17/02/2018, 12.44
SINGAPUR - CHINA
Enviar a un amigo

Primer año nuevo en Singapur para Keyuan, un huérfano sin orejas

Su historia conmovió a su nueva familia adoptiva. Cada año en China, 900 mil niños nacen con discapacidades. El número ha aumentado en un 70% en los últimos 20 años. Muchos terminan en orfanatos, abandonados por las familias. En ausencia de apoyo social y con el límite de edad de adopción a los 14 años, algunos no se adoptan en absoluto.

   

Singapur (AsiaNews / CNA) - Keyuan, un niño chino de ocho años nacido sin orejas (foto 1), pasará el primer año lunar en Singapur, en compañía de su nueva familia adoptiva. En un documental del Channel NewsAsia sobre la dura realidad de los niños chinos con discapacidad no deseados, su historia había conmovido a Yap Vong Hin, de 60 años, y su esposa Lim Poh Lian, 52 (foto 2), ya padres de tres adolescentes, uno de los cuales fue adoptado en China hace 16 años.

El pequeño Keyuan ha entrado oficialmente a la familia Yap el pasado 29 de enero, cuando tuvo fin el proceso de adopción que comenzó en marzo de 2017. Nacido en Wuwei, pequeña ciudad china en la provincia noroccidental de Gansu, el niño había sido abandonado a la entrada de un orfanato por los padres biológicos, pocos días después de su nacimiento. Una pareja musulmana en la misma ciudad pronto aceptó adoptarla.

Sin embargo, a la edad de cuatro años, Keyuan aún no podía hablar bien debido a su discapacidad auditiva. Entonces la pareja decidió enviarlo a un orfanato en Shanghai que podría ofrecerle una mejor asistencia. El director del centro, a su vez, solicitó ayuda de la Alenah's Home en Beijing, un centro de recepción especializado para niños con necesidades especiales. Recolectado el dinero necesario para un audífono, Keyuan pudo aprender a hablar correctamente.

Keyuan, ahora Lucas Yap Keyuan, llegó a Singapur el 10 de febrero con sus padres adoptivos y fue recibido por los nuevos hermanos. En los próximos meses tendrá un nuevo sistema acústico (el que ha utilizado por muchos años no le permite escuchar bien) y luego los médicos evaluarán la posibilidad de reconstruir sus oídos y el canal auditivo, lo que requeriría varias cirugías.

Cada año en China, 900 mil niños nacen con discapacidades. El número ha aumentado en un 70% en los últimos 20 años. Ante la falta de apoyo social del gobierno, muchos terminan en orfanatos abandonados por las familias y sin tratamiento. Como resultado, los centros que alguna vez estuvieron llenos de niñas (abandonadas debido a la política de un solo hijo en China) ahora están llenas de niños discapacitados no deseados. Con el límite de edad de adopción de 14 años impuesto por la ley china, algunos no son adoptados en absoluto y terminan viviendo o trabajando en orfanatos que alojan a niños más grandes con discapacidades.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En Fujian, una recién nacida en una bolsa plástica fue enviada por correo a un orfanato
11/08/2017 11:25
India, las hermanitas de Madre Teresa: no a la adopción por parte de solteros o divorciados
09/10/2015
Papa: sin el amor, tanto la vida como la fe permanecen estériles
29/10/2017 13:32
Singapur: dos hombres gay adoptan un niño, hijo de una madre sustituta
17/12/2018 14:46
Kong Zhenlan, una madre para decenas de niños huérfanos y abandonados
28/04/2015