12/02/2016, 18.14
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: los Misioneros de la Misericordia no pueden absolver a los obispos ilícitos

Una carta de Mons. Fisichella no los menciona entre los pecados “reservados a la Santa Sede” que los Misioneros puedan absolver. El problema se refiere a los obispos que han sido ordenados “sin el mandato papal”, tanto en China como en la comunidad lefebvriana.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Los misioneros de la Misericordia no podrán absolver a los obispos excomulgados, porque fueron ordenados u han ordenado obispos sin el mandato papal. Lo aclara una carta de Mons. Rino Fisichella, presidente del Consejo para la Nueva Evangelización y coordinador del Jubileo, entregada personalmente a cada misionero.

En el documento, que tiene por fecha el 10 de febrero, día del “mandato” pontificio, pero que fue entregada la noche anterior, se lee: “El Papa Francisco te ha concedido la facultad de absolver, durante todo el Año Jubilar, los pecados reservados a la Santa Sede. Por disposición del Santo Padre, tal facultad ha de entenderse exclusivamente limitada a los siguientes pecados:

  1. Profanación de las especies eucarísticas mediante la exportación o detención para algún uso sacrílego;
  2. Violencia física contra el Romano Pontífice;
  3. Absolución del cómplice en el pecado contra el Sexto Mandamiento del decálogo;
  4. Violación directa del sigilo sacramental por parte del confesor;

Estoy seguro que sabrás ser un alegre anunciador de la Misericordia divina y su fiel dispensador, sobre todo al celebrar el Sacramento de la Reconciliación”.

En el Código de Derecho Canónico, los pecados reservados a la Santa Sede, concretamente a la Penitenciaría Apostólica - el más antiguo dicasterio, que fue fundado en el año 1200 por el Papa Honorio III- son cinco: robar hostias consagradas “con fines sacrílegos” (canon 1367); ejercitar la “violencia física” contra el Papa (canon 1370,1); absolver “al cómplice en el pecado contra el sexto mandamiento”, o sea, a la persona con la cual se tuvieron relaciones sexuales (cánones 977 y 1378,1); y consagrar “sin mandato pontificio a otro obispo” (canon 1382); violar el secreto de la confesión (canon 1388,1). A éstos se agregan el intento de ordenar a una mujer como sacerdote (decreto de la Congregación para la Doctrina de la Fe del año 2007) y la “violación del secreto del cónclave”, incorporado por deseo del Papa Benedicto XVI.

Inmediatamente después del anuncio, observadores del mundo chino y cristiano plantearon la hipótesis de sanar las ordenaciones episcopales en China y en la comunidad lefebvriana, justamente a través de los Misioneros de la Misericordia.

Actualmente, para todos los pecadores, y por lo tanto también para aquellos que cometen uno de los pecados más graves, vale el principio de que la pena permanece hasta cuando el pecador no cesa -dice el Código- en la “contumacia” o sea, en tanto y en cuanto no se arrepienta. Y, como dice la Exhortación Apostólica post-sinodal. “Reconciliatio et Paenitentiae” del año 1984, “el acto esencial de la penitencia, por parte del penitente, es el arrepentimiento, o sea un claro y decidido repudio del pecado cometido, con el propósito de no volver a cometerlo más”.

Entre los canonistas se discute sobre la diferencia entre “el pecado” (que el misionero de la Misericordia puede perdonar) y “la censura” que permanece en poder de la Santa Sede.

Esto significa que, aunque el obispo ilícito fuese absuelto, permanecería aún “la censura” para su reintegración como pastor de los fieles.

Hasta ahora, la Santa Sede pide, a los obispos de China, escribir una carta en la cual  expliquen su situación, admitan- si existe- su responsabilidad personal, y pidan perdón. Y después de haber recibido el perdón de Roma, el obispo debe llevar a cabo un gesto público, pidiendo perdón delante de sus fieles, para sanar el escándalo. El problema que se presenta luego es cómo sanar el escándalo si el obispo continúa perteneciendo a la Asociación patriótica, que en su estatuto tiene como ideal el de edificar una Iglesia “independiente”, incluso respecto al Papa. (FP).

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Misionero de la Misericordia en Hong Kong, con la mirada hacia China
10/02/2016 15:07
Miembros del Politburó reciben a representantes católicos de la Novena Asamblea
29/12/2016 16:04
Los nuevos líderes en la Asamblea de los católicos: dominan la vieja guardia y los obispos ilegítimos
28/12/2016 18:44
En la Asamblea de representantes católicos chinos se elogian la “independencia y autonomía”
28/12/2016 11:28
Obispos legales e ilícitos: el arroz mezclado con arena es difícil de tragar
15/12/2016 12:43