30/03/2017, 14.38
INDIA
Enviar a un amigo

Para proteger a las vacas, en Uttar Pradesh cerraron los mataderos: peligran pobres, musulmanes y cristianos

La clausura de los mataderos ilegales es una de las promesas electorales del nuevo jefe de ministros Yogi Adityanath. Sin embargo, los comerciantes se quejan de que las autoridades también han puesto el sello de clausura en los que están en regla. En la religión hindú, la vaca es considerada sagrada, pero ésta comporta la mayor fuente de sustento para las minorías. La industria factura anualmente 3,7 millardos de dólares a nivel nacional; en el Estado de Pradesh, el sector emplea a cerca de 2,5 millones de personas.

Lucknow (AsiaNews) – Mataderos y carnicerías cerrados por la fuerza; falta de carne en los restaurantes, comedores universitarios y locales de todo el Estado; peligra la vida de criadores musulmanes y cristianos que desde hace generaciones se dedican al carneado de vacas, búfalos, ovejas y cabras. Es la primera consecuencia directa de la elección de Yogi Adityanath como jefe de ministros de UttarPradesh, luego de la arrolladora victoria del partido nacionalista hindú BJP  (Bharatya Janata Party) en las elecciones regionales celebradas el 11 de marzo pasado. Durante la campaña electoral, el nuevo gobernador, un gurú radical de la comunidad monástica de Gorakhnath sobre el cual pesan numerosas acusaciones, había prometido poner el sello de clausura a todos los mataderos ilegales para así proteger a las vacas, que son consideradas sagradas por la religión hindú. Aquellos que trabajan en la industria de la elaboración de la carne se quejan de que dicha decisión busca azotar particularmente a la población musulmana, que representa el 18% de la población total de más de 200 millones de habitantes. Por otro lado, las autoridades están obligando a efectuar la clausura de los mataderos que comercian carne ovina, que teóricamente no se verían afectados por la medida. Esto está alimentando un descontento generalizado que ha llevado al sector de los carniceros a emprender una huelga general a ultranza.    

La decisión del gobierno, apoyada por 325 escaños sobre un total de 403, que fueron ganados en las recientes elecciones administrativas, fue aprobada apenas asumió el cargo el jefe de ministros Adityanath. Ya está causando numerosas consecuencias, puesto que tanto comerciantes como trabajadores de los mataderos declaran que se han quedado sin trabajo y sin dinero con que mantener a sus familias. Shakeel Ahmad, de 52 años y con 10 familiares a su cargo a quienes mantener, afirmó: “Desde que se cerró mi negocio de venta de carne de oveja y de cabra, ya no tengo más dinero. No sé como saciar el hambre de mis hijos y de mis ancianos padres. ¿Todo esto ocurre porque soy musulmán, o porque soy un comerciante?  

La prohibición de elaborar carne en lugares no autorizados se remonta a las promesas electorales. En el hinduismo, la vaca es considerada sagrada y por ese motivo, en muchos Estados de la India, rigen restricciones para el consumo y la venta de carne bovina. La sola sospecha de carneado ilegal de la vaca puede desencadenar episodios de una violencia feroz, como fue el homicidio de una padre de familia musulmán que, hace dos años, fue linchado a muerte precisamente en Uttar Pradesh, por una multitud enardecida de extremistas hindúes que lo acusaba de haber consumido carne de vaca. Tras varios meses de investigaciones, se descubrió que la carne que había consumido era de búfalo.  

Recordando aquel episodio de una brutalidad inaudita, y tras el incendio de cinco carnicerías que fueron prendidas fuego la semana pasado, ahora muchos comerciantes temen que se repitan hechos de violencia. Mubeen Qureshi, de la Lucknow Bakra Gosht Vypar Mandal (la Cámara de comercio de la carne ovina, de la capital), refiere que “los trabajadores de los mataderos tienen miedo de carnear búfalos, y esto ya ha tenido un impacto negativo en sus medios de subsistencia”. Muchos de ellos, si bien tienen licencias válidas, han sido obligados a suspender las actividades luego de algunos operativos desplegados por la policía. Los negociantes también se quejan de que el bloqueo del comercio también perjudica a los hindúes, que aman la carne de oveja”.  

Así como está prohibido en la religión hindú, para las minorías, por el contrario, el consumo de carne vacuna representa la mayor fuente de sustento para las minorías, en primer lugar de la cristiana, que también trabaja el cuero del animal.  Además, son millones las personas que optan por comer carne de búfalo, que cuesta mucho menos  (120 rupias el kilo, aprox. 1,72 euros) que la de cabra, que es mucho más cara (450 rupias al kg, aprox. 6,45 euros).

La India es el mayor exportador del mundo en lo que respecta a la carne de vaca y de búfalo. El volumen de negocios anual gira en torno a los 3,7 millardos, de los cuales la mitad corresponde a lo facturado en Uttar Pradesh. En este Estado, el sector emplea a cerca de 2,5 millones de personas.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ante el cierre forzado de iglesias en Varanasi, los cristianos responden con un “encuentro de paz”
03/12/2018 14:15
Uttar Pradesh, inspector asesinado por una ‘conspiración hindú’
07/12/2018 10:39
Inspector de policía asesinado por los ‘protectores de las vacas’. India, al borde de una guerra de religiones
04/12/2018 16:17
Assam, “protectores de las vacas” linchan a dos musulmanes. Activista: Esto es odio hacia el islam
02/05/2017 15:31
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14