23/01/2017, 12.04
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: el sacerdocio de Cristo, perdonó los pecados, intercediendo por nosotros y volverá para llevarnos con Él

Las tres etapas de la "maravilla" del sacerdocio de Cristo. "El Señor perdona todo si nos abrimos un poco el corazón” pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no será perdonado en la eternidad"

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) -. Con su sacerdocio Cristo se ofreció a sí mismo, una vez para siempre, por el perdón de los pecados, ahora intercede por nosotros ante el Padre y volverá a llevarnos con Él. Son las tres etapas de la "maravilla" del sacerdocio de Cristo, del cual el Papa Francisco habló en su homilía de la misa celebrada esta mañana en Casa Santa Marta, inspirado en el pasaje de la Carta a los Hebreos, en el que habla de Cristo, el mediador del pacto de Dios con los hombres.

El sacerdocio de Cristo, dijo el Papa, se lleva a cabo en tres etapas: la primera es la redención: mientras que los sacerdotes de la Antigua Alianza tenían que ofrecer sacrificios cada año, "Cristo se ofreció a sí mismo una vez para siempre, para el perdón de pecados". Con esta maravilla, "nos llevó al Padre", "recreó la armonía de la creación." La segunda maravilla es lo que el Señor hace ahora, es decir, ruega por nosotros. "Mientras rezamos aquí, ora por nosotros", "por cada uno de nosotros": "Ahora, en directo, delante del Padre, intercediendo," para que la fe no desfallezca. Cuántas veces se le pide a los sacerdotes a orar porque "sabemos que la oración del sacerdote tiene una cierta fuerza, justo en el sacrificio de la misa". La tercera será cuando Cristo vuelva, pero esta tercera vez no estará en relación con el pecado será la de "hacer el Reino definitivo", cuando nos llevará a  todos al Padre.

"Hay una gran maravilla, este sacerdocio de Jesús en tres etapas - una en la que perdona los pecados, una vez para siempre; uno donde ahora intercede por nosotros; y lo que sucederá cuando Él vuelva - pero al contrario, 'la blasfemia es imperdonable'. Es duro escuchar a Jesús decir estas cosas, pero las dice: y si él lo dice es verdad. "En verdad os digo, todo lo se le perdonará a los hijos de los hombres - y sabemos que el Señor perdona todo si abrimos un poco el corazón. ¡Todo! - Los pecados y las blasfemias que se dicen - ¡incluso las blasfemias serán perdonados! - Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no será perdonada eternamente'". Para explicar esto, el Papa hizo referencia a la gran unción sacerdotal de Jesús: la hizo el Espíritu Santo en el seno de María y de los sacerdotes en la ceremonia de ordenación, son ungidos con aceite. "Incluso Jesús como Sumo Sacerdote ha recibido esta unción. ¿Y cuál fue la primera unción? La carne de María con la obra del Espíritu Santo. Y quien blasfema de esto, blasfema sobre la base del amor de Dios, que es la redención, la recreación; blasfema en el sacerdocio de Cristo. "¿Pero el Señor no perdona todo lo malo?" - "¡No! ¡El Señor perdona todo! Pero quien dice estas cosas se cierra al perdón. ¡Él no quiere ser perdonado! ¡No se deja perdona!'. Esto es lo malo de la blasfemia contra el Espíritu Santo: no dejarse perdonar, porque niega la unción sacerdotal de Jesús, que hizo el Espíritu Santo".

"La blasfemia imperdonable", reiteró, es tal "no porque el Señor no quiere perdonar todo, sino por qué esto es tan cerrada que no puede ser perdonado: la blasfemia contra esta maravilla de Jesús." "Hoy, vamos a hacer bien, en la misa, pensar que aquí en el altar se convierte en memoria viva, porque Él estará presente allí, el primer sacerdocio de Jesús, cuando ofrece su vida por nosotros; también existe la segunda memoria viva del sacerdocio, porque va a rezar aquí; pero también, en esta misa - diremos después del Padre Nuestro - hay ese tercer sacerdocio de Jesús, cuando va a volver y nuestra esperanza de gloria. En esta misa pensemos en estas cosas hermosas. Y pidamos la gracia al Señor que nuestros corazones nunca se cierren - ¡no se cierren nunca! – a esta maravilla, a esta gran generosidad".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Papa: “El mundo necesita de hombres y mujeres no cerrados, sino colmados de Espíritu Santo”
24/05/2015
Papa: vivir desapegados de los bienes del mundo, para reconocerse ‘pobres de espíritu’
05/02/2020 12:02
Papa: y ¿si mañana un marciano me pidiese el bautismo?
12/05/2014
Papa: Pentecostés, una comunidad reconciliada y dispuesta a la misión. Oración por la Amazonía y por los trabajadores de la salud
31/05/2020 13:52