29/07/2014, 00.00
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca Sako: en Mosul, al final va a ganar la paz, no la guerra

El Patriarca en Erbil junto con una delegación de prelados franceses entre las familias de los cristianos expulsados ​​por los yihadistas. "Traigo la solidaridad y el amor del Papa Francisco."En Mosul también son perseguidos los chiíes. Santuarios y lugares de culto destruidos. La ciudad también sufre de la escasez de combustible y electricidad.

Erbil (AsiaNews) - Al final, el ganador será la paz y no la guerra. Es el mensaje que el patriarca de los caldeos, Louis I Sako, ha llevado a los cristianos que huyeron de Mosul a Erbil, en el Kurdistán. Con el patriarca, ayer, en la Catedral de San José (en la foto), una delegación de obispos franceses - el primado, el cardenal. Philippe Barbarin, el obispo de Evry, Michel Dubost y el presidente de 'Ouvre d'Orient, mons. Pascal Gollnisch - vinieron a expresar su solidaridad.

"Su visita nos da gran consuelo", dijo el Patriarca dirigiéndose a los prelados franceses durante la misa celebrada en una catedral llena por todas partes.

"Nuestra fe - añadió - se mantendrá estables, a pesar de todos los sacrificios y nuestra esperanza se mantiene fuerte. Nuestros lazos con nuestra tierra, en la que está escrito nuestra historia, larga y profunda, que es lo que me ha pedido su Santidad Papa Francisco y yo retransmito junto con su simpatía y su amor por vosotros: yo digo a todo el mundo, la palabra, al final, será a la paz y no la guerra".

"La guerra nunca ha sido una cosa legítima, sino mala y no deja nada sino personas masacradas, el exilio y la desolación. Matar a los inocentes es un crimen contra la humanidad, la religión y la moral. Debemos encontrar soluciones pacíficas a través del diálogo, la discusión y el entendimiento. En Irak y en nuestro Oriente árabe, la gente necesita sentirse parte de una unidad mayor y vivir juntos sin miedo, con dignidad, seguridad, amor y paz. El hombre fue creado libre y no debe ser esclavo de nadie, de acuerdo con el estado de dhimmi. Los cristianos son verdaderos ciudadanos, al igual que sus hermanos musulmanes. Nadie tiene derecho sobre los mismos. Con su apertura mental y su participación en las instituciones, que han dado mucho a Irak y los musulmanes. Os invito a ser fuertes, a pesar de todo su sufrimiento. Permanecer fuertes y plantar la esperanza, la solidaridad en la confianza y el valor. Jonás fue tragado por una ballena, pero salió sano y salvo. Como él Mosul (Nínive) saldrá sana y salva de esta guerra".

"En conclusión, a partir de esta iglesia y en nombre de todos vosotros, hago un llamamiento a nuestros hermanos musulmanes en la región iraquí de Kurdistán y el mundo entero, para desear augurios por la fiesta de Eid al-Fitr y rogarles que hagan todo lo posible para proteger los derechos y la dignidad de los hombres. La relación real con los demás se basa en la comprensión y el reconocimiento, la aceptación, el respeto, sin querer dominar".

Por su parte, el cardenal Barbarin habló de la visita de solidaridad y simpatía con los cristianos de Mosul, de la paz de Cristo. "No tengáis miedo, vivid en paz. Seguramente la tormenta va a terminar. Necesario resistir, como dijo Su Beatitud. No perdáis la esperanza. Sed más fuertes que el mal. Hagamos un hermanamiento entre mi diócesis de Lyon y la de Mosul". Y, como muestra ha abrazado al obispo de Mosul.

En el espíritu de la solidaridad debe ser colocado, por último, el anuncio de que el gobierno francés ha ofrecido asilo a los cristianos obligados a abandonar Mosul.

Erbil, y en general Kurdistán, están ofreciendo refugio a muchas familias cristianas obligadas a huir de Mosul después que la ciudad fue tomada por el Ejército Islámico de Irak y el Levante (Isil). Actualmente en la ciudad, según estimaciones de la ONU, sólo hay alrededor de veinte familias cristianas. Los cristianos en la segunda ciudad de Irak antes de 2003 eran 60.000 y 35.000 en el momento de la conquista por ISIL.

Pero, sufren a causa del extremismo de los militantes sunitas del Isil no sólo los cristianos, sino también los chiitas, considerados como herejes y odiados aun cuando guían el gobierno en Bagdad. Docenas de mezquitas chiitas y lugares de culto o de otros "no islámicos" fueron destruidas o dañadas, como la tumba de Jonás.

La ciudad también sufre de la falta de combustible, la electricidad viene de forma intermitente y los comerciantes están llegando a un acuerdo con las reglas de la versión jihadista del islam, que hace  no sólo a la ropa "no islámica", sino también géneros de primera necesidad.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Continúa la avanzada de los militantes islámicos: después de Mosul, Tikrit, Samarra y Bagdad 

12/06/2014
Mons. Moussa tomó posesión como nuevo arzobispo de Mosul
26/01/2019 13:07
Patriarca de Bagdad: ciudadanía y educación religiosa, para la paz en Medio Oriente
12/09/2015