24/05/2019, 17.56
INDIA
Enviar a un amigo

Ram Puniyani: en la era Modi 2.0, “la democracia será subvertida”

El premier fue confirmado una vez más al mando del país y ha comenzado un proceso de consultas para la formación del nuevo gobierno. La oposición llora sobre la derrota, mientras a futuro, la misma supervivencia de la posibilidad de expresar el disenso podría verse en riesgo. Habla el presidente del Center for Study of Society and Secularism de Bombay.

Nueva Delhi (AsiaNews) – Economía estancada (“apenas” un 6,6% de crecimiento entre octubre y diciembre del 2018), crisis agraria, agricultores y campesinos que se suicidan en masa, millones de puestos de trabajo perdidos, la ocupación más alta de los últimos 45 años, minorías que sufren vejaciones a diario: esta es la situación que rige en India hoy. Y sin embargo, más del 50% de los electores han optado, una vez más, por Narendra Modi en el mando del país. Narendra Modi, aquél que en los últimos cinco años de gobierno ha exacerbado las relaciones entre las comunidades con una fuerte retórica nacionalista; que ha implementado planes económicos drásticos, que han arrojado a los habitantes del campo a la quiebra; aquél que ha sostenido, por no decir defendido, a los miembros de su partido que exigen la clausura de las escuelas de las minorías, linchando musulmanes, afirmando que los cristianos y los fieles del islam deben ser esterilizados por la fuerza.

La votación de los indios decretó la victoria del premier saliente y de su partido, el Bharatiya Janata Party (Bjp) que conquistó suficientes escaños como para gobernar solo (más de 300, sobre un total de 543). En la carrera electoral tuvo un peso considerable la inconsistencia de los candidatos de la oposición, ante todo la de Rahul Gandhi, presidente del Congress Party, que a la mañana siguiente de cerrados los comicios todos definen como “el rostro” de la debacle. Él llegó a perder incluso en el distrito electoral de Amethi, en Uttar Pradesh, bastión de su familia por más de 15 años. Igualmente hará su entrada al Parlamento, pues también fue candidato en una segunda circunscripción; la de Wayanad, en Kerala.

Hoy, el primer ministro inició una rueda de consultas para formar el nuevo gabinete de gobierno. Pero el futuro del país en la era “Modi 2.0” es cualquier cosa menos rosado. A ello se refiere,  al dialogar con AsiaNews, Ram Puniyani, el activista laico, presidente del Center for Study of Society and Secularism de Bombay. A continuación, publicamos la entrevista que él nos concedió.

 

¿Qué valor tienen estas elecciones para la democracia en la India?

El proceso de subversión de la democracia, iniciado en los últimos cinco años, empeorará aún más. Las instituciones democráticas se han debilitado. La agenda del nacionalismo hindú, que apuesta a cuestiones identitarias, al estilo del templo de Ram [que los radicales hindúes pretenden construir allí donde se levantaba una mezquita, en Ayodhya, ndr] y las vacas sagradas, y esto hará peligrar aún más la democracia y el pluralismo.

 

Siendo un activista laico, ¿cómo explica usted el hecho de que la población haya optado por reelegir a un líder tan implicado en la ideología nacionalista?

Son muchos los factores que han contribuido a este resultado. Las fallas del sistema de seguridad, que ha conducido al atentado de Pulwama [en Cachemira, el 14 de febrero pasado, en el cual perdieron la vida 50 soldadosndr] fueron usadas de manera inteligente, para mostrar el fervor nacionalista.

Por otro lado, los partidos de la oposición han fracasado, porque no lograron formar una coalición. La dispersión de los votos de la oposición fue la principal causa gracias a la cual el BJP logró ganar, de un modo deshonesto, este mandato, que de otra manera no habría obtenido.  

Modi ha logrado distraer la atención de las personas, [que han pasado por alto] sus promesas incumplidas, y se ha valido del atentado de Balakot [contra presuntas bases de terroristas en Pakistán] para atraer votos. Como ya es habitual, las organizaciones-satélite del BJP han jugado un rol crucial, al hacer una campaña tácita en favor del partido.

 

¿Cuál será el futuro en cuanto al respeto de los derechos humanos, la libertad de expresión y la manifestación del disenso en la era Modi 2.0?  

Los derechos humanos ya se encuentran bajo un gran manto de niebla. En el pasado, los activistas que defienden los derechos humanos devinieron el blanco predilecto. Además, los derechos de la minorías son pisoteados y arrasados, y el tipo de histeria generada a partir de cuestiones identitarias está marginando a las minorías religiosas.

 

¿Por qué la población ha elegido a un jefe de Estado que no ha logrado mejorar la situación económica y tampoco ha creado puestos de trabajo?

A veces, el poder de la propaganda y del nacionalismo religioso llevan a las personas a olvidar el núcleo de la cuestión, Temas como el agravamiento del flagelo de los campesinos, la creciente desocupación y el aumento de precios han sido retomados para hacer creer que hay un problema de inseguridad, después del episodio de Pulwama.

Además, cabe considerar el rol de las máquinas utilizadas para el voto electrónico (EVMs): algunos líderes políticos han planteado la cuestión de la manipulación del voto electrónico.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Chhattisgarh, tras las elecciones, se reanudan los ataques contra los cristianos
28/05/2019 12:22
Elecciones indias 2019: Narendra Modi obtiene una gran victoria y gobernará solo
23/05/2019 16:25
India, Modi jura para su segundo mandato. Continúa la persecución hacia las minorías
31/05/2019 11:40
Iglesia india: Felicitaciones a Modi, trabajemos juntos
27/05/2019 12:19
La maratón electoral terminó. Sondeo a boca de urna: Modi va por su segundo mandato
20/05/2019 10:38