19/11/2020, 14.52
BANGLADÉS
Enviar a un amigo

Una organización cristiana recibe el premio al desarrollo del país y la sociedad

de Sumon Corraya

Uttaran Juba Sangathan ha trabajado para unir a los jóvenes en el voluntariado, movilizar recursos, crear conciencia social, construir una sociedad justa y responsable, inculcar la habilidad para ver y el coraje para actuar en favor de la cooperación entre comunidades étnicas.

 

Moulvibazar (AsiaNews) - Uttaran Juba Sangathan, una organización juvenil cristiana, junto con otras 29 organizaciones juveniles, ganó el Joy Bangla Youth Award 2020 por su trabajo en favor del desarrollo del país y la sociedad.

El 17 de noviembre a la noche, Sajeeb Wazed Joy, hijo del primer ministro Sheikh Hasina y asesor de ICT, anunció los ganadores de un programa virtual organizado por Young Bangla, la plataforma juvenil del Centre for Research and Information (CRI) de la Liga Awami. Sajeeb es presidente de CRI. 

Pius Nanour, el presidente de Uttaran Juba Sangathan, es católico y proviene del Bormachora Tea Garden de la parroquia Sreemangal de Moulvibazar. Contó a AsiaNews que su organización juvenil trabaja para poner en contacto a los jóvenes en el voluntariado, movilizar recursos, crear conciencia social, construir una sociedad justa y responsable, inculcar la habilidad para ver y el coraje para actuar en favor de la cooperación entre las comunidades étnicas poco conocidas de los trabajadores del té y para ayudar a los ciudadanos de Bangladés a ser educados y competentes.

Pius Nanour explica que solo el 25% de los miembros de las comunidades étnicas de los tea garden son instruidos. Un trabajador del té recibe 102 BDT (aproximadamente 1 euro) por día. Esos ingresos insuficientes no les permiten educar a sus hijos. Entonces Pius fundó una organización juvenil en 2009 de estudiantes y no estudiantes. “Nuestra organización alienta y aconseja a los trabajadores del té para que se interesen por la educación de sus hijos. Les dijimos que hay maneras de que sigan recibiendo educación. Nosotros los ayudamos a encontrarlas para que puedan enviar a sus hijos a la escuela o la universidad".

“Buscamos la manera de que los estudiantes puedan obtener becas y subsidios. Hemos establecido conexiones para recibir donaciones y alrededor de 50 jóvenes ahora están estudiando en distintas universidades públicas”, cuenta Pius.

Pius informa que han construido una red con los órganos directivos de algunas universidades públicas para que los estudiantes de la comunidad del té puedan estudiar allí con la beca que cuentan. Además de ofrecer apoyo escolar a los estudiantes de la comunidad del té, los miembros de su organización realizan trabajos de voluntariado. Por ejemplo, ellos mismos construyeron una carretera. "Les pedimos muchas veces a las autoridades del gobierno local, Union Parishad, que construyeran una carretera, pero no obtuvimos ningún resultado. Entonces empezamos nosotros una carretera de conexión y finalmente las autoridades del gobierno local nos ayudaron a construirla".

Cuando comenzó la emergencia sanitaria, la organización juvenil realizó una campaña de sensibilización distribuyendo folletos (en la foto) para alertar sobre el Covid-19. También ha organizado una escuela de idiomas en un grupo étnico, para conservar su lengua para las generaciones futuras. “El premio de Joy Bangla Youth Award nos alienta para seguir trabajando por el desarrollo de nuestra sociedad”, dice Pius.

Simon Karkata, estudiante universitario y miembro de Uttaran Juba Sangathan, cuenta a AsiaNews que sin la ayuda de esta organización no podría obtener su título. “Perdí a mi padre cuando estaba en la escuela media. Mi trabajo en el tea garden no me permitía pagar la universidad, pero Uttaran Juba Sangathan me mostró de qué manera podía hacerlo. Obtuve una beca y pude acceder a la Universidad Rajshahi".

Al igual que Simon Karkata, cientos de jóvenes étnicos de la comunidad del tea garden ahora están haciendo realidad su sueño de superar la pobreza de su familia que gana muy poco dinero. Algunos jóvenes ya lo han logrado y están haciendo su aporte a la sociedad y a la nación.

Uttaran Juba Sangathan ha trabajado en 20 aldeas creando redes entre todas las personas de fe. En las plantaciones de té de Bangladesh trabajan más de 300.000 empleados. El 75% de ellos son mujeres. Muchos son descendientes de trabajadores étnicos que los británicos trajeron de la India. Aproximadamente 10.000 trabajadores son cristianos, pero la mayoría de ellos son hindúes. Sajeeb Wazed Joy describió el trabajo de las organizaciones ganadoras como "excepcional", porque están haciendo lo posible para servir a la gente común de una manera estimulante. “He agradecido a las organizaciones juveniles por trabajar en favor de los niños pobres, las personas con discapacidades y otras personas marginadas”.

“Ellos (los ganadores) no son grandes organizaciones, a veces es solo un joven que trabaja en una aldea. Pero están ayudando a la gente con sus propias ideas en vez de lamentarse. Eso es lo que todos deberíamos hacer".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
En 2016, más de 40 millones de esclavos y 152 millones de niños empleados en trabajos forzados
19/09/2017 14:20
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Daca, nace la organización ‘Harmony Bangladesh’ para promover ideales laicos
09/07/2018 15:25
Daca, sin trabajo el 70% de los emigrantes que volvieron por el Covid-19
13/08/2020 12:31