16/01/2021, 11.50
RUSIA
Enviar a un amigo

Tartaristán, proscriben los libros de Said Nursi, el teólogo islámico del diálogo

de Vladimir Rozanskij

Said Nursi (1878-1960) buscó una modernización del Islam a través del sufismo, en diálogo con la ciencia y con otras religiones. Inspiró también a Fethullah Gülen, actualmente despreciado por los líderes políticos turcos. Resulta incomprensible la acusación de "extremismo" contra sus obras prohibidas. En el pasado había propuesto una alianza con el patriarca de Constantinopla contra el ateísmo.

 

Moscú (AsiaNews) - La Fiscalía de la república de Tartaristán, la región de los tártaros que forma parte de la Federación Rusa, ha pedido al tribunal de la ciudad de Naberezhnye Chelny, un populoso centro en la frontera entre Europa y Asia, que condene como extremistas todas las obras del teólogo islámico kurdo Bediuzzaman Said Nursi (1878-1960), pensador sunita que promovió el diálogo entre ciencia y religión. Señalaron al tribunal 47 libros y algunas colecciones de escritos, por un total de 163 títulos publicados en tártaro, ruso y turco; el tribunal examinó la solicitud el 12 de enero y convocó la segunda sesión para el próximo 25 de enero.

Se han citado algunos ciudadanos residentes en Naberezhnye Chelny para responder por las acusaciones de extremismo. En primer lugar Nakija Sharifullina (foto 4), señalada como organizadora de las actividades de la asociación extremista sunita Nurcular, y otras siete mujeres relacionadas con ella. También se acusa a la imprenta que publicó los libros en cuestión, la fundación cultural Nuru-Badi, el centro "espiritual-empresarial" Islam-Nuri e incluso la administración religiosa de los musulmanes de la república de Tartaristán.

La comisión que examinó los textos de Nursi estuvo integrada por tres especialistas de la Universidad Pedagógica Estatal de Naberezhnye Chelny, un psicólogo criminalista, un lingüista y un especialista en historia de las religiones. En su opinión, los libros sirven de inspiración para las actividades extremistas del Nurcular, y son muy cercanos a otras publicaciones que ya son consideradas "extremistas" en Rusia, porque fomentan el conflicto entre religiones, la violencia hasta la aniquilación de los opositores y la superioridad de algunos ciudadanos sobre otros según su afiliación religiosa.

La comisión tártara es muy similar a las comisiones que años atrás prohibieron los textos de los testigos de Jehová porque no son compatibles con las "interpretaciones ortodoxas" de la Biblia. En este caso, se trata de interpretaciones no tradicionales del Corán. Said Nursi es conocido como exponente de un movimiento bastante moderado dentro del Islam, que intentó persuadir a la parte más secularizada de Turquía en la época de Ataturk para que volviera a la religión. Ciertamente sostenía la superioridad de la religión musulmana con respecto a otras religiones y filosofías, pero sin apelar a la violencia.

Autor de un comentario coránico de más de 6000 páginas traducidas a 50 idiomas (Risale-i-Nur, las "Cartas de luz"), Nursi buscó puntos de contacto entre el sufismo, el misticismo musulmán y la ciencia moderna; su pensamiento ha sido revalorizado en la actual Turquía, como el inspirador del sueño neo-otomano del renacimiento del Islam. En la década de 1950 intentó incluso involucrar al Patriarcado Ecuménico Ortodoxo en una unión interreligiosa contra el ateísmo y la inmoralidad del mundo moderno. Una de las personalidades que se inspiró en su pensamiento es Fethullah Gülen, actualmente repudiado por la dirigencia política turca.

En una nota de 2004, el Consejo de los Muftíes de Rusia se refirió a Nursi como "uno de los más grandes teólogos musulmanes", cuyas obras están "lo más lejos posible del conflicto o de la incitación a la división", de contenido absolutamente apolítico y desprovisto de toda polémica.

Las mujeres de Nurcular tratan de atenerse a las prescripciones coránicas y sienten una pasión muy especial por los encuentros grupales, no solo en mezquitas y lugares dedicados al culto y la catequesis islámica, sino también en los hogares y en reuniones libres. Estas formas de experiencia religiosa, muy liberales y difícilmente controlables, son las que más disgustan a las autoridades oficiales rusas y tártaras.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La Iglesia ortodoxa griega reconoce a la Iglesia ucraniana
14/10/2019 10:04
Bartolomé I: También soy padre espiritual de los rusos
14/12/2018 12:50
Quedaron abolidas las parroquias rusas de Constantinopla
30/11/2018 14:13
A fines de agosto, un encuentro entre Kirill y Bartolomé buscará la paz ortodoxa en Ucrania
08/08/2018 11:36
En Kiev, se celebra el Concilio de unificación de la Iglesia ortodoxa auto-céfala (Video)
14/12/2018 11:52