07/06/2019, 15.26
SUDÁN
Enviar a un amigo

Para los países del Golfo, en Jartum, es mejor una dictadura que la anarquía

Arabia Saudita, los Emiratos y Egipto continúan respaldando a la Junta Militar, incluso tras la represión del pacífico acampe, que concluyó con más de 100 muertos. El ejército sudanés participa de la guerra en curso en Yemen, luchando junto a los sauditas.

Beirut (AsiaNews) – Es mejor la dictadura que la anarquía. Es el principio en base al cual los países del Golfo, y en particular los saudíes, continúan respaldando al Gral. Abdel Fattah Abdelrahman Burhan, incluso un día después de la violenta represión del acampe que llevaba semanas estacionado frente al edificio del cuartel general del ejército y que el lunes pasado culminó con 108 muertos y 500  heridos.

“La experiencia nos ha enseñado que una transición ordenada, que preserve las instituciones del Estado es el único medio para evitar años de caos y violencia”. Esta es la declaración que brindó -luego de la represión por mano de los militares- Anwar Gargash, ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, uno de los hombres más influyentes de la región.

La sombra del eje filo-saudita, que incluye a Riad, Abu Dabi y El Cairo, ha caído para silenciar las aspiraciones democráticas de los sudaneses. Es significativo que días atrás, el Gral.  Abdelrahman Burhan haya viajado a El Cairo y a Abu Dabi. Y que el ejército sudanés participe de la guerra en curso en Yemen, luchando codo a codo con los sauditas.

En efecto, a fines de abril, los países del Golfo y Arabia Saudita destinaron más de 3 millardos de dólares a la “compra de productos alimenticios, medicinas y productos derivados del petróleo”, según fue afirmado por la agencia saudí SPA.

Por otro lado, los lazos entre Sudán y los países del Golfo no son ninguna novedad. Arabia Saudita, los Emiratos y Qatar tenían buenas relaciones incluso con Omar al-Bashir, el dictador depuesto el 11 de abril, que precisamente debido a las presiones ejercidas por los saudíes interrumpió las relaciones diplomáticas con Irán. Y desde el 2015, comprometió a las fuerzas armadas del país en el conflicto de Yemen. Uno de los eslóganes del acampe citado era que se pusiera fin a este compromiso, cuestionando la actuación de los países del Golfo, a Egipto e incluso la recepción de las ayudas sauditas.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
La revuelta en Jartum preocupa a sauditas y emiratíes; los intereses en la región, en juego
15/04/2019 15:20
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Misiles dirigidos contra la Meca y Jeddah abatidos por las fuerzas de seguridad sauditas
21/05/2019 11:17
Yemen: detrás del consejo de Washington, sauditas y emiratos median por una paz ‘de fachada’
02/11/2018 10:43