22/10/2014, 00.00
ITALIA - IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca de Bagdad a los musulmanes: más valor para un "frente común" contra los terroristas

de Dario Salvi
Para vencer al Estado islámico sirve una unidad de propósito entre los cristianos y los musulmanes, pero hasta ahora "el miedo ha prevalecido". Para Mar Sako sirve un "rechazo público" fuerte y claro. Para el Adviento y la Navidad, invita a visitar a las familias de refugiados, llevando el dulce de la fiesta y dar testimonio de cercanía y solidaridad. Hace un llamamiento para una "estrategia a largo plazo" para combatir la intolerancia.

 


Milán (AsiaNews) - Con el fin de vencer la violencia ciega del Estado islámico se necesita un "frente común" de todos los iraquíes, cristianos y musulmanes, aunque de momento "ha prevalecido el miedo". En varias ocasiones, "he pedido salir a la calle y testimoniar lo que es el verdadero Islam", que Isis no es la religión de Mahoma, "que el Nusra y Al Qaeda no representan" el mundo musulmán. "Creemos, pero necesitamos decirlo abiertamente". Esto es lo que le dice a AsiaNews el patriarca caldeo Mar Louis Raphael I Sako, en Milán en una conferencia después de asistir a - en las últimas semanas - al trabajo del Sínodo sobre la Familia y el Consistorio dedicada a los cristianos de Oriente Medio. Su Beatitud "cree" en el mundo musulmán, los líderes religiosos que rechazan la violencia de los terroristas; Sin embargo, añade que "esta falta de coraje" en el condenar los ataques, la barbarie y la brutalidad de los yihadistas no ayuda. Se necesita un "rechazo público" fuerte, claro y la condena de la violencia contra "inocentes, golpeados sólo porque profesan otra religión".

El 17 de octubre, el Papa Francesco recibió en audiencia al patriarca de Bagdad, y  presidente de la Conferencia Episcopal de Irak; el centro del encuentro la dramática situación de la comunidad cristiana y de todo Irak, escenario de la sangrienta violencia de las milicias del Estado Islámico, que han capturado grandes extensiones de tierra, especialmente en el norte. En el contexto de la visita, el Papa prometió una "carta de esperanza"  para los cristianos iraquíes, que a cientos de miles de personas han tenido que huir de sus hogares y vivir en condiciones "desesperadas" en los albergues y alojamiento temporal.

"Tenemos una necesidad urgente de viviendas y alojamiento - dice Mar Sako - hemos alquilado muchos, pero no los suficientes, y la situación es probable que empeore con la llegada del invierno, la lluvia, la nieve y el frío ... no es posible sobrevivir a esto". Del Estado, de las organizaciones internacionales y de los organismos católicos de todo el mundo, incluyendo la campaña de AsiaNews "Adopta un cristiano de Mosul", vinieron los fondos y donaciones para los refugiados. Para el Patriarca de Bagdad ahora sirve como un testimonio concreto de cercanía, moral y espiritual, como (también) que la gente quiere y busca: "Hemos sido largamente una Iglesia aislada - dice - por lo que ahora servirán las visitas, ejemplos de la vida común. Grupos de los jóvenes, monjas, laicos, sacerdotes de Occidente en visita a las familias cristianas en Irak, entrar en las casas y entre la gente, y esto puede ayudar más que el dinero".

En vista de Adviento y Navidad, Mar Sako pide reunirse con los refugiados iraquíes y "por qué no traer un pastel a cada familia, el dulce de la fiesta, como signo concreto de cercanía y solidaridad". Entre los desplazados siguen reinando hoy el miedo, la desilusión, la desconfianza de una guerra que - de acuerdo a los anuncios del gobierno estadounidense - podría tomar años. "Y con sólo bombardeos aéreos - advierte el Patriarca - no derrotaran al Estado islámico, sino que causaran otras víctimas inocentes". De ahí el creciente deseo de muchas familias de "desaparecer" y "la actitud de algunos sacerdotes, que fomentan este fenómeno, no ayuda sino condena".

Desde el teatro de Iraq, incluso en estos días de ataques y violencia que han causado decenas de muertos y heridos en Bagdad y sus alrededores, sin embargo, se ven todavía los pequeños signos de esperanza. "Estamos construyendo escuelas, con material prefabricado - dijo Su Beatitud - cuatro en Erbil y los otros cuatro en Dohok" en el Kurdistán iraquí. Sin embargo, sigue sin resolverse el quid de la llanura de Nínive, donde furiosas milicias yihadistas siguen impidiendo eficazmente el retorno de los desplazados". El Patriarca de Bagdad espera tanto "una solución a corto plazo" para expulsar a los grupos extremistas, como "una estrategia a largo plazo" para luchar contra el fanatismo, la participación de los imanes en las mezquitas, los expertos de la ley islámica, los estudiosos que den una nueva interpretación del Islam". Los terroristas concluye Mar Sako, aprovechando la ignorancia y llaman a la yihad contra un Occidente "vacío, desprovisto de la religión, en la que - según ellos - el cristianismo ha fracasado y por esto debe ser islamizado".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
"Adoptar un cristiano de Mosul", responder de hecho y con la vida a la emergencia en Irak
08/08/2014
Patriarca caldeo: En esta Navidad, los cristianos iraquíes ofrecen oraciones y solidaridad a Jerusalén
20/12/2017 11:32
Mons. Warduni: del Sínodo caldeo “unidad y diálogo” para el futuro de los cristianos y de Irak
03/10/2017 13:43
Mar Sako a los políticos: Basta de divisiones, se necesita un proyecto compartido para el renacer de Irak
02/05/2016 13:10