02/12/2019, 14.59
MYANMAR
Enviar a un amigo

Rohinyás, el Card. Bo hace un nuevo llamamiento por la paz y pide: ‘Buscar la verdad’

Myanmar deberá responder ante la Corte Internacional de Justicia, por las acusaciones de genocidio en relación con los Rohinyás. El arzobispo de Rangún invita a “deponer las armas y la violencia”, y pide a la comunidad internacional “no penalizar al pueblo birmano en su conjunto”.

Rangún (AsiaNews) – Para Myanmar, “es hora de buscar la verdad, la justicia, la paz y la reconciliación. Yo soy un cura; no soy abogado ni político, por tanto no comentaré las iniciativas legales internacionales en curso”. Son las declaraciones del Card. Charles Maung Bo, arzobispo de Rangún y presidente de la Federación de las Conferencias Episcopales de Asia (FABC), en un comunicado difundido ayer. 

Las palabras del Card. Bo parecen ser una clara alusión al proceso que aguarda a Myanmar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). En nombre de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC), el 11 de noviembre pasado, el gobierno de Gambia presentó una demanda contra Myanmar por el presunto genocidio de la minoría Rohinyá. Naipyidó ha declarado que Aung San Suu Kyi, consejera de Estado y ministra de Relaciones Exteriores, se presentará ante el tribunal de la CIJ para responder por las acusaciones y guiar la defensa legal del país. El principal órgano judicial de las Naciones Unidas (ONU) ha anunciado que las primeras audiencias públicas se llevarán a cabo próximamente,  del 10 al 12 de diciembre. 

El Card. Bo se dirige a la comunidad internacional, pidiendo que “Tenga presente el  bienestar de todos los pueblos de Myanmar, mientras considera qué medidas habrá de adoptar para obtener justicia”; en particular, exhorta a que “en su esfuerzo por castigar a los responsables de crímenes de lesa humanidad, no penalice inadvertidamente a los que son inocentes; que no castigue al pueblo de Myanmar en su conjunto”. El arzobispo de Rangún también pide “no adoptar medidas que puedan afectar a los más pobres”. “Aliento a la comunidad internacional a concetrar su esfuerzos selectivamente, sobre aquellos que son los responsables directos de las graves violaciones a los derechos humanos y de las injusticias”, afirma. 

Al mismo tiempo, el cardenal no deja de reclamar a la nación respecto a sus responsabilidades: “Hoy, exhorto a los líderes de Myanmar a deponer las armas y la violencia, y a dialogar con todas las comunidades birmanas – de toda raza y religión – para procurar una solución pacífica y política a tantas décadas de conflicto, y para iniciar un nuevo proceso de paz, justicia, verdad y reconciliación”. En una reciente carta abierta, titulada “Reflexiones desde la periferia”, el Card. Bo había invitado al gobierno, a los militares, a la sociedad civil y a los grupos étnicos y comunidades religiosas a poner fin a la violación de derechos y a los conflictos y tensiones religiosas. 

“Para la Iglesia, la justicia y la paz caminan de la mano; la verdad y la reconciliación marchan juntas”, conluye el prelado. “Myanmar necesita la ayuda del mundo para recorrer la senda de la verdad y la reconciliación. Ruego por mi nación y por la comunidad internacional, para que juntos podamos caminar codo a codo, procurando la paz”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El card. Bo sobre Rakhine: ‘Con la justicia, la paz es posible’
27/09/2017 14:23
Rangún, el Card. Bo sobre los conflictos en Myanmar: Hay que curar, no abrir nuevas heridas
10/09/2018 13:57
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Rohinyás, Aung San Suu Kyi y el Card. Bo llaman a la unidad y al desarrollo de Rakhine
13/10/2017 15:09
Naipyidó rechaza las acusaciones de la ONU sobre el ‘genocidio Rohinyá’
29/08/2018 15:29