08/07/2019, 13.19
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: los migrantes, ‘símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada’

“Son los últimos engañados y abandonados hasta morir en el desierto; son los últimos torturados, maltratados y violados en los campos de detención; son los últimos que desafían las olas de un mar despiadado; son los últimos dejados en campos de una acogida que es demasiado larga para ser llamada temporal”.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Los migrantes son “ante todo, personas, seres humanos”, y “hoy son el símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada”.  De esta manera recordó el Papa Francisco el VI aniversario de su visita a Lampedusa (en la foto), al celebrar la misa, queriendo ser la voz de todos los que arriesgan la vida, y a veces la pierden, en un intento por hallar mejores condiciones de vida. Salvación, liberación y solidaridad son las claves del pensamiento de Francisco, que advierte: “nadie está eximido, si queremos cumplir la misión de salvación y liberación, a la cual el Señor mismo nos ha llamado a colaborar”.  

Para recordar el aniversario del primer viaje del pontificado, el Papa convocó a 250 personas en la basílica de San Pedro. Migrantes y voluntarios fueron saludados uno por uno al término del rito. Francisco se detuvo en particular con Don carmelo La Magra, el párroco de Lampedusa, que se volvió célebre por las noches pasadas a la intemperie, para mostrar su cercanía a los migrantes de la Sea Watch, y con Don Mattia Ferrrari, el sacerdote de la ONG mediterránea. Cabe remarcar que hoy no fueron admitidos los periodistas.  

Jesús – dijo Francisco - revela a sus discípulos la necesidad de una opción preferencial por los últimos, que deben ser colocados en el primer puesto en el ejercicio de la caridad. Las pobrezas de hoy en día son muchas; tal como escribió San Juan Pablo II: los «’Pobres’, en las múltiples dimensiones de la pobreza, son los oprimidos, los marginados, los ancianos, los enfermos, los pequeños y cuantos son considerados y tratados como los ‘últimos’ en la sociedad.» (Exhortación. ap. Vita consecrata, 82)”.

“En este sexto aniversario de mi visita a Lampedusa, pienso en los ‘últimos’ que todos los días claman al Señor, pidiendo ser liberados de los males que los afligen. Son los últimos engañados y abandonados hasta morir en el desierto; son los últimos torturados, maltratados y violados en los campos de detención; son los últimos que desafían las olas de un mar despiadado; son los últimos dejados en campos de una acogida que es demasiado larga para ser llamada temporal. Ellos son algunos de los últimos que Jesús nos pide amar y realzar. Desafortunadamente, las periferias existenciales de nuestras ciudades están densamente pobladas por personas descartadas, marginadas, oprimidas, discriminadas, abusadas, explotadas, abandonadas, pobres y sufrientes. En el espíritu de las Bienaventuranzas, estamos llamados a consolarlas en sus aflicciones y a ofrecerles misericordia; a saciar su hambre y sed de justicia; a que sientan la paternidad premurosa de Dios; a mostrarles el camino al Reino de los Cielos. ¡Son personas, no se trata sólo de cuestiones sociales o migratorias! ‘No se trata sólo de migrantes’, en el doble sentido de que los migrantes son ante todo, seres humanos, y que hoy son el símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada”.

“Resulta natural retomar la imagen de la escalera de Jacob -prosiguió. En Jesús, se asegura a todos y es accesible a todos, el nexo entre la tierra y el Cielo. Sin embargo, cuesta subir los peldaños de esta escalera, es algo que cansa y que requiere de la gracia. Los más débiles y vulnerables deben ser ayudados. Entonces, me agrada pensar que podríamos ser nosotros esos ángeles que suben y bajan, tomados del brazo de los pequeños, los tullidos, los enfermos, los excluidos: los últimos, que de otro modo se quedarían atrás y solo verían las miserias de la tierra, sin vislumbrar, ya desde ahora, algún destello del Cielo. Se trata de una gran responsabilidad, de la cual nadie puede eximirse, si queremos cumplir la misión de salvación y liberación a la cual el Señor nos ha llamado a colaborar”. (FP)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: en la noche de Navidad, pensamos en los niños que también hoy sufren de la guerra y el hambre
25/12/2016 13:32
Papa: Recibir, proteger, promover e integrar a los emigrantes y a los refugiados
21/08/2017 15:41
Francisco, Bartolomé, Hieronymus: la unidad de los cristianos en favor de los refugiados y la vergüenza de Europa.
06/04/2016 19:19
El Papa Francisco, Bartolomé I y el arzobispo Hieronymos quizás estarán con los migrantes de Lesbos el 14 y 15 de abril.
06/04/2016 10:50
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40