14/05/2018, 14.24
INDONESIA
Enviar a un amigo

Surabaya, la yihad de la familia terrorista suicida comenzó en la escuela

de Mathias Hariyadi

El relato de Ahmad Faiz Zainuddin, compañero de escuela de  Dita Oeprianto, el padre terrorista que perpetró el atentado. Junto a su familia, organizó y llevó a cabo los ataques suicidas contra las tres iglesias cristianas. Antes de los atentados, la familia rezó junto a la comunidad islámica local. “Los proyectiles pueden matar terroristas, pero sólo una buena educación podrá eliminar sus pensamientos radicales”. Las condolencias a “mis amados hermanos y hermanas cristianos”.

Yakarta (AsiaNews) – “Estoy triste y preocupado, pero lo que sucedió ayer no me sorprende. Es la cosecha de las primeras semillas del extremismo, que fueron plantadas hace décadas”. Es lo que afirma en una carta Ahmad Faiz Zainuddin, quien fuera compañero de escuela de Dita Oeprianto durante la secundaria. Este último es el jefe de familia responsable de los atentados suicidas cometidos en la mañana de ayer, que azotaron tres iglesias cristianas de Surabaya, ciudad cabecera de la provincia de Java Oriental.

La radicalización de Dita Oeprianto se inició en las aulas del Sman 5, un instituto estatal de Surabaya, donde se graduó en 1991, cuatro años antes que Zainuddin. Él escribe: “Habiendo pasado 25 años, finalmente pasó lo que temía cuando estaba en la escuela”. Como todo buen joven musulmán,  Zainuddin solía reunirse regularmente con sus coetáneos en encuentros de oración. Sin embargo, durante su participación en un seminario, quedó sorprendido y conmocionado por algunas “prácticas de lavado de cerebro”, ejercidas por los estudiantes mayores sobre los muchachos más jóvenes. Se los impulsaba a fundar un movimiento para hacer surgir un Estado Islámico de Indonesia (NII).

“Se nos decía que para promover tal idea era necesario un financiamiento enorme, y que robar era justificable moralmente, sólo por una causa: el NII –cuenta Zainuddin –. Por lo tanto, se nos invitaba a robar dinero a nuestros padres y a entregarles los fondos. Mi mentor incluso declaraba que su categoría profesional era ‘guerrero santo’, y no, estudiante”.

En aquellos años era muy popular entre los alumnos un periódico mensual llamado Sabilli, que, para despertar en ellos jóvenes emociones, relataba cómo eran “masacrados” los musulmanes de Bosnia-Herzegovina por mano de los cristianos serbios. Zainuddin recuerda que “algunos de ellos incluso partieron rumbo a los Balcanes para hacerse guerrilleros”. Sin embargo, en vista de todas las enseñanzas islámicas radicales que leía y profundizaba, uno de los muchachos lo preocupada de manera particular: “Era mi superior –el difunto Dita-. En los años siguientes, él se convirtió en el jefe de JAD [Jamaah Ansharut Daulah, grupo terrorista vinculado a ISIS] en Surabaya”.

“No me sorprende que Dita haya llegado a hacer eso: hacerse estallar junto a su familia por la yihad. Pensó que esta era la mejor manera de realizar una yihad valiosa.  Ese tipo de radicalismo floreció en su mente y en su corazón hace 30 años”, explica Zainuddin. Al hablar de Dita él recuerda también a otro estudiante, que en la escuela se negaba a participar de la ceremonia del izado de la bandera; “Él pensaba que saludar la bandera de Indonesia durante la ceremonia era algo ilícito, y que cantar el himno nacional también era algo equivocado. Para él, el gobierno era ‘thoghut’, tirano”.

La escuela no tomaba en serio estos pensamientos, dado que en esa época aún no se registraban atentados con explosivos. Zainuddin afirma que “estos pensamientos extremistas generaban una brecha en la mente y en el corazón de algunos estudiantes, a quienes las palabras y los consejos de los educadores no los afectaban”. Sin embargo, la radicalización no se daba sólo en el liceo, sino también “en varias escuelas de Surabaya”.

La serie de atentados de ayer ha convencido a Zainuddin de que “el extremismo y el radicalismo, así como las acciones terroristas, son claras e inminentes”. “Esos hechos de violencia han ocurrido en nuestro vecindario y son reales –declara-. Lo que más me entristece es que esa familia se haya despedido rezando junto a otros musulmanes en la mezquita local. Los abrazaron, antes de tomar su camino y hacerse explotar en el lugar establecido”.

“Los proyectiles pueden matar terroristas, pero sólo una buena educación podrá cancelar sus pensamientos radicales. Permaneced a salvo. Seguid siendo optimistas. Difundid el amor y la compasión. Y a mis amados hermanos y hermanas cristianos, a todos os hago llegar mis más sentidas condolencias. Desde lo profundo de mi corazón, os pido perdón de verdad. El amor y la paz esté con todos vosotros”, concluye Zainuddin.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Arrestaron a 41 terroristas por las bombas en las iglesias de Surabaya
01/06/2018 10:49
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Arzobispo de Yakarta: Las familias en favor de la yihad, un nuevo método de violencia
15/05/2018 09:31
Nuevo ataque en Surabaya: azotaron el cuartel central de policía
14/05/2018 09:13
Yakarta, condenaron a muerte a Aman Abdurrahman, el líder del EI en Indonesia
22/06/2018 11:08