20/09/2021, 14.20
IRÁN-ASIA
Enviar a un amigo

Teherán aplaude el ingreso a la OCS, el bloque liderado por China y Rusia

Este fin de semana llegó en Tayikistán la luz verde de las autoridades de la Organización de Cooperación de Shanghai. Se abre para Irán un mercado con el 40% de la población mundial y el 20% del PIB mundial. Especialistas iraníes: comienza la era "post-estadounidense". El peligro de interpretarlo solo en clave anti-estadounidense.

Teherán (AsiaNews) - En una rara muestra de unidad, los periódicos y expertos conservadores y reformistas acogieron con satisfacción el ingreso pleno de Irán a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Tras años de espera, la luz verde llegó el pasado 17 de septiembre, durante una reunión en Tayikistán de los países miembros del bloque liderado por China y Rusia. Se espera que la afiliación oficial se complete en un plazo máximo de dos años.

La aceptación constituye un éxito diplomático (anti-sanciones occidentales) y comercial para la República Islámica, porque le abre las puertas a un mercado con el 40% de la población mundial y el 20% del PIB global. Es un "inmenso" potencial para Teherán, que ya tiene un volumen de intercambio con los países del OCS de alrededor de 24.000 millones de euros, según estimaciones de marzo de 2021.

"Irán se ha integrado al mayor mercado de Oriente", titula a toda página el periódico conservador Javan, que describe a la OCS como "uno de los principales símbolos de la colaboración de potencias no occidentales", que puede abrir las puertas a "una era post-estadounidense". Otro periódico conservador, Kayhan, considera la posibilidad de "esquivar las sanciones occidentales" mediante una política "multilateral", dejando atrás una concepción que "se funda sólo en Occidente". El reformista Etemad, antiguo promotor de campañas en favor de las libertades sociales, señala la posibilidad de "conectarse con un mercado" de mayor potencial en términos numéricos.

Para el especialista iraní en relaciones internacionales Fayaz Zahed, Moscú y Beijing han dado luz verde a Teherán porque cuentan con que se resuelva a corto plazo el conflicto nuclear. "Los países del OCS - explica - consideran que Irán puede cumplir sus compromisos", mientras que hasta ahora las sanciones internacionales "eran el mayor obstáculo". Rusia, China e India, agrega, están a la espera de que se levanten las medidas punitivas para invertir en la República Islámica, y el propio presidente chino Xi Jinping habló de "unanimidad" en la decisión de incorporar a Irán.

La OCS funciona desde hace 20 años. Nació para resolver disputas territoriales en Asia Central entre los seis países fundadores (China, Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán), y se institucionalizó abarcando varios ámbitos: seguridad, economía, energía y cultura en una lucha común contra el "terrorismo, el separatismo y el extremismo". Tiene su origen en los llamados Cinco de Shanghai, a los que se sumó luego Uzbekistán, y está dirigido por el Consejo de Jefes de Estado que se reúne una vez al año. Irán ha sido durante mucho tiempo un miembro observador junto con Mongolia, India y Pakistán (los dos últimos ahora son miembros permanentes); Bielorrusia y Sri Lanka son socios de diálogo y desde 2005 se ha mantenido un diálogo con Afganistán sobre la reconstrucción.

El presidente iraní Ebrahim Raisi ha calificado el ingreso como un "éxito diplomático", del que el país puede obtener enormes beneficios políticos y económicos. Al mismo tiempo, el equilibrio internacional pasa del unilateralismo estadounidense "al multilateralismo y la distribución de poderes". Raisi mantuvo varias reuniones bilaterales durante la cumbre de dos días y considera que las sanciones estadounidenses equivalen a "terrorismo" y la OCS podrá idear un mecanismo válido para eludirlas.

La República Islámica hace así su primer ingreso oficial en un organismo internacional desde la revolución de 1979. Algunos expertos señalan un error de perspectiva: según Hamidreza Azizi, especialista del Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad (SWP), Irán considera a la OCS como una asamblea de "grandes potencias no occidentales" en vez de una organización internacional moderna, que probablemente no tiene la intención de involucrarse en los asuntos personales de Teherán. En esa misma perspectiva, concluye el académico, se puede entender la admisión simultánea como "socios de diálogo" de Arabia Saudita, Qatar y Egipto.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Teherán libera a Kylie Moore-Gilbert, condenada por espionaje
26/11/2020 10:07
El 28,5% de los jóvenes vive en un país islámico
13/07/2017 11:39
Teherán indulta a más de 1.800 detenidos, incluso por delitos vinculados con la ‘seguridad’
30/03/2021 10:40
Teherán condena a cinco años a la científica franco-iraní Fariba Adelkhah
18/05/2020 12:39