01/08/2019, 15.42
HONG KONG - CHINA
Enviar a un amigo

Petición de la clase media de Hong Kong, contra la ley de extradición

de Paul Wang

Tras ser lanzada, en pocas horas el documento fue suscripto por cientos de personas. Entre los adherentes hay empresarios, artistas, abogados, pilotos, empleados, docentes. La ley de extradición es rechazada por todos los sectores sociales del territorio. Las amenazas veladas de Chen Daoxiang, al mando de la guarnición militar del ejército chino establecida en Hong Kong.

 

Hong Kong (AsiaNews) -  “No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los jóvenes que se manifiestan son heridos y arrestados por buscar democracia, libertad y justicia… Ya no podemos seguir tolerando el silencio: por este motivo, un grupo de personalidades de la clase media de Hong Kong ha lanzado una petición y una colecta de firmas on-line, para reafirmar la necesidad de retirar la ley de extradición de manera definitiva, eliminar a definición de “revuelta” para referirse a los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía; liberar a todos los manifestantes arrestados; poner en marcha una investigación independiente sobre el accionar de la policía y los hechos de Yuen Long [donde, se sospecha, hubo un acuerdo entre las fuerzas de seguridad y las tríadas, para combatir a los jóvenes que se manifestaban]; implementar el sufragio universal en el territorio. 

Publicada ayer en Internet, esta mañana la petición ya había recogido cientos de firmas. Entre los adherentes figuran empresarios, abogados, pilotos, empleados, docentes… Como ya es evidente luego de las manifestaciones masivas que convocaron a más de 2 millones de personas, la ley de extradición es rechazada por todos los sectores sociales del territorio, ya que es percibida como un atentado a la libertad de que goza Hong Kong, garantizada por el principio “una nación, dos sistemas”. 

Mientras se extiende la solidaridad para con los manifestantes, ayer, el comandante de la guarnición militar del ejército chino establecido en Hong Kong, Chen Daoxiang, declaró que no pueden tolerarse los enfrentamientos violentos, y que el ejército está resuelto a proteger la soberanía de China sobre el territorio. Sus palabras suenan como una amenaza, luego de las moderadas declaraciones de la Oficina china para Hong Kong y Macao. A continuación, el texto de la petición de la clase media de Hong Kong (traducción de AsiaNews). 

Somos un grupo perteneciente a la clase media de Hong Kong. A diferencia del estereotipo con que el público suele imaginar a los manifestantes, nosotros tenemos bienes, estatus social, la capacidad de ignorar los problemas actuales de Hong Kong e incluso, la posibilidad de emigrar. Pero en Hong Kong vemos nuestro hogar. No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los jóvenes manifestantes son heridos y arrestados porque buscan democracia, libertad y justicia, que son los valores fundamentales de Hong Kong, además del desarrollo económico. Las protestas de los jóvenes son un faro de esperanza frente a la tiranía habitual de un gobierno mentiroso, un campo a favor del establishment y las fuerzas de la policía. Ya no podemos tolerar más el silencio. 

El Movimiento en contra de la ley de extradición se ha desarrollado durante varios meses. El gobierno continúa cerrando los ojos frente a las protestas pacíficas, las marchas de millones y los suicidios políticos. El silencio de Carrie Lam, la jefa del Ejecutivo, ha empujado a un número todavía mayor de manifestantes a ponerse en la línea de cruce y hacer frente a los crecientes abusos de la policía. Los miembros de las tríadas han aterrorizado Yuen Long, tanto con el apoyo como con la demora de los operativos policiales. La manera en que se encadenaron los hechos muestra con claridad que hubo malicia por parte del gobierno, que, valiéndose de la mentira, ha incitado a los ciudadanos de Hong Kong.  Es el gobierno el que destruye el énfasis de Hong Kong sobre la sensibilidad, la profesionalidad y el estado de derecho.

Hay quien podría decir que los manifestantes también han desplegado una fuerza cada vez mayor para hacer frente a la policía, pero no se puede negar que semejante tensión no se habría producido si el gobierno hubiera respondido a los reclamos de los ciudadanos, si las autoridades policiales hubieran actuado sin un uso excesivo de fuerza. Ningún joven desea gastar todo su tiempo y energía manifestándose en las calles. Nadie querría ver sacrificado su futuro.  

Quisiéramos gozar de los frutos de nuestro trabajo, pero la democracia, la libertad y la justicia son fundamentales para llevar adelante una vida así. Sin estos valores fundamentales, Hong Kong se vería degradada a una ciudad de segunda clase. Ahora, nuestra casa ya no es segura, nuestro gobierno ya no es justo. No podemos permanecer en silencio. 

Podríamos usar nuestros bienes y privilegios para sostener el movimiento, así como para adherir a una huelga general. Aquellos entre nosotros que ocupan cargos gerenciales, podrían salvaguardar los derechos de nuestro personal a adherir a una huelga sin ninguna consecuencia por ello. Cada vez más industrias debieran trabajar codo a codo para prevenir nuevos derramamientos de sangre entre los jóvenes. 

Pedimos a las compañías y a las empresas que continúen empleando a los presos políticos y manifestantes que han sido acusados durante las manifestaciones en reclamo de justicia social. Para hacer frente al terror blanco, también quisiéramos proteger el futuro de nuestros empleados jóvenes, evitando medir su desempeño laboral en base a su compromiso político.

No es un crimen combatir por Hong Kong.

Reiteramos nuestros cinco reclamos: 

  1. Retirar la ley de extradición;

  2. No tipificar como “revueltas” los enfrentamientos violentos;

  3. Retirar las acusaciones contra los manifestantes arrestados durante los enfrentamientos y ponerlos en libertad sin poner ninguna condición para ello.

  4. Una investigación profunda e independiente sobre el accionar de la policía y el terror desatado recientemente en Yuen Long;

  5. Implementar el sufragio universal

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ley de extradición: empleados estatales y bancarios se unen a la protesta
02/08/2019 12:17
Ley de extradición: 44 manifestantes acusados de revuelta. Arriesgan 10 años de prisión
31/07/2019 12:23
Joven de Hong Kong: Lo que hemos comprendido en estos días. Un gracias a Dios por Mons. Ha
18/06/2019 12:30
Card. Tong y líder cristiano: aceptamos las excusas de Carrie Lam, pero retiren la ley de extradición
19/06/2019 12:29
Un joven de Hong Kong le escribe a Francisco: Ruegue por Hong Kong
15/06/2019 15:39