23/06/2018, 11.02
TURQUIA
Enviar a un amigo

Turquía vota: Erdogan quiere blindar el poder, la oposición promete batalla

Para mañana están programadas las elecciones generales para renovar los escaños parlamentarios y la elección del próximo presidente. Economía, guerra en Siria y cuestión kurda son los temas calientes entre los electores. Los analistas y expertos hablan del “voto más importante” de la historia moderna del país. Erdogan apunta al nacionalismo. Las oposiciones tratan de unirse para frenar el domino del “sultán”.

Estambul (AsiaNews) - Economía estancada, a despecho de las proclamas del gobierno, que acusan a las agencias de rating internacionales que mistifican la situación del país; la cuestión kurda, con el ejército que ha reforzado en las últimas semanas la represión contra las milicias del PKK (Partido kurdo de los trabajadores considerado ilegal por Ankara) y los líderes políticos locales; guerra en Siria, con la anexa cuestión de los refugiados y el apoyo a ciertos grupos armados que son parte de la oposición a Assad. Estos son los temas principales que condicionarán el voto programado para mañana, 25 de junio en Turquía para las elecciones políticas generales que ven como favoritos al presidente saliente y al partido de su gobierno.

El voto representa un pasaje clave para el futuro de la nación y de la entera región medio-oriental, después de las vueltas electorales en Líbano e Irak; este es también el primero desde la reforma constitucional en clave presidencial deseada por el jefe de Estado, Recep Tayyip Erdogan, a continuación de un controvertido referéndum y de su resultado impugnado. La reforma prevé, entre otras cosas, la abolición del cargo de Premier, cuyos poderes pasan directamente al futuro presidente.

Los ciudadanos turcos están llamados a las urnas para las elecciones generales. Las cuales estaban previstas en un primer momento, para el 3 de noviembre de 2019,  luego anticipadas como anunciado y dado a conocer por una nota presidencial, para el 18 de abril pasado. En el contexto del voto será elegido el nuevo jefe de Estado, con un sistema de doble turno; en el caso de balotaje, se volverá a las urnas el domingo 8 de julio, para elegir entre los 2 candidatos que hayan conquistado el mayor número de votos. Mientras tanto, serán elegidos los 600 nuevos diputados (50 más respecto al pasado), que compondrán la Gran Asamblea nacional.

La cita electoral reviste una importancia estratégica, tanto es que, algunos analistas, hablan del voto más importante de la historia moderna del país. El futuro presidente podrá beneficiar de poderes ejecutivos- entre los cuales los decretos por mandato judicial, nombramiento del gobierno, de los vice-presidentes y de los más altos jueces del país- algo que jamás había sucedido antes, que un jefe de Estado tuviese tales poderes. Él permanecerá en el cargo hasta el 2023, cuando se celebrará el centenario de la fundación de la República sobre las cenizas del imperio Otomano.

El principal favorito es el líder saliente, Erdogan de 64 años, jefe del Partido para la justicia y el desarrollo (AKP), también gracias a la monopolización de los medios del país: según un observatorio independiente, el actual presidente apareció en la TV del Estado por 68 horas consecutivas; los dos rivales, Muharrem Ince del partido Republicano (CHP) y Meral Aksener, de sobrenombre “la loba” del partido nacionalista IYi, ambos parecieron 7 horas y 13 minutos cada uno. Así se entiende el por qué los opositores, entre los cuales está también el jefe del partido kurdo Selahattin Demirtas, del Partido democrático de los pueblos (HDP), encarcelado porque está sospechado de estar involucrado en el fallido golpe de julio de 2016, utiliza las redes sociales y la red para hacer sentir su propia voz.

Analistas y expertos prevén la victoria de Erdogan y del AKP, pero no será un plebiscito y no se excluyen-como ya lo hizo notar el mismo presidente en estos días- alianzas electorales después del voto. El objetivo del “sultán” son los 300 escaños, si no: “veremos el domingo por la noche”, cuáles serán los pasos que habrá que tomar para formar un  nuevo ejecutivo. Según algunos, el mismo líder saliente deberá recurrir al balotaje para así poder renovar el mandato presidencial, excluyendo una victoria ya en el primer turno. En todo caso, prevalece un clima de incertidumbre y también hasta los más atentos observadores demuestran extrema cautela en anticipar resultados y escenarios futuros.

En estos días, Erdogan relanzó la propaganda nacionalista y aseguró futuros sucesos en clave económica y diplomática para Turquía bajo su dirigencia. Sin embargo, la unión de las fuerzas de laicos, radicales islámicos, nacionalistas y kurdos en clave anti-sultán- una primicia en absoluto para el país- podría reservar sorpresas. En efecto, se nota el por qué en las últimas semanas, el presidente saliente reforzó las medidas de seguridad para controlar todo el país, aprobando de hecho un nueva ola de arrestos que llevó 326 personas a la cárcel, llevando a más de 50 mil en total, las personas encarceladas en los últimos 2 años. 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Elecciones en Turquía, triunfa el ‘sultán’ Erdogan. La oposición kurda entra al Parlamento
25/06/2018 15:26
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
La Constitución de Erdogan: una deriva totalitaria que preocupa a Europa y a la oposición turca
21/03/2017 15:17
Diyabakir, el homicidio del abogado activista Tahir Elci alimenta el enfrentamientos entre turcos y kurdos
30/11/2015
Elecciones anticipadas para Erdogan: reforzar el poder y ocultar la crisis económica
19/04/2018 11:17