15/06/2018, 15.21
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca caldeo: 'Un gobierno responsable, para salvar a Irak de la crisis’

de Louis Raphael Sako*

Para la fiesta que marca el fin del Ramadán, mar Sako dirige un mensaje de buenos deseos a los hermanos y hermanas musulmanes. Espera que esta ocasión sirva para que asuman su responsabilidad los partidos que salieron vencedores en las últimas elecciones. Superar las acusaciones de fraude, y promover una unión interna, para que surja un Ejecutivo que empuje hacia la reconciliación, la paz, la estabilidad y la reconstrucción de la nación.  

Bagdad (AsiaNews) - Un sacrificio “por el bien de Irak", que implique la asunción de una responsabilidad “para salvar al país de la actual crisis política y social”, garantizando el nacimiento de un Ejecutivo que sea “capaz de representar a todos los ciudadanos”. Es lo que pide el patriarca caldeo mar Louis Raphael Sako -–que el próximo 29 de junio recibirá la birreta cardenalicia- en un mensaje publicado en el sitio web del Patriarcado caldeo, con ocasión de la fiesta de Eid-al-Fitr, que marca el fin del Ramadán y que fuera enviado a AsiaNews para su difusión. Para hacer frente a las acusaciones de fraude e irregularidades que han manchado la convocatoria electoral del 12 de mayo pasado, el primado de la Iglesia iraquí espera que se dé “un paso significativo rumbo a la reconciliación, la paz, la estabilidad y la reconstrucción”.

Mar Sako también hace llegar sus felicitaciones a la comunidad musulmana que festeja el fin del mes sagrado de ayuno y oración. “Mi deseo más sincero –subraya el patriarca caldeo, que, desde la época en que se desempeñaba como arzobispo de Kirkuk, mantiene lazos profundos con personalidades chiitas y sunitas- es que Dios pueda infundir muchas bendiciones sobre nuestro amado Irak a fin de que éste sea cada vez más próspero y pacífico”.

A continuación, transcribimos el texto completo del mensaje del patriarca mar Sako por el fin del Ramadán:

 

En mi nombre y en nombre de toda la comunidad de la Iglesia [iraquí], es para mí un gran placer hacer llegar mis más sinceras felicitaciones a nuestros hermanos y hermanas musulmanes, con ocasión de la fiesta de Eid-al-Fitr al-Mubarak. Mi deseo más sincero es que Dios pueda infundir muchas bendiciones sobre nuestro amado Irak y hacer que este [país] sea cada vez más próspero y pacífico.  

Ahora, siendo que ustedes están celebrando esta fiesta peculiar que tiene un profundo significado religioso -luego de un mes de ayuno, de auto-control, además de haber practicado la misericordia, el perdón y la reconciliación, en la búsqueda de las bendiciones que derivan del “rostro” de Dios- quisiera hacer un llamamiento a las listas vencedoras de las elecciones parlamentarias iraquíes del 2018. Un llamamiento que involucra a todos, prescindiendo de su magnitud.

Les pido cumplir un sacrificio por el bien de Irak y del pueblo iraquí, asumiendo sobre sus espaldas la decisión de tomar una responsabilidad nacional e histórica, haciendo todo lo que esté a su alcance para salvar a nuestro país de la actual y “peligrosa” crisis política y social. Una crisis que se ha desatado al día siguiente de la votación. Por lo tanto, debe ser resuelto el problema de las impugnaciones y fraudes, de otro modo, para Irak se abrirá un período de vacío constitucional que determinará una nueva incertidumbre a futuro.  

Por eso, me dirijo a todos ustedes pidiéndoles que se sienten en torno a “una mesa”, para instaurar un diálogo valiente, para elaborar un plan de trabajo que el gobierno “electo” luego será llamado a aplicar; un proyecto que sea realista y exhaustivo, que concuerde con los objetivos y prioridades de carácter nacional: además, es necesario hallar un mecanismo claro y definido para su aplicación. Pero sobre todo, es necesario acelerar la marcha para que surja un Ejecutivo “patriótico”, un gobierno capaz de representar a todos los iraquíes, que encuentre sus propios fundamentos en la ley y en el derecho, que haga suyos los valores de la honestidad y del buen obrar, por sobre las palabras y los eslóganes, un gobierno que sea capaz de mejorar los servicios como la electricidad, la red de agua corriente, el tendido vial, y las ayudas para reconstruir lo que fue destruido.  

Mientras tanto, en nuestro carácter de iraquíes, esperamos “con ansia” que esta iniciativa comience, porque la misma podrá inaugurar una página importante de nuestras vidas. Un paso significativo rumbo a la reconciliación, la paz, la estabilidad y la reconstrucción. En estos días los cristianos, en todas las iglesias, están rezando para que realmente pueda nacer un gobierno nacional fuerte, que sea capaz de conducir a Irak hasta el puerto seguro de la paz y la unidad.

A todos ustedes, les deseo un feliz Eid-al-Fitr.

 

* Patriarca caldeo de Bagdad y presidente de la Conferencia episcopal iraquí

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Patriarca caldeo: que los musulmanes reaccionen ante la violencia perpetrada en nombre de la religión
05/07/2016 19:16
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Card. Coutts: El Eid al-fitr también es una alegría para los cristianos pakistaníes
16/06/2018 14:26
Bagdad, atentado kamikaze del ISIS frente a una heladería: 10 muertos y 30 heridos
30/05/2017 09:58


Viajes