29/09/2017, 10.26
NEPAL
Enviar a un amigo

Trishna Shakya, de 3 años, es la nueva ‘diosa viviente’ Kumari del Nepal

La niña será venerada como la reencarnación de la diosa hindú Taleju.  Permanecerá confinada en un palacio-templo de Katmandú hasta la pubertad. Activistas y usuarios de las redes sociales protestan por el hecho de que en la tradición hindú se priva a las diosas vivientes de su infancia.    

Katmandú (AsiaNews/Agencias) –En el día de ayer, Trishna Shakya, de tres años, fue consagrada como la nueva ‘diosa viviente’ Kumari de Nepal. La pequeña será venerada como la reencarnación de la diosa Taleju hasta llegar a la pubertad. Durante todo ese período, permanecerá confinada en un palacio-templo histórico de Katmandú, del cual sólo podrá 13 veces al año, para las fiestas religiosas más importantes. Mientras su encarnación era acogida con cantos de júbilo, activistas por los derechos de los menores protestaban por el hecho de que a las diosas vivientes les es negada su infancia. En las redes sociales la reacción también fue la misma. Un usuario escribió en su perfil de Twitter: “No es algo bueno. Devuélvanle su infancia”.

La pequeña pertenece al clan Shakya y ha superado una larga selección entre diversas coetáneas. Tomará el lugar de la Kumari anterior, Matine Shakya, de 12 años, consagrada en 2008, que ahora se “retira” tras la llegada de la menarquía. El padre, Bijaya Ratna Shakya afirmó a AFP: “Tengo sentimientos enfrentados. Mi hija se ha convertido en la Kumari y esto es algo grandioso. Pero también estoy triste, porque será separada de nosotros”. La niña tiene un hermanito gemelo, Krishna, que estalló en llanto a mares cuando su hermana abandonó la casa familiar en brazos del padre.  

La ceremonia se desarrolló en el octavo día de Dashain, el festival más importante del país del Himalaya. Éste combina elementos de las tradiciones hindú y budista. La Kumari, que en sánscrito significa “princesa” es elegida entre los Newar, una comunidad que vive en el valle de Katmandú. Los criterios de selección son muy acotados. Las costumbres marcan que la pequeña, ante la vista de un búfalo sacrificado, no debe llorar. Otros atributos físicos deben ser: un cuerpo inmaculado, un tórax de león y piernas como de ciervo.

La tradición de la “diosa viviente” ha sobrevivido a la caída de la monarquía absoluta hindú. En el año 2008, la Corte Suprema ha establecido que las diosas tienen derecho a recibir instrucción durante el período en que quedan confinadas en el palacio-templo, donde pueden rendir los exámenes. Muchas ex Kumari han lamentado las dificultades que han tenido para reintegrase en la sociedad tras ser apartadas del trono. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Advertencia de los cristianos: tenemos pocos candidatos en las elecciones de julio
27/04/2018 11:33
El Ganges es un “ser viviente”. Raghuvanshi: Decisión histórica, que disipa la cortina de humo de los nacionalista hindúes
22/03/2017 15:25
El valle de Katmandú es “zona de crisis”. En riesgo los derechos civiles de la población.
15/06/2015
El terremoto obligó a la "diosa viviente" de Nepal a salir y caminar en la calle
21/07/2015
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015