04/01/2016, 00.00
ISRAEL - PALESTINA
Enviar a un amigo

Tel Aviv, tras el ataque continua la persecución. El sospechoso está sufriendo de problemas mentales

La policía en la búsqueda de Nasha'at Melhem, 31 años de edad, sospechoso del tiroteo en el pub Simta. Dos personas murieron en el ataque, al menos siete heridos. Los más altos cargos de Israel en el funeral. El joven sufre de problemas mentales y había atacado previamente a un soldado. Acusados dos extremistas israelíes (uno es menor de edad) por la quema de la familia palestina en Duma.

Jerusalén (AsiaNews) – Continua la persecución de las fuerzas de seguridad de Israel, para la captura del árabe-israelí Nasha'at Melhem, 31 años de edad, un nativo de la zona norte del país; él es el principal sospechoso en el tiroteo que se produjo el 1 de enero pasado en un bar de Tel Aviv, en el que dos personas murieron y otras siete resultaron heridas. Desde el ataque se ha perdido el rastro de él, aunque los investigadores están convencidos de que todavía está dentro del área metropolitana. Mientras tanto, en la ciudad costera se realizó el funeral de las víctimas, a la que asistieron miles de ciudadanos y de los más altos funcionarios del gobierno.

Las autoridades israelíes han hecho un registro casa por casa en diferentes puntos de la ciudad, hasta ahora sin éxito. El sospechoso todavía debe estar en Tel Aviv, aunque algunas fuentes - hasta ahora sin fundamento - afirman que buscó refugio en los territorios de Cisjordania. Tras su rastro están las "unidades especializadas" en la "localización y neutralización" de los sospechosos.

El portavoz policial Micky Rosenfeld dijo que "todos nuestros esfuerzos se dirigen al descubrimiento del sospechoso" y los departamentos especializados "trabajan de acuerdo entre sí para encontrarlo". El ataque se remonta al primero del año e involucró el pub Simta Dizengoff Street, en el centro de la ciudad.

Los investigadores están estrechando el círculo alrededor del joven, que habría utilizado una pistola automática tomada de su padre y quizás aún hoy constituye un peligro para la seguridad pública. En el ataque, agregó el portavoz de la policía, Nasha'at Melhem habría disparado más de 15 balas "en diferentes direcciones". Hasta el momento las autoridades siempre han hablado de un solo atacante, pero es posible que otras personas participaran (o al menos favorecido) el ataque. No está claro si el hecho se debe a un caso de "delincuencia común" o un "acto de terrorismo".

Algunos medios de comunicación israelíes han relanzado declaraciones de los familiares del presunto terrorista, entre ellos su padre y un tío, que Nasha'at Melhem sufría de problemas mentales y había sido encarcelado por agredir a un soldado. El padre lo reconoció por las imágenes de las cámaras de vigilancia; la policía detuvo a su hermano "por supuesta complicidad".

"Me siento muy mal por lo que hizo mi hijo", dijo el padre, con la esperanza de que al mismo tiempo "los heridos sanen rápidamente". "Comparto su dolor - dijo el hombre, que trabaja como voluntario para la policía israelí - que sean árabes o israelíes no importa, lo siento por ellos". De las investigaciones emerge que una de sus armas de fuego (regularmente registrada) del hombre desapareció, pero no está claro si esa es el arma utilizada por el hijo durante el ataque.

A partir de imágenes de vigilancia de algunos locales de la zona se ve al joven entrar en una tienda de comestibles, sacar una pistola y disparar contra un café cercano, matando a dos personas y, a continuación, disparó en la dirección de otro local a unos 150 metros de distancia, hiriendo a siete personas. El motivo del acto es aún desconocido.

Mientras tanto, las autoridades israelíes han acusado a dos sospechosos por el incendio, ocurrido el 31 de julio en la Duma (Nablus), en Cisjordania, de una casa de una familia palestina en el que tres personas murieron, incluyendo un bebé de dieciséis meses quemado vivo . En el incendio murieron el pequeño Dawabsheh Ali, la madre y el padre Riham Saad, murió pocos días después de las lesiones sufridas. En su lugar, sobrevivió el hijo de otra pareja, Ahmad, de cuatro años.

A seis meses de distancia del ataque el poder judicial israelí ha acusado oficialmente por cargos de asesinato, a dos personas vinculadas a los movimientos de la extrema derecha judía. Se trata de Amiram Ben-Uliel, 21 años, originario de Jerusalén, y un joven de 17 años (cuya identidad se desconoce) de la parte norte de Cisjordania. Otras personas han sido procesadas y detenidas, pero hasta ahora no hay cargos formales emitidos en su contra. De acuerdo con los hallazgos de la investigación, el ataque a la Duma sería en represalia por el asesinato de Malachai Rosenfeld que tuvo lugar a principios de julio en los Territorios.

Los últimos acontecimientos de las noticias se establecen dentro de un contexto de creciente tensión en Israel y Palestina, que hace tan sólo unos días (en Hebrón y Jerusalén) también registró un ataque con bayonetas y tiroteos contra civiles y soldados del ejército israelí. Para el primer ministro, Benjamin Netanyahu, los ataques en el contexto de la Intifada (la tercera) de los cuchillos son una "ola de terrorismo". En la violencia que estalló en octubre pasado, 20 ciudadanos israelíes han muerto hasta ahora y más de 80 palestinos han muerto en ataques y enfrentamientos con el ejército de la estrella de David. Hoy en el país hay 1,75 millones de árabes israelíes, de un total de 8,4 millones de habitantes.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Una mujer israelí y un soldado asesinados a cuchilladas
11/11/2014
Gaza, reinician las violencias. Israel "no se defiende a sí misma, sino su ocupación"
20/08/2014
Ahed Tamimi seguirá presa hasta que se concluya el proceso
18/01/2018 12:17
Un palestino y un israelí muertos en el mismo día
01/12/2017 14:18
Jerusalén capital, la ira y la desilusión de los palestinos
07/12/2017 11:17