12/10/2017, 11.37
INDONESIA - VATICANO

Renunció el obispo de Ruteng, envuelto en una relación ilícita y escándalos financieros

Mathias Hariyadi

Mons. Sylvester Tung Kiem San es el nuevo administrador apostólico de la diócesis. A modo de protesta, en el mes de junio, decenas de sacerdotes presentaron la renuncia a sus cargos. El ex obispo está siendo investigado por el Vaticano desde el mes de agosto.  

Ruteng (AsiaNews) – Mons. Hubertus Leteng (foto) presentó su renuncia al cargo de obispo de Ruteng, en la isla de Flores (Nusa Tenggara oriental), tras recibir presiones de los fieles y del clero local por las acusaciones que se le dirigen, según las cuales él mantendría relaciones ilícitas y estaría envuelto en escándalos financieros.

El anuncio fue dado a conocer anoche, junto a la decisión del Vaticano de nombrar un nuevo administrador apostólico para la diócesis. Poco antes de ello, se había concluido una reunión a puertas cerradas, en la cual participaron el ex obispo, su sucesor, Mons. Sylvester Tung Kiem San de Denpasar (Bali), el secretario de la embajada vaticana Pbro. Fabio Salerno, y el Pbro. Siprianus Horma, secretario ejecutivo de la Conferencia episcopal indonesia (KWI). También estuvieron presentes varios sacerdotes y representantes de la curia diocesana y del consejo presbiteral.

En agosto, la Santa Sede le había encomendado al secretario general de la KWI, Mons. Antonius Benjamin Subianto, llevar adelante una investigación acerca de las presuntas conductas inmorales del ex obispo. El escándalo estalló un mes antes, cuando los católicos del lugar tomaron conocimiento de una relación amorosa secreta de Mons. Leteng con una mujer de  Denpasar (Bali). Definida por él como una “hija adoptiva”, la mujer solía recibir visitas frecuentes del amante, a quien habría intentado extorsionar, amenazando con revelar el vínculo ilícito.  

Decenas de sacerdotes y algunos fieles prominentes de Ruteng difundieron dos mociones de censura en relación al ex obispo, instando a la nunciatura vaticana en Yakarta a afrontar la cuestión para salvar la dignidad del sacerdocio y defender la moral, que él ha ofendido. El 15 de junio, decenas de sacerdotes “disidentes” anunciaron su renuncia como “funcionarios” de la diócesis, tras haber asegurado la continuidad de sus obras pastorales como sacerdotes “ordinarios”. El 20 de junio, ellos se dirigieron a la nunciatura del Vaticano para resolver esta situación de “punto muerto pastoral” con su obispo.

Al ser contactado por AsiaNews, Mons. Leteng no quiso brindar declaraciones.

Ruteng es la diócesis más “próspera y dinámica” de Flores, “la isla católica” de Indonesia, y bajo su jurisdicción están las tres regencias más importantes, de donde provienen numerosas vocaciones y cientos de sacerdotes y religiosas. Durante siete años, Mons. Leteng estuvo a cargo de la diócesis, que cuenta con más de 875.000 fieles, que representan el 90% de la población local, y 81 parroquias asistidas por 237 sacerdotes y 421 religiosas. 

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papúa, logran tener ‘bajo control’ la emergencia humanitaria en el distrito de Asmat
06/02/2018 14:07
Sorong, la diócesis celebra el 70° aniversario de la catedral con dos ordenaciones sacerdotales
05/12/2017 13:52
Yogyakarta, radicales islámicos contra las obras de caridad de la parroquia
02/02/2018 13:54
Iglesia de Jeju contra la nueva base naval : "ganar la paz en la península coreana"
02/10/2013
Mons. Kikuchi recibido en Tokio entre festejos 'internacionales'
21/12/2017 15:03