17/05/2019, 14.58
MYANMAR
Enviar a un amigo

Rangún, tres mezquitas clausuradas tras recibir amenazas de los nacionalistas budistas

Los musulmanes de Dagon Sur contaban con un permiso para utilizar tres edificios durante todo el Ramadán. Cerca de 200 extremistas rodearon las salas de oración. Los líderes islámicos se vieron obligados a prometer que no volverán a rezar. Activista: “No hay protección legal para las minorías”.

Naipyidó (AsiaNews) – Las amenazas que llevan adelante un grupo de nacionalistas budistas provocaron la clausura forzosa de tres lugares de oración islámicos provisorios, alistados durante el Ramadán en la municipalidad de Dagon Sur -un municipio ubicado en los alrededores de Rangún. Los funcionarios del gobierno regional había concedido a la comunidad islámica un permiso para utilizar tres edificios residenciales para fines religiosos, durante el mes sagrado (del 6 de mayo al 7 de junio).

Los establecimientos están localizados en los distritos 26, 106 y 64 de Dagon Sur. Un funcionario público, en declaraciones al diario birmano Irrawaddy, cuenta que tres días atrás, una multitud de unas 200 personas -entre ellas, algunos monjes- se reunión frente al establecimiento ubicado en el distrito 26. Con ánimo intimidatorio, algunos manifestantes inspeccionaron el edificio y declararon que este era “ilegal”. Luego, obligaron a los líderes islámicos a firmar un documento, en el cual se comprometen a no rezar más. Un cronista de RFA, que fue testigo ocular de los hechos, dice que todo ello sucedió antes la mirada de las autoridades, que no intervinieron en absoluto. La misma escena se repitió al día siguiente, en las otras dos salas de oración, acondicionadas provisoriamente.

Las protestas de los nacionalistas estuvieron encabezadas por U Michael Kyaw Myint. Él afirma que las actividades islámicas en edificios residenciales son “inaceptables” y promete cerrar cualquier otro lugar de culto donde asisten los musulmanes, en otros vecindarios. “Ellos [refiriéndose a las autoridades] podrán aceptar todo esto, pero nosotros no. Encontraremos los demás, y pondremos un freno a esto”. De momento, las tres salas de oración se encuentran clausuradas por tiempo indefinido. Según U Nyi Nyi, miembro del parlamento regional de Rangún, los musulmanes de Dagon Sur hace tiempo que quieren construir una mezquita permanente, pero en el pasado los habitantes del lugar presentaron objeciones al proyecto. Por ello, la administración pública prefirió poner a disposición salas provisorias durante el Ramadán.  

Los nacionalistas “no han respetado el Estado de derecho, y han pasado por encima de los funcionarios de gobierno”. Es lo que afirma Jo Mya Ayer, un miembro de Generación 88 -un grupo demócrata que hace 30 años lideró una revuelta estudiantil contra el régimen militar. “Si no hay un permiso oficial para ello -afirma el activista- entonces sí se puede llevar adelante una acción legal. Sin embargo, todo lo ocurrido demuestra que no hay protección legal para las minorías. Esto no es bueno para un país. Nuestra nación está afrontando muchas presiones de parte de la comunidad internacional. Este incidente saca partido de los asuntos religiosos con miras a influenciar la política: la imagen de nuestro país resulta seriamente dañada por todo esto”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Naipyidó, no a la fundación del partido ultranacionalista budista
07/12/2017 13:15
Líderes budistas birmanos contra el movimiento anti-musulmán Ma Ba Tha
13/07/2016 13:41
Monjes budistas birmanos piden límites a los matrimonios mixtos y los derechos civiles de los Rohingya
18/01/2014
Por primera vez, el Estado Islámico amenaza a Beijing con “hacer correr ríos de sangre”
01/03/2017 10:17