de esta mañana en la Plaza de San Pedro, en la que hizo hincapié en la enseñanza "racional" de la Iglesia, que "hace la distinción entre estar comprometido y estar casado" y los cursos pre-matrimoniales a menudo ofrecen la oportunidad de conocerse entre sí realmente "muchas parejas están juntos tanto tiempo, quizá también en la intimidad, a veces conviviendo, pero no se conocen verdaderamente":

A las 30.000 personas presentes en la Plaza de San Pedro, entre los cuales como siempre paseo largamente en el jeep blanco, el Papa dijo que "el noviazgo – en el sentido de la palabra - tiene que ver con la confianza, la familiaridad, la confiabilidad. Confianza con la vocación que Dios dona, porque el matrimonio es, antes que nada, el descubrimiento de una llamada de Dios. Ciertamente es algo bello que hoy los jóvenes puedan elegir casarse sobre la base de un amor recíproco. Pero la libertad del vínculo requiere una armonía consciente de la decisión, no sólo un simple entendimiento de la atracción o del sentimiento, un momento, un corto tiempo... Se requiere un viaje".

En el noviazgo "Se descubre poco a poco el uno al otro: el hombre ‘aprende’ acerca de la mujer aprendiendo sobre esta mujer; el hombre ‘aprende’ acerca del hombre aprendiendo sobre este hombre. No subestimemos la importancia de este aprendizaje: es un compromiso bello, y el mismo amor lo solicita, porque no es solamente una felicidad despreocupada, una emoción encantada…". "La alianza de amor entre el hombre y la mujer, alianza para la vida, no se improvisa: se aprende y se refina. Es una alianza artesanal. Hacer de dos vidas una vida sola, es también un milagro de la libertad y del corazón, confiado a la fe. Debemos quizá comprometernos más sobre este punto, porque nuestras ‘coordinadas sentimentales’ se han ido un poco en confusión. Quien pretende de querer todo e inmediatamente, sede también sobre todo - y de inmediato - en la primera dificultad (o en la primera ocasión). No hay esperanza para la confianza y la fidelidad de la donación de sí mismo, si prevalece el hábito a consumir el amor como una especie de ‘suplemento alimenticio’ del bienestar psico-físico. ¡El amor no es esto! El noviazgo se centra en la voluntad de cuidar juntos algo que nunca deberá ser comprado o vendido, traicionado o abandonado, por más tentadora que pueda ser la propuesta".

"La Iglesia, en su sabiduría, cuida la distinción entre el ser novios y el ser esposos, sobre todo en vista de la delicadeza y profundidad de esta evaluación. Estemos atentos a no despreciar con un corazón ligero esta enseñanza sabia, que se nutre también de la experiencia del amor conyugal felizmente vivido. Los símbolos fuertes del cuerpo conservan las claves del alma: no podemos tratar los vínculos de la carne con ligereza, sin abrir alguna herida duradera en el espíritu. Es verdad, la cultura y la sociedad de hoy se han vuelto, más bien, indiferentes a la delicadeza y a la seriedad de este paso. Y por otro lado, no se puede decir que sean generosos con los jóvenes que tienen serias intenciones de formar una familia y a ¡traer al mundo hijos! Es más, a menudo ponen mil obstáculos, mentales y prácticos”.

“Los cursos prematrimoniales son una expresión especial de la preparación. Y nosotros vemos tantas parejas, que quizá llegan al curso un poco ‘sin quererlo’, pero después están contentos y agradecen, porque de hecho han encontrado allí la ocasión - ¡A menudo la única! – para reflexionar sobre su experiencia en términos no banales. Sí, muchas parejas están juntos tanto tiempo, quizá también en la intimidad, a veces conviviendo, pero no se conocen verdaderamente. Parece extraño, pero la experiencia demuestra que es así. Por eso, va revaluado el noviazgo como tiempo de conocimiento recíproco y de compartida de un proyecto también del testimonio simple pero intenso de cónyuges cristianos. Y dirigiéndose también aquí al esencial: la Biblia, de redescubrir juntos, en forma consciente; la oración en su dimensión litúrgica, pero también en aquella ‘doméstica’, de vivir en familia; la Confesión, a la cual regresar con alegría frecuentemente después de tanto tiempo; la Comunión, en la cual el Señor viene a demorar en los novios y les prepara para acogerlos verdaderamente el uno con el otro ‘con la gracia de Cristo’; y la fraternidad con los pobres y con los necesitados, que nos provocan a la sobriedad y a la compartida. Todo esto lleva a preparar la celebración del Matrimonio en forma distinta, ¡No mundano sino cristiano!”

“El tiempo del noviazgo puede convertirse de verdad en un tiempo de iniciación a la sorpresa de los dones espirituales con los cuales el Señor, a través de la Iglesia, enriquece el horizonte de la nueva familia que se dispone a vivir en su bendición”.

"El momento de la contratación - concluyó el Papa, quien invitó a los presentes a rezar un Ave María para los novios - puede convertirse en un verdadero momento de la iniciación a la sorpresa de los dones espirituales con los que el Señor, a través de la Iglesia, enriquece el "horizonte de la nueva familia que tiene que vivir en su bendición".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
El Papa en la JMJ: María, la influencer de Dios, la mujer más influyente en la historia
27/01/2019 11:59
Papa: cuidado con aquello que puede hacerlos ‘deslizarse hacia un corazón perverso'
17/01/2019 13:20
Sínodo: Papa, no es un parlamento donde se recurre a negociados y compromisos
05/10/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013