11/09/2018, 16.20
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: en esta época, ‘parece que el Gran Acusador anda suelto y la tiene con los obispos’

“La fuerza del obispo contra el Gran Acusador es la oración, la de Jesús sobre él y la suya propia; y la humildad de sentirse elegido y permanecer cerca del pueblo de Dios, sin ir detrás de una vida aristocrática, que le quita esta unción”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – En esta época “parece que el Gran Acusador anda suelto y que la tiene con los obispos” para revelar pecados y escandalizar al pueblo. Por consiguiente, los obispos deben recordar tres aspectos fundamentales: ser hombres de oración, no ser arribistas y ser hombres en medio del pueblo. Fue lo dicho por el Papa Francisco, en la homilía de la misa que celebró esta mañana en la Casa Santa Marta, tomando como punto de partida el pasaje del Evangelio de Lucas (Lc 6, 12-19) en el cual Jesús pasa la noche rezando, luego elige a los Doce Apóstoles –es decir, a los “primeros obispos”- , baja a la llanura y se coloca en medio del pueblo que viene a escucharlo y a ser sanado de los males que le aquejan.

Francisco pensó en brindar esta reflexión sobre la elección de obispos, considerando el hecho de que en este momento en Roma hay más de 200 obispos, que están participando en tres cursos: uno de actualización, para aquellos que han cumplido 10 años de episcopado, uno para 74 obispos que guían las diócesis de territorios de misión -y que por ende, hacen referencia a la Congregación de Propaganda Fidae-, y un curso para 130-140 obispos que pertenecen a la Congregación de Obispos.

El primer aspecto fundamental de ser obispo, en palabras de Francisco, es ser hombres de oración. En efecto, la oración es “el consuelo del obispo, en los momentos desagradables”, es decir, saber que “en este momento, Jesús reza por mí”, “reza por todos los obispos”. En esta conciencia, el obispo encuentra ese “consuelo” y esa fuerza que hace que él también pueda rezar por sí mismo y por el pueblo de Dios. Ésta es su primera tarea. Y que el obispo sea un hombre de oración, lo confirma también San Pedro, cuando dice: “A nosotros, la oración y el anuncio de la Palabra”. No dice: “A nosotros, la organización de planes pastorales...”, subraya Francisco.

La segunda actitud subrayada por el Papa es que es Jesús quien elige a los Doce. “El obispo que ama a Jesús no es un trepador, un arribista, que va adelante con su vocación como si fuese una función, quizás atento a otra posibilidad de seguir adelante y llegar más alto: no. El obispo se siente elegido. Y tiene justamente esta certeza de haber sido elegido. Y esto lo lleva a entablar el diálogo con el Señor: ‘Tú me has elegido a mí, que soy poca cosa, que soy pecador...’: tiene humildad. Porque él, cuando se siente elegido, siente la mirada de Jesús sobre su existencia y esto le da fuerza”.

Por último, tal como hace Jesús en el Evangelio de hoy, el obispo desciende a un lugar llano, para estar cerca del pueblo, y no se aleja de él: “El obispo no permanece lejos del pueblo, no se vale de actitudes que lo llevan a estar distante del pueblo; el obispo toca al pueblo y se deja tocar por el pueblo. No va a buscar refugio donde están los poderosos, no recurre a las élites: no. Serán las élites las que critiquen al obispo; el pueblo tiene esta actitud de amor para con el obispo, y tiene esta –suerte de- unción especial: confirma al obispo en la vocación”.

“Es bueno recordar esto, en estos tiempos en los que parece que el Gran Acusador anda suelto y la tiene con los obispos. Es cierto, los hay, todos somos pecadores. Trata de sacar a la luz los pecados, que se vean, para escandalizar al pueblo. El Gran Acusador que, como él mismo dice a Dios en el primer capítulo del Libro de Job, ‘da vueltas por el mundo buscando cómo acusar’. La fuerza del obispo contra el Gran Acusador es la oración, la de Jesús sobre él y la suya propia; y la humildad de sentirse elegido y permanecer cerca del pueblo de Dios, sin ir detrás de una vida aristocrática que le quita esta unción. Recemos, hoy, por nuestros obispos: por mí, por los que están aquí delante y por todos los obispos del mundo”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Hong Kong, un mes de oración y penitencia por la Iglesia y por las víctimas de abusos
30/08/2018 10:10
India, el Papa Francisco acepta la dimisión del obispo de Cuddapah
11/12/2018 13:08