03/04/2020, 11.54
UZBEKISTÁN
Enviar a un amigo

Uzbekos, salvados del coronavirus gracias al ‘humo bendito’ del isryk

de Vladimir Rozanskij

En el país solo se registran 150 infectados. La gente atribuye el bajo número a las propiedades del isryk, la ruda siria, también conocida como hermala, que fuera usada como bebida sagrada en los ritos arianos (Veda) y zoroastrianos.  Sin embargo, el Ministerio de Salud afirma que “no existen pruebas científicas” de los efectos positivos de este humo. El “triángulo mongol”, del cual también forman parte Turkmenistán y Tayikistán, es una de las zonas menos golpeadas por la pandemia.

Taskent (AsiaNews) - Por las calles de la capital uzbeka, desde hace días se percibe un fuerte olor a quemado, y la difusión del aroma agrio obliga a cerrar puertas y ventanas, a pesar de las altas temperaturas. Las mujeres que trabajan en la oficina de la comuna advierten al periodista de Novaja Gazeta: “Mantenga la puerta cerrada, pero no por el humo: tenemos miedo de que entre el coronavirus”. El humo, por el contrario es “bendito”: se trata de la esencia de isryk, la ruda siria, también conocida como hermala, que desprecian hasta los animales salvajes, pero que es muy apreciada en este tiempo en todo el Asia Central. 

Los ramilletes de isryk, de color amarillo o verde claro, se queman junto con papel de desecho en latas usadas especialmente para ese fin. Allí se colocan las semillas amargas de la planta, que se venden a más no poder en todos los mercadillos del país. En las farmacias, la hierba se vende en forma de polvo, en presentaciones pequeñas, cuyo precio no pasa de un dólar.  En la etiqueta se lee que el isryk se usa para “prevenir las infecciones de las vías respiratorias, la gripe y los resfriados, y también contra los insectos domésticos”. Se recomienda “colocarla sobre una superficie o un disco aislante, y quemarla”. En cada mostrador de las tiendas, se han ubicado a ambos lados coladores metálicos, desde donde humea la hierba milagrosa continuamente, fumigando el lugar.

Cabe destacar que esta hierba tiene un efecto levemente alucinógeno. También conocida como somi o khaomi, el isryk era utilizado en dosis máximas para la preparación de bebidas “sagradas” de los antiguos arianos, según los Vedas hindúes y el Avesta zoroastriano. También era utilizado por los sufíes del Asia Central, como un “incienso místico” para alcanzar el éxtasis. Fue precisamente un sabio musulmán, el famoso Avicena (Abu Alì ibn Sina, nativo de la ciudad uzbeka de Bujará) - muy citado por Santo Tomás de Aquino - quien escribió en su “Canon de la Medicina, el Libro de la Curación”, que el isryk es el mejor medio para curar los cuadros inflamatorios de las vías respiratorias, además de poseer propiedades diuréticas y analgésicas. 

El Ministerio de Salud uzbeko difundió un comunicado a principios del mes de marzo, afirmando que “no existen pruebas científicas de que el isryk tenga un efecto contra el coronavirus”. Sin embargo, la nota no ha quebrado la confianza de los ciudadanos en la hierba medicinal.  Sobre todo, porque en el país se registran todavía pocos contagios (50 casos sobre una población de 2,5 millones en la capital, Taskent), y porque éste formaría parte del llamado “triángulo mongol”, refractario a la epidemia. La explicación del hecho radicaría en el aire particularmente seco y puro, y en el uso de esta hierba, isryk/hermala, cuyo uso también es ampliamente recomendado en Turkmenistán y Tayikistán, otros dos países del “triangulo”. 

Cabe considerar que los primeros casos de infección se han registrado en los últimos días, después del 30 de marzo. A nivel nacional, el total de infectados ascendería a 150, con algunos decesos, pero aún no hay información oficial al respecto. El gobierno ha anunciado medidas de cuarentena, a las cuales incluso se ha sometido voluntariamente el más famoso multimillonario del país,  Alisher Usmanov, gran admirador de Putin y financiador de Tesla, de Elon Musk. El presidente uzbeko Shavkat Mirziyoyev ha tratado de aportar tranquilidad a los ciudadanos, afirmando que “si nuestro pueblo permanece unido y sigue las indicaciones, derrotaremos esta enfermedad de manera veloz”, aún cuando esto implique quemar algunos arbustos de isryk de más. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ashgabat, Berdimuhamedov es presidente por tercera vez. Permanecen la pobreza y la represión
13/02/2017 21:19
Tempestad de sal sobre la región: ‘La venganza de la naturaleza’
30/05/2018 10:27
La pandemia también se difunde en Tayikistán
07/05/2020 11:53
Moscú dialoga con los talibanes sobre el control de las vías del opio y del comercio en Asia central
18/06/2019 15:49
El futuro de Asia Central: muchas oportunidades, aunque se requiere cooperación
06/04/2017 18:17