13/08/2014, 00.00
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca de Bagdad: EE.UU., la UE y la Liga Árabe deben limpiar la llanura de Nínive de los islamistas

de Louis Raphael I Sako *
Mar Sako pide una intervención conjunta para aplastar la amenaza islamista y "ayudar a los desplazados" cristianos, yazidis y chiíes a volver a sus aldeas de origen. Los esfuerzos internacionales emprendidos hasta la fecha son "insuficientes" y no se puede confiar en un gobierno central "en vía de formación". Profundo dolor por la continua migración de los fieles, en riesgo la "herencia" de los cristianos de Irak.

Bagdad (AsiaNews) - Estados Unidos, la Unión Europea y la Liga Árabe tienen el deber de "limpiar la llanura de Nínive de todas las milicias yihadistas" y ayudar a los cristianos (pero también Yazidíes y chiitas) "para volver a sus pueblos de origen y reconstruir sus vidas". Esto es lo que afirma el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako, en la llamada - enviada a AsiaNews- en la que pide  "salvar la llanura de Nínive de los yihadistas y garantizar la protección internacional". La nota muy firme fue escrita "con el consentimiento unánime" de los obispos de Mosul, las diferentes iglesias y confesiones cristianas.

En estos días el Patriarcado en Irak se está moviendo "desde Bagdad a Erbil" en el Kurdistán iraquí, para seguir más de cerca "la situación de las familias desplazadas" para quienes "todos los obispos están haciendo lo mejor posible". Sobre los hombros de los cristianos, advierte mar Sako, se están consumiendo un drama a la "velocidad de vértigo" y "no ve signos de una solución rápida en el horizonte". Él espera la decisiva intervención de la comunidad internacional, en espera de la formación de un nuevo gobierno en Bagdad que sepa cómo actuar en coordinación con las autoridades kurdas para frustrar la amenaza extremista.

 He aquí, a continuación, la carta-llamamiento del patriarca caldeo enviado a AsiaNews:


La tragedia que se desarrolla a una velocidad impresionante, a expensas de las familias desplazadas en el norte de Irak empuja a cada uno de nosotros para actuar, mientras no vemos signos de una solución rápida en el horizonte para el destino de más de 100 mil personas; son refugiados que han abandonado las 13 aldeas en la llanura de Nínive, para encontrar refugio en las ciudades y pueblos del norte y que por lo menos llevan siete días tratando de sobrevivir lo mejor que pueden en parques y lugares públicos.

Desde el punto de vista humanitario y espiritual, las circunstancias  actuales no pueden considerarse aceptable para esta nación de exiliados; mientras tanto, el sufrimiento aumenta  y los esfuerzos internacionales puestos en marcha para aliviar su dolor son bastante insuficientes.

Hasta la fecha, no es posible confiar en el gobierno central, que está en vía de formación atravesando un proceso que tiene que enfrentar y superar los momentos difíciles. Por otra parte, el nuevo gobierno necesitará una cierta cantidad de tiempo para restaurar la paz y el orden en el país.

Por esta razón, antes de la cruda y desgarradora realidad que viven estas familias, los Estados Unidos de América, también a causa de su participación prolongada en los asuntos iraquíes, la Unión Europea y la Liga Árabe tiene la responsabilidad de actuar de una manera rápida para encontrar una solución. Deben despejar la llanura de Nínive de todos los milicianos yihadistas ayudar a estas familias desplazadas a regresar a sus aldeas de origen y reconstruir sus vidas; ellas deben ser capaces de mantener y practicar libremente su religión, su cultura y tradiciones a través de una campaña internacional, que sea activa y eficaz, siempre y cuando el gobierno central y el gobierno regional kurdo no entren en conflcto y sean capaces de hacer frente en primera persona.

Me duele profundamente el pensar de que su migración [al extranjero] sea una alternativa viable. Y si la situación no cambia, el mundo tendrá que asumir la responsabilidad de un lento genocidio de un completo y auténtico componente de la sociedad iraquí, la pérdida de su patrimonio y su cultura formada durante siglos. ¡Los cuales el Estado islámico está tratando de eliminar cualquier rastro!

Esta carta fue escrita con el consentimiento unánime de los obispos de Mosul, de todas las iglesias.

* Patriarca caldeo de Bagdad, y  presidente de la Conferencia Episcopal iraquí

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Patriarca de Bagdad escribe al Papa: En el drama de los cristianos iraquíes, el egoísmo de las superpotencias
05/08/2014
Erbil, el Patriarca Maronita a los refugiados que huyen de los islamistas: "Hoy, somos todos caldeos"
21/08/2014
El Patriarca Raï en el Kurdistán, por el futuro de los cristianos y la lucha contra los islamistas
20/08/2014