31/10/2019, 15.44
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: una sociedad que no acoge y no da esperanza perdió humanidad

Encontrándose con los miembros de la Fundación don Gnocchi, Francisco dice que “el sufrimiento de los hermanos pide sea compartido, pide actitudes e iniciativas de compasión

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – “Una sociedad que no es capaz dE acoger, tutelar y dar esperanza a los sufrientes, es una sociedad que perdió la piedad, que perdió el sentido de humanidad”. Es la admonición expresada por el Papa Francisco hablando en el encuentro con 4.500 responsables, médicos y operadores, voluntarios y amigos de los Centros de la Fundación don Carlos Gnocchi.

“El beato, don. Carlos Gnocchi, apóstol de la caridad-dijo Francisco- sirvió en modo heroico a Cristo en los niños, en los jóvenes y en los sufrientes , ya desde inicios de su ministerio sacerdotal, como apasionado educador. Luego, como capellán militar, conoció las crueldades de la Segunda guerra mundial”. “A distancia de tantos años, ustedes llevan adelante su heredad y como un talento precioso, la están aumentando y multiplicándola con su mismo celo apostólico y la misma fidelidad al Evangelio”. 

“Inspirándose con prisa, delicadeza y a la sensibilidad sacerdotal del Beato Carlo Gnocchi-dijo aún- son llamados a conjugar en lo concreto de lo cotidiano el servicio social y sanitario y la acción evangelizadora”. “El sentido y el valor de la profesión sanitaria y de todo servicio hecho al hermano enfermo se manifiestan plenamente en la capacidad de conjugar competencia y compasión, ambas juntas. La competencia es el fruto de vuestra preparación, de la experiencia, de la actualización; y todo esto está sostenido por una fuerte motivación de servicio al prójimo sufriente, motivaciones que en el cristiano es animada por la caridad de Cristo. La competencia te garantiza también cuando vas contracorriente respecto a la cultura dominante: en vuestro caso, cuando dedican tiempo y recursos a la vida fácil, si a alguno puede parecer inútil o hasta indigna de ser vivida”.

Competencia y compasión. El sufrimiento de los hermanos pide ser compartida, pide actitudes e iniciativas de compasión. Se trata de ‘sufrir con’, compartir como Jesús que por amor al hombre se hizo Él mismo hombre para poder compartir hasta el fondo, en modo muy real, en carne y sangre, como no lo demuestra su pasión. Una sociedad que no es capaz de acoger, tutelar y dar esperanza a los sufrientes es una sociedad que perdió la piedad, que perdió el sentido de humanidad. La vasta red de centros y servicios que ustedes han realizado en Italia y en otros países representa un buen modelo porque trata d unir asistencia, acogida y caridad evangélica. En un contexto social que favorece la eficiencia respecto a la solidaridad, vuestras estructuras son en cambio casas de esperanza, cuya finalidad es la protección, la valorización y el verdadero bien de los enfermos, de los discapacitados, de los ancianos”.

“El testimonio humano y cristiano del beato don carlos Gnocchi, caracterizada por el amor hacia las personas más débiles-concluyó Francisco- los guie siempre en vuestras elecciones y vuestras actividades. El Señor les conceda ser por todos lados mensajeros de su misericordia y consolación, mensajeros de su ternura”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: "La lavanda de los pies", "un gesto de amor, de servicio", para recordarnos que "debemos ser los que sirven unos a los otros"
18/04/2014
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Calcuta inaugura el Mes misionero extraordinario en un Instituto de Don Bosco (Video)
08/10/2019 11:24
Papa: la ‘lógica’ de Jesús es hacerse cargo del otro, de no mirar para la otra parte
02/08/2020 14:07